CARGANDO

Tipo de búsqueda

Biodiversidad Contaminación

Miles de especies de peces de agua dulce van rumbo a la extinción

Datos recabados por 16 organizaciones mundiales de conservación de la naturaleza dan cuenta de una realidad que representa una gran amenaza para la vida acuática y humana: los peces de agua dulce van rumbo a la extinción. El declive de sus poblaciones, importantes indicadores de la salud de los ríos, lagos y humedales y principal fuente de proteína, empleo y subsistencia de millones de personas en el mundo, altera el equilibrio biológico de los ecosistemas y es capaz de acarrear graves consecuencias para la salud y bienestar de la sociedad.

peces de agua dulce rumbo a la extinción

“Los peces de agua dulce representan el 51% de todas las especies de peces y un cuarto de todos los vertebrados de la Tierra. Pese a su importancia, han sido ignorados por décadas”. Así reza un reciente informe divulgado por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), el cual lleva por nombre “Peces olvidados en el mundo”.

Según este documento, el papel ecológico de estos animales está siendo infravalorado por el hombre, cuya ambición no conoce de límites ni fronteras. Él en su afán de obtener más y más dinero es capaz de incurrir en todo tipo de actividades destructivas y peligrosas, tanto para los ecosistemas acuáticos, como para él.

La construcción de presas hidroeléctricas, la contaminación y la sobrepesca son tan solo algunos de sus delitos contra la vida acuática de los ríos, lagos y humedales, entornos naturales que aunque representan tan solo 1% de la superficie terrestre, albergan una valiosísima fauna, conformada por mamíferos, reptiles, anfibios y peces. Los últimos nos ocupan en esta oportunidad. Ellos están atravesando una difícil situación. Están desapareciendo progresivamente.

 “En ninguna parte, la crisis mundial de la naturaleza es más grave que en nuestros ríos, lagos y humedales. Y el indicador más claro del daño que estamos haciendo es la rápida disminución de las poblaciones de peces de agua dulce. Son la versión acuática del canario en la mina de carbón, y debe servirnos de advertencia”.

Stuart Orr, líder global de Agua Dulce de WWF

Un entorno natural asfixiado lleva a los peces de agua dulce rumbo a la extinción

La situación actual de vida acuática es un reflejo de la crisis medioambiental que sufren sus hábitats.

Las fuentes de agua dulce de todo el mundo están siendo obstruidas por inmensas y numerosas presas, sobreexplotadas por extracciones para el riego y consumo humano, y enturbiadas por una gravísima contaminación química procedente de vertidos agropecuarios, industriales y domésticos. En consecuencia, la fauna está sometida a una aguerrida competencia con la actividad humana que define el desarrollo de sus ciclos vitales y por ende, su futuro.

“Los hábitats de agua dulce son algunos de los más vibrantes de la Tierra, pero su situación es catastrófica. La vida acuática está luchando por sobrevivir, y apenas puede prosperar ya en las contaminadas aguas de la mayoría de países”.

Dave Tickner, asesor principal de WWF sobre agua dulce.

Ese estrangulamiento de los cursos de agua ha llevado a la extinción a unas 80 especies de peces de agua dulce desde el año 1970. Según el informe del WWF, el número de peces dulceacuícolas migratorios en todo el planeta se ha reducido en 76% y el de la megafuana de ríos y lagos (esturiones, bagres gigantes, mantarrayas, salamandras, etc.) en 94%.

Según la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), tan solo en el 2020 se extinguieron 16 especies, entre ellas el pez espátula del Yangtsé (Psephurus gladius), víctima de la sobrepesca y la construcción de embalses, y de las 18.075 especies que aún existen, al menos una de cada tres (10.336) está rumbo a la extinción. La anguila europea y el esturión de Alabama, especie protegida desde el año 2000, figuran entre las más amenazadas.

peces de agua dulce son amenzados por la contaminación y la degradación ambiental

Esa reducción de la biodiversidad de agua dulce está siendo más rápida y drástica que la de la fauna marina y terrestre, porque además es incentivada por la extracción de arena, la introducción de especies invasoras no autóctonas y los impactos del cambio climático, pero también por el tráfico de fauna silvestre, la pesca recreativa y la venta de peces ornamentales o de acuario, actividades que directa o indirectamente impulsan el comercio mundial.

Los peces de agua dulce proveen bienestar y prosperidad

La diversidad de peces es fundamental para la seguridad alimentaria y el sustento económico de cientos de millones de personas en el mundo, en especial en Asia, África y América del Sur. Como dice Stuart Orr, líder global de Agua Dulce de WWF, “es hora de que recordemos eso”.

“A pesar de su importancia para las comunidades locales y los pueblos indígenas de todo el mundo, los peces de agua dulce se olvidan invariablemente y no se tienen en cuenta en las decisiones de desarrollo sobre represas hidroeléctricas o uso del agua o construcción en llanuras aluviales. Los peces de agua dulce son importantes para la salud de las personas y los ecosistemas de agua dulce de los que dependen todas las personas y toda la vida en la Tierra”.

Stuart Orr, líder global de Agua Dulce de WWF.

Pese a ello, los sistemas de agua dulce siguen sin recibir la adecuada atención y financiación de los gobiernos para su conservación y la preservación de la fauna que en ellos habitan. Y sabemos por qué. Al poder político y las élites económicas poco les importa el futuro de la biodiversidad, solo el futuro de sus cuentas bancarias.

“Tenemos que preguntarnos por qué los líderes mundiales olvidan repetidamente los peces de agua dulce cuando son tan importantes, tanto en términos de biodiversidad como de recurso vital para tantas personas”.

Will Darwall, experto en biodiversidad del UCIN

Hay esperanzas y soluciones a la vista

Este año, que inicia la década de la restauración de los ecosistemas, es una excelente oportunidad para fortalecer las medidas de protección ambiental y devolverle a los ríos y lagos del mundo la libre y natural circulación del agua, limpia por supuesto, y la posibilidad de revertir el colapso del declive de las criaturas dulceacuícolas.

Para Stuart Orr, “lo que necesitamos ahora es reconocer el valor de los peces de agua dulce y la pesca, y que los gobiernos se comprometan con la implementación de nuevos objetivos y soluciones, así como priorizar qué ecosistemas de agua dulce necesitan protección y restauración. También necesitamos ver asociaciones e innovación a través de acciones colectivas que involucren a gobiernos, empresas, inversionistas, sociedad civil y comunidades”.

No hay duda. Es estrictamente necesario evaluar y priorizar estrategias orientadas a proteger los hábitats de agua dulce, remover presas existentes y evitar las planificadas, frenar la pesca abusiva, prohibir el uso de pesticidas, controlar las especies invasoras, regular la extracción indiscriminada de agua y salvaguardar la conectividad de los ríos.

No obstante, uno de los problemas a los que nos enfrentamos por estos días es que, como dice John Zablocki, asesor de conservación de ríos de The Nature Conservancy, “hay pocos ejemplos de ríos que estén protegidos de maneras duraderas”. Entonces, es aquí donde la sociedad civil debe intervenir de manera activa. Si no se ven compromisos reales por parte de las instituciones, las comunidades afectadas, los científicos, los defensores medioambientales, todos, deben sumar sus voces para exigir políticas de protección eficaces, sostenibles y permanentes.

En Colombia, Ecuador, Bangladés y Nueva Zelanda, ese tipo de acciones han surtido efecto y algunos cuerpos acuíferos gozan de derechos legales que los consideran entidades vivas y por tanto, merecen respeto.

los peces de agua dulce son la principal fuente de proteína par millones de personas

Los peces de agua dulce van rumbo a la extinción. Esa es la cruda realidad, pero esta puede revertirse si, y solo si, se emprenden las correctas y necesarias medidas de vigilancia y protección de la biodiversidad.

Etiquetas: