CARGANDO

Tipo de búsqueda

Contaminación Medio ambiente

Economía circular, qué es y cómo funciona

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

Hacer uso eficiente de los recursos y reducir al máximo la emisión de carbono es fundamental para luchar contra el cambio climático. Lograrlo es un desafío, pero gracias a la estrategia del cierre del ciclo de la vida de los productos, residuos, materiales y energía, es posible. Esto es parte de lo que plantea la llamada economía circular, esa que se presenta como una alterativa al modelo económico lineal basado en la extracción de materiales para la fabricación de productos que una vez usados son tirados; un modelo que está dilapidando el capital natural de la Tierra. Te contamos acerca de los principios en los que se basa esta alternativa y cuáles son sus beneficios, para la sociedad y el medioambiente.

economía circular

Producir, usar y tirar nunca ha sido una buena estrategia, al menos no para el planeta. Ese modelo de producción, distribución y consumo ciertamente ha elevado la disponibilidad de productos y servicios en el mercado, pero ha supuesto grandes riesgos para la vida (animal, vegetal y humana). No es un secreto que la destrucción de la capa de ozono, la extinción de animales, y la proliferación de virus y bacterias son tan solo algunas de las consecuencias que el actual sistema económico viene originando y acelerando desde inicios de la Revolución Industrial. Está llevando al planeta y a sus habitantes al precipicio y eso muestra que no es el camino hacia un futuro sostenible. De manera que la solución para preservar la vida es entender el ciclo de vida de la naturaleza y aplicarlo en los procesos productivos. Eso es lo que hace la economía circular.

¿En qué consiste la economía circular?

Según Adriana Zacarías, la coordinadora regional de Eficiencia de Recursos para América Latina y el Caribe de ONU Medio Ambiente, la economía circular se trata de “inspirarnos en la naturaleza en donde no existe el concepto de desperdicio. Todo lo que la naturaleza genera es un insumo o alimento para otro organismo. Pensemos en el bosque, las hojas de un árbol se convierten en abono para la tierra; un animal muerto, llega otro y lo come. Todo es un flujo cerrado en lo que todo fluye”. 

En tal sentido, la economía circular se basa en la idea de la retroalimentación propia de los ciclos naturales, y tiene como objetivo el eficiente aprovechamiento de los productos, materiales y recursos, la reducción de los desperdicios y la disminución de la huella ecológica. Además, lleva implícita:

Principios de la economía circular

El modelo de ciclo cerrado invita a la implementación de una economía justa, social, colaborativa, eficiente y sostenible. Por eso, va más allá de las famosas 3Rs y se apoya en las 7Rs de la sostenibilidad.

Los desechos entran de nuevo al ciclo productivo como materias primas. Los biodegradables (como los alimentos o la madera) vuelven a la naturaleza (como abono o compostaje), y los que no pueden volver al medio ambiente (como el plástico o los metales), se reutilizan.

La producción de bienes y productos debe basarse en la eco-concepción, en evitar la introducción de sustancias nocivas en su fabricación, facilitar el desmontaje de sus materiales y la reparabilidad de los bienes producidos; y prolongar su vida útil. Su creación debe tomar en cuenta cuáles serían los posibles efectos medioambientales que ocasionarían a lo largo de su ciclo de vida y en base a ello, su diseño debe permitir su reutilización o reciclaje.

Hay que darle una segunda oportunidad a los productos dañados o sus componentes fundamentales. Invita a arreglar en vez de desechar y comprar de nuevo.

El agua y el viento son capaces de proporcionar energía limpia, de bajo impacto ambiental. Son ideales para sustituir el uso de combustibles fósiles altamente generadores de dióxido de carbono y otros gases contaminantes.

principios de la economía circular
La economía circular pretende minimizar el uso de recursos naturales y energía

A los productos que ya cumplieron su función inicial se les puede dar un nuevo uso. Se pueden reutilizar para el propósito con el que fueron creados o volver a usar partes de ellos para la creación de nuevos productos.

La idea es utilizar los desechos, aprovechar sus materiales al máximo.

Importancia del reciclaje
¿Por qué es importante reciclar?

Para saber más, haz click sobre la imagen

La economía circular privilegia el uso y no la posesión de bienes. Aboga por darle la máxima utilidad a los productos.

Se trata de aprovechar energéticamente aquellos residuos que ya no pueden ser reciclados.

¿Cuáles son sus beneficios?

La puesta en práctica de esos principios genera una serie de beneficios, no solo para la sociedad sino también para el medioambiente.

  • Controla la producción y gestión de los recursos. Aumenta su productividad. Algo imprescindible en estos tiempos cuando la población mundial demanda al año más recursos de los que la Tierra es capaz de producir, para construir viviendas, para el transporte o la alimentación.
qué es biocapacidad
La biocapacidad del planeta está en riesgo

Para saber más, haz click sobre la imagen

  • Ayuda a reducir la emisión de gases de efecto invernadero. Disminuir la extracción de materias primas y el consumo de combustibles fósiles minimiza los niveles de contaminación ambiental que se produce en cada etapa de la vida de un producto: producción, transformación, distribución y transporte, consumo y eliminación.
beneficios de la economía circular
  • Ofrece la posibilidad de contar con productos más duraderos, innovadores y de calidad
  • Reduce la producción de residuos.
  • Contribuye a la seguridad del suministro de materias primas. Mantener el flujo constante de recursos, reduce la competencia por la explotación y demanda de ellos, y la dependencia de las importaciones.
  • Favorece el consumo responsable y sostenible.
que es el consumo ético
¿Qué es el consumo ético?

Para saber más, haz click sobre la imagen

  • Es generadora de nuevas áreas de trabajo y, por tanto, de nuevos empleos, por ejemplo en la producción de abonos o de alimentos.
  • El diseño ecológico y la reutilización de residuos pueden significar un ahorro para las empresas. Con ello, pueden reducir costos de producción de nueva materia prima y, en consecuencia, los precios de venta. Reutilizar es más rentable que producir desde cero.
Según datos de la Fundación Ellen MacArthur y de la propia Comisión Europea, las empresas de la Unión Europea (UE) podrían ahorrarse cada año hasta 600.000 millones de euros si realizan la transición a un modelo de economía circular

Algunos ejemplos saltan a la vista

El planeta nos está exigiendo redefinir la economía, cambiar los hábitos de producción y consumo, pero eso implica tomar en cuenta el valor social y ambiental de los productos, bienes y servicios que adquirimos. 

  • Ellen MacArthur promueve la economía circular a través de una fundación que lleva su nombre. Fue creada en el año 2010 y ha firmado acuerdos con grandes multinacionales con el fin de maximizar el valor de los materiales utilizados, entre ellas Google, Danone, Nike y Philips.
  • En el 2016, el gobierno de Finlandia lanzó su estrategia hacia la economía circular llamada: Leading the cycle – Finnish road map to a circular economy 2016-2025”.
  • Ciudades como Londres, Vancouver, Helsinki y Río de Janeiro trabajan en la elaboración de estrategias orientadas a cerrar el ciclo de los recursos y materiales. 
  • En el 2015, La Comisión Europea adoptó un Paquete de Economía Circular, que incluyó una serie de propuestas legislativas orientadas a la promoción del reciclaje y la reutilización.
  • Banyan Nation, se posicionó como la primera empresa de reciclaje de plásticos en la India. Se encarga de ayudar a las ciudades a hacer que la gestión de residuos sea más efectiva y económica y trabaja con otras empresas en la inclusión de plásticos reciclados en sus productos y empaques.
  • El Centro para la Investigación Interactiva sobre Sostenibilidad de la Universidad de Columbia Británica es ejemplo de diseño ecológico y regenerativo. El edificio que le sirve de sede está construido en su mayoría con madera de pino desechada, cuenta con cisterna subterránea que se alimenta con el agua de lluvia y con una  cubierta vegetal, denominada “pared viva”, que además alberga especies de pájaros, insectos y otros animales. Su demanda energética la satisfacen los paneles fotovoltaicos que ocupan su fachada. 
  • La permacultura se puede decir que también es un ejemplo de la economía circular, pues los elementos que utiliza y los procesos que pone en práctica buscan hacer un sistema vital cerrado.
  •  Las ventas de garaje, la reparación de teléfonos o el alquiler de vehículos también pueden incluirse en esta lista.

Si cada vez más personas se suman a la economía circular, podemos estar cerca de la salida a las crisis energéticas, avanzar en la descarbonización de las economías y regenerar los sistemas naturales.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: