CARGANDO

Tipo de búsqueda

Ecología

Las 3Rs ¿Sabes cuáles son?

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

Un planeta mejor es posible si aplicamos las 3Rs. Descubre el significado e importancia de cada R en este artículo.

3rs

La evolución de la sociedad por años ha ido de la mano con la generación de residuos. Los sistemas de producción y consumo han disparado de forma alarmante la cantidad de desechos que en su mayoría son de difícil degradación y que se han convertido en una amenaza para nuestro entorno y por qué no decirlo, para nuestra salud. Tenemos miles de lugares repletos de basura. Playas enteras están inundadas de envases, neumáticos y bolsas. Los nidos de las aves cada vez tienen más plástico. Los ríos se han convertido en pozos de residuos químicos.

Esto ha centrado la preocupación de numerosos ambientalistas, no solo por estos días. En el año 2004 Japón propuso la llamada regla de las 3R durante la cumbre del G8 con la firme intención de promover la idea de que proteger y conservar nuestro medio ambiente es posible gracias a la aplicación de 3 pasos básicos: Reducir, Reutilizar y Reciclar. Los tres implican cambiar nuestros hábitos, tanto de producción como de consumo; hacerlos más responsables y sostenibles.

Lo que se busca con ellos es optimizar el uso de los recursos disponibles y disminuir la huella de carbono.

  • Reducir

El primer paso consiste en minimizar los residuos, y para ello, es esencial aprender a ser productores y consumidores responsables de productos, de la energía, de los recursos naturales. Debemos hacer más con menos. Y no se trata solo de comprar menos sino consumir mejor. ¿Cómo? Planteándonos simples preguntas podemos marcar la diferencia:

  • ¿Cuántos de los productos que compramos utilizas realmente?
  • ¿Cuántos son estrictamente necesarios?
  • ¿Hay un producto similar al que buscamos que tenga menos envoltorios o que se haya fabricado en una zona cercana?
reducir r1
Compra y consume solo lo necesario

Es importante que a la hora de comprar apostemos por lo local, por los productos elaborados en nuestras zonas, con ello ayudaremos a reducir el gasto energético del transporte e incluso los precios de embalaje.

No malgastemos el agua. Consumamos solo lo necesario. Cerremos el grifo. Apaguemos las luces o desconectemos los dispositivos que no estemos usando.

Ponerlo en práctica es una excelente opción para evitar que se agoten nuestros recursos naturales y disminuir las emisiones de CO2.

  • Reutilizar

El “usar y tirar” se ha arraigado en la conciencia de muchos, lamentablemente, pues el ritmo de vida que llevamos actualmente nos hace apostar por la inmediatez, la practicidad y la comodidad, que se traducen en el terrible “consumismo”. Pero es hora de cambiar esa mala costumbre. Hay cientos de objetos y productos que no necesariamente tenemos que sustituirlos por otros nuevos, hay muchos a los que podemos darles una segunda vida. Reparar o reutilizar es la clave.

las tres r
Dale una nueva vida a las cosas que ya no usas

¿Has pensado cuántas cosas puedes hacer con aquel montón de cajas que tienes apiladas en el armario? Dale rienda suelta a tu imaginación y verás cuán útiles pueden ser, una vez más.

Esa lámpara que dejó de funcionar, repárala. Puede seguir cumpliendo su función original o puedes pensar en otras opciones para ella.

Si verdaderamente no necesitas esos jeans, esos libros o sillas, es probable que otras personas sí. Donar también es una buena opción.

qué es la obsolescencia programada
¿Qué es la obsolescencia programada?

Para conocerlo, haz click sobre la imagen

Es mejor llevar el carrito al mercado, o el bolso de tela que usar una bolsa de plástico cada vez que vayas a comprar. Será más cómodo el traslado y contribuirás a disminuir la contaminación generada por los procesos de producción y distribución de este material tan contaminante.

Reutilizar es una forma de disminuir la generación de desechos y, por ende, el impacto que ellos ocasionan a nuestro medio ambiente.

  • Reciclar

La última y no menos importante: reciclar.

Una gestión adecuada de residuos es esencial para disminuir los procesos y agentes contaminantes que se generan durante la fabricación de nuevos productos.

Al reciclar reducimos el consumo de nuevas materias primas justamente porque al procesar los desechos, estos pueden convertirse nuevamente en materia prima para hacer el mismo producto o uno nuevo. Por ejemplo, si reciclamos vidrio no usaremos arena o piedra calcárea de nuevo, que son el punto de partida para su elaboración.

Algunos desechos pueden ser reciclados en su totalidad, por ejemplo, cajas, bolsas, botellas; y de otros solo se puede aprovechar uno de sus componentes o una de sus partes.

redudir-reutilizar-reciclar
Separa adecuadamente los desechos para facilitar los procesos de reciclaje

El asunto es que podemos reciclar papel, cartón, vidrio, metales, aluminio, madera y plásticos. Lo importantes es clasificarlos de manera adecuada y ponerlos por separado. En los últimos años se han dispuesto muchísimos contenedores en gran cantidad de lugares. Es común verlos en parques y establecimientos. Cada material tiene un contenedor esperando por él.

El contenedor verde es para colocar los vidrios. El azul es para el papel y cartón. En el amarillo se deben depositar las latas de aluminio y los envases de plástico. El color naranja está asignado para el reciclaje de residuos orgánicos, mientras que el rojo es para los desechos que pueden ser potencialmente peligrosos, como aerosoles, pilas, pinturas, etc. Si se trata de desechos con restos de residuos orgánicos, el contenedor que se debe usar es el marrón. El gris es para aquellos residuos que no entran en ninguno de los contenedores anteriores.

La comida también se puede reciclar. Sí. Se puede usar como compost o abono. Pero es importante que seamos conscientes de que no todo es reciclable, por eso las dos primeras erres (reducir y reutilizar) son fundamentales cuando de cuidar a nuestro planeta se trata. De hecho, algunos consideran que el mejor desecho es el que no se genera.

Estas 3Rs, Reducir, Reutilizar y Reciclar también son aplicables en el ámbito empresarial. De hecho, es necesario que así sea pues en justamente en él donde se generan los mayores niveles de contaminación.

¿Te parece si aplicamos 2R más? Reflexionar y Reorganizar de manera consciente nuestros hábitos puede ayudarnos a que nuestro planeta sea un lugar más limpio y sostenible.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: