CARGANDO

Tipo de búsqueda

Ecología Medio ambiente

Ecosofía, la revolución del pensamiento ecológico

Para cuidar la Tierra hay que aprender a escucharla, valorarla y conectar con ella. Esto implica profundizar en los problemas ecológicos, buscar la raíz cultural e ideológica de las alteraciones ambientales y abrir nuevas vías del saber para la reconstrucción y reapropiación de la naturaleza. De aquí se desprende que los seres vivos necesitan interrelacionarse. Esto es parte de la esencia de la ecosofía, un saber transdisciplinario e integrador cuyo propósito es salvar al ser humano y por supuesto al mundo, desde la sabiduría, la ética y la espiritualidad.

qué es la ecosofía

¿Qué es la ecosofía?

Ecosofía es un neologismo que se le atribuye a Arne Næss, un filósofo y escalador noruego que lideró el movimiento “Ecología profunda” cuya base era el rechazo al concepto superficial del ambientalismo y la ecología, centradas en el antropocentrismo e intereses egoístas.

Él acuñó este término entendiendo que en el planeta Tierra todo está conectado y se dedicó a enseñarlo como un concepto que se alimenta de la ecología (qué debe hacer el hombre para conservar y cuidar la Tierra) y la filosofía (estudio la conciencia humana), de sus teorías, postulados y valores éticos.

Entonces, la ecosofía es la suma de lo ético con lo racional para formar hábitos respetuosos con el medioambiente.

De esto es fácil deducir que mientras los ecólogos abogan por el consumo ético y responsable y el reciclaje como principales armas para evitar el calentamiento global, quienes promueven la ecosofía tienen como máxima cultivar la sabiduría y espiritualidad para vivir en armonía con la naturaleza, defienden el respeto por la diversidad y rechazan la dominación y la expoliación de la naturaleza, y por supuesto, la contaminación ambiental.

Los 4 campos de la ecosofía

  • El campo científico: Se basa en lo cognitivo, en el conocimiento que nos lleva a una comprensión profunda del sentido de la vida.
  • El campo emocional: identifica, confronta y transforma los sentimientos para provocar cambios en el estilo de vida.
  • El campo práctico: Incentiva el desarrollo de hábitos, vínculos y valores fuertes y armónicos con la naturaleza.
  • El campo espiritual: crea una visión menos antropocéntrica, oportunista y egoísta, más mística, natural y sagrada.

Fundamentos de la ecosofía

En la ecosofía participan lo divino, lo humano y lo cósmico. Se relacionan el conocimiento, el pensamiento y el comportamiento.

1. La Tierra es sabia

Para los ecosóficos, todos los fenómenos naturales ocurren en el lugar y momento preciso. Todo tiene su espacio y su tiempo y es esto lo que a su juicio debe servir de guía para crear nuestras rutinas diarias.

En base a ello, la ecosofía propone que adecuemos nuestros hábitos al curso natural de la luz, a despertarnos cuando sale el sol y dormir cuando se oculta por completo, y al ciclo de las estaciones climáticas, pues son quienes reflejan a la perfección los procesos de la vida humana, desde la niñez hasta la vejez.

2. La naturaleza es vida

La naturaleza es una célula viviente que está en todas la cosas, que es parte de un todo y reflejo de un todo.

Siendo así, no solo se consideran seres vivos el hombre y los animales, sino también la tierra, el agua, las plantas, los bosques, el mar y todas las criaturas que se alimentan de ellos.

3. El hombre es una extensión del gran cosmos natural

El hombre y la naturaleza son una misma cosa, son indivisibles. Se encuentran conectados entre sí y actúan en conjunto.

Los seres vivos vienen de la Tierra y son parte de ella.

Toda entidad natural es generadora de vida y proveedora de alimento y resguardo. Por tanto, el hombre se naturaliza y la naturaleza se humaniza. La relación entre ambos jamás termina.

4. La Madre Tierra es digna de respeto y adoración

Para la ecosofía, la biodiversidad es divina y sagrada por ser fuente de vida, alimento y cobijo. Entonces, el mar, la montaña, los árboles, los peces y demás entornos y especies naturales merecen veneración.

5. La naturaleza es sanadora

Los elementos naturales generan impactos sensoriales que sirven como terapias sanadoras para la mente, el espíritu y el cuerpo.

Por eso, los ecosóficos llaman a sentir y escuchar la naturaleza, a conectarse con la vibración, los sonidos, los colores y los aromas del reino natural. Ellos pueden ayudarnos a apaciguar temores, liberar estrés o aliviar dolencias.

fundamentos de la ecosofía

¿Cómo aplicar la ecosofía?

Lograr el despertar de la conciencia ecosófica exige reformar el pensamiento. Hay que acercarse a la naturaleza, afinar los sentidos, prestar atención a cada detalle, valorar todas las formas de vida y entender que todas nuestras acciones tienen efectos en todo cuanto nos rodea.

Para transitar el camino de la ecosofía, puedes empezar de esta manera:

  • Acude al entorno natural que prefieras: una playa, un parque, una montaña.
  • Usa tus sentidos para conocer y reconocer. Camina despacio, y si es posible, hazlo descalzo y en silencio. Mira fijamente todo lo que ese lugar tiene para ofrecerte: agua, tierra, animales. Con tus manos, siente el latido de los árboles y de la tierra. Sincroniza tu respiración con el ritmo del viento.
  • Recrea lo que viste y sentiste, puede ser a través de la pintura, la escritura o simplemente en una conversación.
  • Integra en tus espacios interiores elementos naturales.

Pensar, sentir, conocer, valorar, actuar y comunicar de forma coherente y respetuosa con la vida, en principio, puede ser muy complejo pero una vez eres consciente de la importancia y la necesidad de hacerlo, todo cobra sentido y gana valor.

ecosofía otra manera de comprender y vivir la relación hombre-mundo
“La ecosofía es otra manera de comprender y vivir la relación hombre-mundo” José Luis Meza Rueda.

Cada elemento de la naturaleza tiene una cualidad maravillosa, ya sea visible u oculta. Está en nosotros identificarla y vivir en armonía con ellas para acabar con la forma de vida insostenible que prima en estos días. La ecosofía es una vía no solo para proteger el medioambiente sino también para impulsar un cambio profundo en la sociedad global basado en el respeto y defensa de los principios universales; es una forma de preservar la vida y alejarnos de la violencia, el racismo, la corrupción y la miseria.

Etiquetas: