CARGANDO

Tipo de búsqueda

Contaminación Ecología Medio ambiente

Biocapacidad: una cualidad del planeta que está en riesgo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

Tanto el crecimiento poblacional como el sobreconsumo que caracteriza a la sociedad actual están alterando el balance ecológico de la Tierra. La humanidad está agotando cada vez con mayor velocidad los recursos naturales, haciendo que al planeta se le haga cuesta arriba regenerarlos. No estamos respetando su biocapacidad.

qué es biocapacidad

El paso del hombre por el planeta puede que sea silencioso, pero no invisible

Obtener recursos naturales de la Tierra es algo normal, lo que no es normal es la manera agresiva y descontrolada en la que se viene haciendo, una que genera tal cantidad de desechos que posiblemente el planeta no es capaz de absorber de manera natural.

Los datos de Global Footprint Network indican que necesitaríamos 1,7 Tierras para mantener la demanda actual de consumo de los seres humanos. Ese consumo basado en el uso de combustibles fósiles se ha traducido en la emisión de ingentes cantidades de dióxido de carbono a la atmósfera (más de la que los océanos y los bosques pueden capturar), en millones de toneladas de basura que hoy se alojan en los mares, e incluso en el espacio; y en la extinción de cientos de aves, peces, mamíferos, anfibios y reptiles.

Esto quiere decir que estamos poniendo en riesgo los ciclos ambientales, los servicios ecosistémicos de los que depende nuestra vida y nuestro bienestar, no solo en lo que respecta a la salud, sino también en lo económico, social, cultural y hasta político.

De ahí la necesidad de abordar el tema de la biocapacidad en nuestro portal.

¿Qué es la biocapacidad?

Los ecosistemas tienen una limitada capacidad biológica, tanto para producir y renovar los recursos naturales como para absorber los desechos generados por su consumo. Tal capacidad depende, entre otras cosas, de factores climáticos, de la disponibilidad del agua, la fertilidad del suelo y la gestión humana.

para qué sirve la biocapacidad

La biocapacidad nos habla entonces de la cantidad de recursos que la naturaleza nos pone a disposición, de la cantidad de agua y tierra productiva que ofrece a una persona, una población o cierta actividad para producir los recursos que consume y para asimilar sus residuos.

Siendo así, se ha considerado como un índice clave, junto a la huella ecológica, para evaluar la sostenibilidad ambiental de una región. Para calcularlo, se toman en cuenta las superficies dedicadas a:

  • Campos de cultivos
  • Tierras de pastoreo
  • Zonas de pesca
  • Tierras de bosques
  • Tierra urbanizada

Biocapacidad y huella ecológica

Ya hablamos de la biocapacidad, ahora vamos a definir la Huella Ecológica para comprender mejor la relación entre ambos conceptos.

La huella ecológica es un indicador biofísico que permite conocer el impacto de la actividad humana en el entorno que le rodea, es decir, cuántos recursos gasta el hombre para satisfacer sus necesidades.

“Una herramienta ecológica de contabilidad de recursos que mide cuánta naturaleza tenemos, cuánta utilizamos y quién utiliza qué”.

Global Footprint Network

Ahora volvamos al punto de inicio. El que estemos agotando constante y progresivamente los recursos de la Tierra con un sistema extractivo acelerado y ciclos naturales de reposición largos, da cuenta de que la huella ecológica está siendo superior a la capacidad limitada de regeneración de la biomasa.

En otras palabras, la creciente demanda está degradando el capital natural y sobrepasando la renovación de la biosfera, provocando un déficit ecológico que hace al mundo insostenible, que contribuye significativamente al cambio climático, que eleva los niveles de pobreza de extrema, que incentiva la hambruna, que provoca conflictos geopolíticos.

Esto es mucho más evidente en las grandes ciudades de países como Estados Unidos, China e India que presumen su industrialización como la joya de la corona cuando en realidad ese estilo de vida ha condenado a cientos de personas a vivir en pésimas condiciones ambientales.

deuda ecológica definición
Deuda Ecológica

Para saber más, haz click sobre la imagen

Sin embargo, ese déficit ecológico puede darse en cualquier rincón del mundo donde se emita a la atmósfera una cantidad que CO2 tan elevada que la biosfera no sea capaz de hacerle frente, o donde los servicios naturales de los ecosistemas se hayan degradado tanto que no puedan asimilar las emisiones de gases contaminantes derivados de la producción de cemento o de la ganadería intensiva. Esto por nombrar solo algunos casos, pero la lista de ejemplos crece sin parar.

Podemos ayudar a remediar la situación

Formas para mantener el balance entre la huella ecológica y la biocapacidad hay muchas: permacultura, bioconstrucción, agroecologíaremediación, forestería análoga, uso de energías renovables, etc.

biocapacidad y huella ecológica

Todas estas alternativas ecológicas están basadas en la utilización de materiales de bajo impacto ambiental, en la extracción de recursos mediante métodos amigables con el planeta, en la recuperación de espacios naturales degradados por la acción del hombre, en la restauración del planeta.

En fin, todas nos enseñan a no exigirle al planeta más de lo que sus ecosistemas no pueden reponer, nos llaman a poner fin al consumismo que carece de conciencia ambiental.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: