CARGANDO

Tipo de búsqueda

Contaminación Contaminación ganadera

La ganadería intensiva y el problema de las macrogranjas

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on vk
Share on reddit

Convertido en uno de los temas más polémicos de la actualidad, la ganadería intensiva y el problema de las macrogranjas, reflejan una nueva alternativa que ha logrado calarse en diferentes países del mundo como: Estados Unidos, Canadá, España y China; los cuales, debido a esta iniciativa han ganado seguidores, pero, también han sumado muchos detractores por considerar a esta práctica una explotación animal, así como, una amenaza para el ambiente y las poblaciones.

Macrogranjas
Las macrogranjas se han convertido en uno de los temas más polémicos de la actualidad

Pero, ¿qué es la ganadería intensiva y qué son las macrogranjas? ¿Cuáles son sus ventajas y desventajas? A continuación, te lo explicamos todo.

¿Qué es la ganadería intensiva?

Es conocida como aquella en donde las reses se encuentran muy cercadas, casi en hacinamiento y bajo condiciones creadas por el hombre de forma artificial, para brindarle la temperatura, humedad y luz que estas requieren, todo, con el fin de que aumenten su producción en el menor período de tiempo posible.

Normalmente, todo este procedimiento de crianza de animales se realiza en terrenos que son muy pequeños o poco extensos, donde se encuentran una gran cantidad de ganado. Para tener una idea, se dice que solo en una hectárea, pueden encontrarse de cuatro a cuarenta animales.

El alimento de los animales es modificado en la ganadería intensiva, para lograr una buena cría de todo el ganado, esto deja como resultado un producto enriquecido con sustancias químicas que permitirá el desarrollo más rápido de dichos animales, lo cual se traduce en ventas y ganancias más expeditas.

Este tipo de actividades ganaderas exigen de una gran inversión económica, ya que, requiere de la compra continua de alimentos, sustancias, tecnología, implementos, y, además, de buenas instalaciones para mantener a los diferentes tipos de animales.

La ganadería intensiva nace con la finalidad de darle respuesta a la alta demanda del mercado, razón por la cual, actualmente, especialistas en el área afirman que, esta es necesaria para satisfacer de manera sostenible y responsable la fuerte demanda de productos animales que exige el mercado.

Tipos de macrogranjas

Hoy en día, existen diversos tipos de macrogranjas que acogen a diferentes especies de animales, con el fin de, incrementar su producción de forma rápida. Entre estas destacan:

macrogranjas-tipos
Concentración de una gran cantidad de animales en un espacio pequeño
  • Las macrogranjas de cerdos: la propagación de las macrogranjas de cerdos, se ha convertido en una tendencia que, actualmente, genera grandes opiniones y debates; y es que, esta alternativa es considerada por algunos una amenaza, tanto para los animales que son usados y explotados, como para las poblaciones donde se encuentran.

Este tipo de macrogranja implica, la concentración de cerdos en espacios pequeños y cercados para su cría y reproducción, todo, con un fin económico.

Muchas organizaciones y movimientos ecologistas han declarado que, hoy en día, existe una gran cantidad de macrogranjas de cerdos en funcionamiento o cuya construcción ha sido solicitada en las principales provincias de diferentes países, sobre todo en Estados Unidos y en Europa; y que, a su parecer, generan «graves impactos negativos» para el medio ambiente, la tierra, el agua, y los habitantes aledaños.

Expertos afirman que, “en un año, cada cerdo consume más de 5000 litros de agua, genera 2150 litros de purines, 1 kg de amoníaco y casi 2 kg de metano”, convirtiéndose con esto, en un gran problema ecológico.

  • Las macrogranjas de vacuno: las granjas de vacas son uno de los temas que más preocupa a los ambientalistas debido a que, la concentración de estos animales en lugares confinados, produce consecuencias desfavorables para el medio ambiente, sobre todo para el suelo y el agua.

Y es que, debido a la gran cantidad de estiércol que produce el ganado vacuno se promueve la contaminación de las aguas por nitratos y la contaminación de los suelos por la alta concentración de purines, lo que atenta directamente contra las tierras fértiles.

Desventajas de las macrogranjas

Las macrogranjas cuentan con una serie de desventajas que las han colocado en el punto de mira. Entre estas destacan que:

  • Implican maltrato animal:

Uno de los más afectados por esta alternativa ganadera son los propios animales que hacen vida en ellas y que son explotados, puesto que, son sobrealimentados y reproducidos en un tiempo récord, con el fin de darle respuesta a la alta demanda de productos cárnicos.

Estos animales, no pueden desenvolverse como naturalmente lo harían en su lugar habitual, porque se encuentran hacinados en terrenos muy pequeños, lo que les produce cojeras y afectaciones en diferentes partes del cuerpo. Las técnicas que se implementan en la cría intensiva de ganado, dejan un impacto en la salud y el bienestar de los animales, los cuales, deben vivir en condiciones extenuantes y lamentables.

Asimismo, hoy en día, todavía se transporta a los animales para su comercialización y distribución durante largas horas, a distancias muy lejanas y en condiciones inhumanas. Incluso en algunos casos, pueden ser sacrificados de manera dolorosa.

  • Son contaminantes

Una de las mayores preocupaciones de los ambientalistas es el grado de contaminación que generan las macrogranjas, puesto que, debido a la concentración de animales, el nivel de residuos que dejan en el ambiente es muy alto; y por ello, se produce una contaminación de los suelos, del agua y del aire.

ventajas-macrogranjas
La macrogranja nació para darle una respuesta más rápida a la demanda del mercado
  • Favorecen la propagación de enfermedades
  • Las condiciones propias en las que muy a menudo son criados los animales en la agricultura intensiva, los convierten en un blanco mucho más susceptible o propenso a un sinnúmero de enfermedades que pueden ser transmitidas a los humanos. Se sabe que, actualmente, existen 13 enfermedades relacionadas con el ganado que pueden afectar directamente a su consumidor. Según registros, esta problemática ha causado hasta 2,4 millardos de casos de enfermedades diagnosticadas.

Muchas veces en la búsqueda de frenar estas enfermedades en los animales, los agricultores y ganaderos llegan a usar antibióticos que causan la evolución de bacterias y que, posteriormente, se vuelven resistentes a los medicamentos y son transmitidas entre los animales.

  • Producen malos olores

La cría de animales en espacios muy pequeños genera malos olores en las zonas donde se encuentren, incluso, se expanden a lo largo de las regiones vecinas, afectando así a un gran número de residentes y al turismo local.

Ventajas de las macrogranjas

Como todas las cosas, las macrogranjas y la ganadería intensiva tiene dos caras, que le han permitido ganarse opositores y también muchos partidarios. Estos últimos, ven en ella una serie de ventajas que no encuentran en otra opción, por ejemplo:

  • Contribuyen a la economía: La ganadería intensiva busca producir de manera rápida un gran número de animales que puedan ser distribuidos y vendidos al mercado; y con esto, darle respuesta a la alta demanda de productos alimenticios que exige la economía del mundo entero.
  • Proporcionan ayuda a los ganaderos y agricultores: El hecho de que los ganaderos y agricultores puedan disponer de pequeñas áreas de tierra y no tengan que invertir en grandes hectáreas, favorece a que este mercado se expanda y muchos decidan adentrarse en este negocio, confinándolos a todos en sus pequeñas áreas; y con esto, maximizando el potencial de sus tierras que, quizás en algunos casos, estaban en abandono o baldías.
  • Mayor facilidad de cría: Gracias a que las tierras donde se encuentran tanto las vacas, como las gallinas o los cerdos, entre otros animales, son más pequeñas, estos se concentran en una zona haciendo más llevadero su manejo y cuidado.

Como puedes ver hasta ahora, la ganadería intensiva a simple vista puede ofrecerle a la industria ganadera una opción rentable que impulse la economía de las regiones, sin embargo, sus consecuencias pueden ser mayores.

Ante todo lo expuesto, se pueden llegar a obviar todas las consecuencias negativas que se encuentran directamente relacionadas a las macrogranjas y que afectan claramente al medio ambiente, como: la generación de metano que proviene del vacuno, el alto consumo de agua, y el gran nivel de contaminación en general.

Para esto, especialistas y expertos en el área, instan a los países del mundo a ponerle un freno a esta alternativa y así optar por la ganadería tradicional; la cual, realizándose de manera segura, puede ofrecer los mismos beneficios y una mayor protección ambiental. Otra opción sobre la mesa consiste en reducir el consumo de carne.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: