CARGANDO

Tipo de búsqueda

Contaminación Medio ambiente

Derrame petrolero en Brasil, un gran desastre ecológico

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on vk
Share on reddit

Hasta el momento no hay precisión acerca del origen del petróleo derramado en las costas brasileñas. Algunos dicen que es de Brasil, otros que es venezolano. Pero lo que sí está confirmado es que está acabando con la vida marina. Tortugas, delfines, crustáceos y aves son las principales víctimas del desastre. 

Derrame petrolero en Brasil
Derrame petrolero en las costas de Brasil

Un desastre ecológico sin precedentes

Grandes manchas de crudo comenzaron a verse en la costa brasileña desde el pasado mes de septiembre. Llegaron hasta la arena y los manglares que bordean 187 playas de casi setenta municipios de 9 estados de la región nordeste del país. Pernambuco, Río Grande do Norte, Sergipe, Alagoas y Bahía figuran entre los más afectados.

El Ministro de Medio Ambiente de Brasil, Ricardo Salles, aseguró que se trata de un desastre “sin precedentes en el país”, e insiste en que el petróleo derramado no es de origen brasileño. Según indica no pertenece ni a la petrolera estatal Petrobras ni ha sido extraído en el país. Pero apoya la tesis de que por sus características, probablemente proviene de territorio venezolano. Algo que de inmediato fue rechazado por la empresa Petróleos de Venezuela (PDVSA).

No hay certeza acerca de lo ocurrido y se manejan varias las hipótesis en cuanto a cómo llegaron esas manchas de petróleo a la costa brasileña.

  • Algún barco extranjero sufrió un accidente durante su travesía, y este no fue reportado a las autoridades de Brasil.
  • Un percance en un navío fantasma dedicado al contrabando de crudo.
  • Según el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, puede tratarse de un crimen ambiental provocado que busca dañar la imagen de Brasil.
  • Intento de perjuicio o saboteo a la mega subasta de áreas petrolíferas que se realizará el próximo mes de noviembre.

Pero una investigación de la Universidad Federal de Río de Janeiro arroja algunos datos que pueden o no ser determinantes en el caso. Tras revisar parámetros relacionados con la corriente marina y el viento, indicó que posiblemente las manchas se originaron a mediados de junio, a unos 600-700 kilómetros de la costa, a la altura de los estados Sergipe y Alagoas.

Sin embargo, esto no se ha esclarecido y las investigaciones continúan su curso para dar con el responsable de semejante daño ambiental.  Por lo pronto, la Fuerza Naval de Brasil adelanta los requerimientos para que 30 navíos petroleros de diez países ofrezcan declaraciones al respecto. 

Víctimas del desastre

El derrame de crudo en las playas brasileñas se ha convertido en una amenaza para la vida de diversas especies. Algunos han sido rescatados con vida, pero otros lamentablemente han muerto.

Las cinco especies de tortuga marinas que tiene el gigante suramericano están en condición de amenaza, al igual que el manatí marino, el mamífero con mayor peligro de extinción en el país. Delfines, crustáceos, ballenas, peces y aves también corren riesgo.

Víctimas del derrame petrolero en Brasil
Aves, tortugas y crustáceos son los principales afectados por el derrame petrolero en Brasil

La ingesta del crudo puede causar en los animales cuadros de intoxicación que desestabilizan sus funciones metabólicas y pueden ocasionarle la muerte.

También incide en el proceso reproductivo, especialmente de las tortugas marinas hembras, quienes buscan las playas para depositar los huevos y tras su eclosión, las crías buscan el mar. Justamente en septiembre comenzó su temporada reproductiva, de modo que este derrame les pone en riesgo de extinción.

De acuerdo con datos del Instituto Brasileño del Medio Ambiente y los Recursos Renovables (Ibama) se ha registrado la muerte de un ave, doce tortugas marinas, y el rescate con vida de 14 quelonios.

Por su parte, el Instituto Verdeluz reportó el deceso de 23 tortugas, dos delfines y un ave como consecuencia del vertido de crudo.

Autoridades lograron rescatar con vida al menos una docena de tortugas y capturar preventivamente a casi 500 crías.

Adicionalmente, según imágenes aéreas que se han revisado hasta el momento del litoral nordeste, algunos arrecifes coralinos de alto valor ecológico están contaminados gracias al vertido de petróleo.

Y evidentemente, el turismo también se ve afectado. Algunas agencias han recomendado retrasar los viajes a estas zonas pues el contacto con el petróleo puede causar, entre otras cosas, cuadros alérgicos en las personas.

Un arduo trabajo

Retirar esa sustancia oscura y viscosa, no es una tarea fácil, se requiere de un gran despliegue de personas y equipos de limpieza.

Limpieza del derrame petrolero en Brasil
Cientos de personas se encargan de remover residuos petroleros en el nordeste de Brasil

Las labores de remoción ya están en marcha. Alrededor de 1.600 miembros de la Marina de Brasil, más de 70 fiscales del Ibama, cuerpos de bomberos, Policía Federal e incluso, personal de la petrolera estatal Petrobras trabajan de forma mancomunada. Han logrado recolectar más de 200 toneladas del crudo mezclado con arena, pero la limpieza debe continuar pues no hay precisión de qué cantidad está aun presente en las playas.

Además, crece la preocupación por el avance del petróleo por las playas, pues de no frenarlo la contaminación puede llegar a los ríos que desembocan en el nordeste del país, entre ellos Sao Francisco, el tercero más caudaloso de Brasil. 

Parece que es pronto para contabilizar totalmente los daños que este desastre ha causado en Brasil, un país que lidera la lista de los más afectados por la deforestación y que apenas intenta reponerse de la tragedia del Amazonía.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: