CARGANDO

Tipo de búsqueda

Contaminación marina Medio ambiente

La regresión del Mar Muerto

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on vk
Share on reddit

Otro desastre ecológico está en curso, y también en él está metida la mano del hombre: la regresión del Mar Muerto. Esta importante maravilla natural está desapareciendo a un ritmo alarmante al perder agua y minerales. ¿Quieres saber las causas y consecuencias de este fenómeno?

el Mar Muerto en retroceso

El Mar Muerto

Es el lugar más bajo y profundo de la Tierra. Se encuentra en una depresión tectónica a 416,5 metros bajo el nivel del mar, entre Israel, Jordania y Palestina.

Es un lago de agua salada rico en minerales como calcio, magnesio, potasio, bromo y yesos; y sus orillas constituyen depósitos de asfalto. A diferencia del agua salada del mar, tiene bajos niveles de carbonatos, sodio y sulfatos.

retroceso del Mar Muerto

Los niveles de salinidad de sus aguas son extremadamente elevados; se dice que son hasta 9 veces más altos que los del agua del océano. Esto impide o dificulta la vida de ciertas especies, pero sí da lugar a la existencia de microorganismos halófilos y artemias, un género de crustáceos diminutos. Esa condición de salinidad hace que sus aguas sean más densas, y esto resulta en un gran atractivo para los turistas pues hace que las personas puedan flotar en ellas sin el mayor esfuerzo.

¿Por qué se está alejando?

En 1945 la superficie del Mar Muerto era de unos 1.025 kilómetros cuadrados. En la actualidad, alcanza aproximadamente los 625 kilómetros cuadrados. Se dice que se encoge más de un metro al año y la previsión para los próximos 100 años es que haya una reducción a la mitad de la que tiene por estos días.

La costa se ha alejado. Turistas y pobladores cada vez deben andar más para llegar a las aguas del mar.

el Mar Muerto desaparece

Aunque no falta quien atribuye esta situación al cambio climático, es innegable que la actividad humana es la mayor culpable. Como siempre, el hombre en busca del beneficio económico termina poniendo en peligro el equilibrio natural del planeta. Y el Mar Muerto no ha quedado exento.

Esta contracción se debe principalmente a dos factores: el desvío de fuentes de agua y la extracción de minerales.

El clima árido del lugar y las escasas precipitaciones aumentan la necesidad de irrigar las granjas y alimentar a la población. Para satisfacer esa demanda por el agua, Israel realizó una serie de represas, canalizaciones y estaciones de bombeo del Río Jordán, principal afluente natural del Mar Muerto, que impidieron desde entonces el flujo de agua al lago salado. Siria y Jordania no se quedaron atrás y también redireccionaron el agua del Jordán para el riego de diferentes proyectos agrícolas y desarrollos residenciales.

Por eso, la entrada de agua al Mar Muerto es muy escasa. Según la organización ambientalista EcoPeace, el Mar Muerto solo recibe 5% del agua que anteriormente lo nutría. Y al no tener efluentes (no tiene salida al mar), el agua que recibe queda retenida en su espacio, no circula y por las altas temperaturas, se evapora.

regresión del Mar Muerto

Además, las compañías instaladas en la parte Sur, mayormente de origen israelí y jordano, también se han convertido en un gran problema para la existencia del Mar Muerto. Estas se dedican día y noche a la extracción de sales y minerales de gran valor terapéutico, para la elaboración de un sinfín de productos, especialmente cosméticos y fertilizantes; y para ello ejecutan procesos de evaporación artificial de sus aguas.

Y eso no es todo. Muchos de los hoteles que hay en la zona, utilizan las aguas del Mar Muerto para llenar sus piscinas y así ofrecer a los turistas, las bondades del mar dentro de sus instalaciones.

Claro está, en la contracción de sus aguas también influyen las altas temperaturas y el clima cada vez más árido como consecuencia del cambio climático.

Consecuencias de la regresión del Mar Muerto

El retroceso de la línea del Mar Muerto genera un fuerte impacto ambiental que deja rastros de devastación.

Con el descenso del nivel del mar, una gran capa de sal queda expuesta; y cuando llueve, el agua que corre desde las montañas con dirección al mar disuelve esas sales hasta formar grandes huecos, pozos o socavones de entre 8 y 50 metros de profundidad, lo que amenaza la estabilidad de cualquier infraestructura cercana. Las costas de Israel, al sur del Mar Muerto, y Palestina, concretamente Cisjordania, en la parte norte son las más afectadas. Año tras año aumenta la aparición de grietas que obligan a la prohibición del acceso al litoral.

el mar más salado

Las consecuencias también pueden ser perjudiciales para la vegetación y los animales que este ecosistema sustenta, como la cabra montesa y el leopardo.

Los ecologistas advierten de que continuar el ritmo de descenso de sus aguas, las condiciones cada vez más áridas también impactarán negativamente a las aves migratorias que año tras año hacen parada en esta zona para beneficiarse del clima templado del invierno.

La posible desaparición de este ecosistema único, también podría generar consecuencias en lo económico. Aunque los centros vacacionales siguen haciendo alarde de las propiedades curativas de las aguas de Mar Muerto para atraer visitantes, lo cierto es que los socavones han destruido muchas de las infraestructuras turísticas y obligado a otros al cierre de sus puertas.

reducción del Mar Muerto

¿Se puede hacer algo para evitar su desaparición?

Sí. Es vital.

El Mar Muerto necesita nutrirse de otras fuentes de agua naturales. En ese sentido, Israel y Jordania se comprometieron en la construcción de un canal desde el Mar Rojo hasta el Mar Muerto, no solo para dotar a sus países del agua necesaria sino también para bombear al lago salado que no logra reponer sus niveles. Sin embargo, el descenso sigue su curso.

Hay que seguir buscando alternativas para que los ríos que alimentan al Mar Muerto vuelvan a su cauce natural, algo que parece un reto sumamente complicado cuando aumenta la necesidad de garantizar agua potable y no se logran eficientes acuerdos de cooperación entre los países involucrados para una distribución justa.

De modo que es fundamental realizar cambios en el manejo y consumo del agua.

Es esencial ponerle freno a las actividades mineras que se dan en la zona y que utilizan los recursos naturales de forma indiscriminada a favor de una industria destructiva. Organizaciones medioambientales como Amigos de la Tierra y Salvar Nuestro Mar sugieren que se les exija la utilización de métodos de extracción menos dañinos, como la tecnología de membranas.

Muchos dicen que el Mar Muerto va a desaparecer, que morirá; otros que se encogerá tanto que se convertirá en un simple pozo. No permitamos que se dé ninguno de esos resultados. Cuidemos sus aguas y las de todas las demás fuentes naturales, para que pueda seguir desarrollándose la vida en el planeta y podamos seguir disfrutando de los paisajes maravillosos que la naturaleza nos regala.

Si quieres saber qué otras playas están sufriendo las consecuencias de nuestros actos, haz click aquí.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas:

A continuación