CARGANDO

Tipo de búsqueda

Medio ambiente Microplásticos

El plástico nos invade: Consecuencias de los plásticos en el medio ambiente

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on vk
Share on reddit

El uso del plástico se ha incrementado y con ello su impacto. La fauna marina es su principal víctima; muchas especies quedan atrapadas, asfixiadas o contaminadas por su ingesta. Pero ni la tierra, ni el agua, ni el aire se salvan de sus efectos. No terminan aquí las consecuencias de los plásticos en el medio ambiente.

producción de plástico
El plástico ha sido un gran aliado en la fabricación de cientos de productos

Un problema de larga data

Hace 3.000 años, las civilizaciones mesoamericanas Maya, Olmeca y Azteca empleaban una sustancia sumamente elástica para crear pelotas con gran rebote, pegamento y suelas para el calzado. La obtenían mezclando savia del árbol de caucho con líquido obtenido de una planta llamada Gloria de la Mañana.

Así lo demuestran testimonios de los cronistas de indias del siglo XVI e investigaciones científicas realizadas en la época contemporánea, como la de Dorothy Hosler y Michael Tarkanian, del Departamento de Ciencia e Ingeniería de Materiales del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT por sus siglas en inglés).

El plástico tal y como lo conocemos hoy en día se inventó a principios del siglo XIX y ya a mediados del XX empezó a producirse a gran escala y sin control. En la década de 1950 se generaba alrededor de un millón y medio de toneladas; por estos días supera los 300 millones de toneladas.

El plástico y la sociedad de consumo

Desde su creación, los polímeros sintéticos han sido grandes aliados en la fabricación de cientos de productos. Sirven para envolver y preservar alimentos frescos, para elaborar piezas ligeras de aviones y vehículos, juguetes, utensilios, e incluso para trasladar agua potable en botellas desechables. Hasta están camuflados en hisopos, cremas faciales y protectores solares.

En esta era parece inconcebible vivir sin ellos, por eso muchos consideran que estamos en la Edad del plástico. Pero no todo se traduce en beneficios: para su producción se requiere la extracción de materias primas, pues se obtiene a partir del petróleo. Además, la mayoría de los productos que lo contienen están diseñados para alimentar la cultura del “usar y tirar”.

Muchas de las toneladas de plástico que se producen al año son desechables, debido a que buena parte termina en la basura poco tiempo después de usarse. Una realidad extremadamente preocupante si tomamos en cuenta que las tasas de reciclaje de sus residuos son extremadamente bajas.

reciclaje de plástico
Al año se producen toneladas de plástico

La mala disposición de los desechos de plástico hace que sean arrastrados hasta las orillas de nuestras playas e invadan nuestros océanos, llegando incluso a las aguas de lugares tan remotos como la Antártida.

Para el 2014, según un estudio publicado por la revista científica Plos One, 5.25 trillones de piezas de plástico flotaban en los océanos del planeta. Pero esto es tan solo la punta del iceberg. En la actualidad, se vierten sobre ellos al menos 8 toneladas al año. Y más del 70% de estos restos se hunden hasta el fondo del mar, quedando ocultos ante nuestros ojos.

Aquí va otro dato. En 2016, tan solo en Brasil se produjeron 5,8 millones de toneladas de artículos compuestos de plástico. De esta cantidad, sólo el 9% ha sido reciclado, mientras que el 79% ha acabado sin tratamiento en los rellenos sanitarios, en vertederos y en el medio ambiente.

El lado oscuro del plástico

Los plásticos constituyen una amenaza para la existencia de animales marinos, aves y mamíferos. Son grandes contaminantes, especialmente de nuestros mares y océanos. Esa es la advertencia que la comunidad científica y organizaciones defensoras del planeta vienen exponiendo desde hace unos cuantos años.

Lo más grave es que una vez que estos plásticos llegan a los océanos, no hay mucho que hacer. A propósito de su limitada capacidad de autodestrucción, quedan en el ambiente por años, por siglos enteros, como residuos letales que generan graves consecuencias en el medio ambiente:

consecuencias del plástico en el medio ambiente
  • Afectan a la fauna marina. En el mejor de los casos, los animales quedan enredados en este componente sintético o sufren lesiones intentando liberarse. Las aves son las más susceptibles. En un escenario más negativo, mueren al ingerirlo, pues los químicos contaminantes afectan seriamente sus sistemas digestivos, órganos vitales y funciones biológicas. Plancton, moluscos, gusanos, peces, insectos y anfibios son grandes víctimas de la contaminación plástica.
  • Degradan los ecosistemas. Aunque sean depositados en vertederos, los plásticos no quedan totalmente aislados. La mayor parte de ellos se desintegra en partículas diminutas – conocidas como microplástico – que se mantienen en el ambiente como fuente permanente de toxinas y lixiviados, destruyen la vida animal y floral de muchos paisajes, y contaminan las reservas naturales. Esto puede afectar también el turismo en determinadas áreas.
  • Contaminan grandes extensiones de costas, aguas subterráneas y océanos. El mar no conoce fronteras, por lo que arrastra el plástico por doquier, haciendo que este llegue a lugares remotos, tanto como el Ártico.
  • Obstruyen los sistemas de alcantarillado.
  • Obstaculizan la navegación de las embarcaciones.
consecuencias de los plásticos
Los microplásticos contaminan aguas subterráneas

El ser humano no queda exento de los peligros que representa la polución de estos polímeros artificiales:

  • Afecta el aire que respiramos, pues en su sistema de fabricación, quemado o incinerado, se liberan toxinas en grandes cantidades.
  • Contamina el agua que bebemos, ya que los microplásticos se han esparcido por todo el medio ambiente.

Como ves, es sumamente importante evitar o minimizar el uso de objetos que contengan plástico. Si esto no es posible, al menos consumirlos de una forma más responsable y más consciente de los daños que generan en nuestro medio ambiente. Abracemos la idea de optar siempre por las alternativas naturales y biodegradables. Ayudemos a mitigar las consecuencias de los plásticos en el medio ambiente.

Artículos Relacionados

Etiquetas:

A continuación