CARGANDO

Tipo de búsqueda

Calentamiento global Cambio climático

Cruenta sequía al sur de África arrasa con la vida silvestre

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

Si bien hace poco menos de un año, el sur de África enfrentaba el ciclón Idai, una de las peores tormentas que ha azotado esa región en años, hoy esta zona se marchita producto de la peor sequía en 35 años. La falta de lluvias al sur de África pone en riesgo no solo la seguridad alimentaria sino también, la viabilidad de la vida silvestre a lo largo y ancho de toda la región.

Sequía en África

Si bien la fauna y el ganado están acostumbrados al clima seco y árido que se aprecia por toda África, la sequía extrema que se vive en esa zona por estos días está matando a muchos animales y poniendo en riesgo el turismo, sustento de varias granjas en el norte de Sudáfrica por ejemplo.

Propietarios de estos sitios se han visto obligados a dejar ir a los trabajadores y cerrar las operaciones mientras esperan desesperadamente la lluvia.

En la provincia del Cabo Norte, a las puertas del desierto de Kalahari, dos tercios de los animales salvajes han muerto en los últimos tres años a causa de la peor sequía registrada en África.

Según un reportaje realizado por AFP, en dos años, la mitad de los 4.500 búfalos, hipopótamos y kudus en la granja de caza Thuru Lodge cerca de Groblershoop han desaparecido.

Uno de los responsables de localizar huellas de animales para los turistas, ahora pasa su tiempo recogiendo los cadáveres y alimentando a los animales que todavía están vivos pero que luchan por sobrevivir.

La sequía representa un agujero negro financiero para el albergue, que gasta unos 12.000 euros por mes para alimentar a los animales mientras cancela las reservas de los turistas que acuden a ese sitio con el fin único de cazar.

caza ilegal
La caza furtiva y los animales más codiciados

Para conocerlo, haz click sobre la imagen

Existe una paradoja dramática, la caza de animales se está reduciendo, porque quienes buscan “trofeos” como suelen decirlo, no ven atractivo cazar a animales débiles.

Los granjeros de la zona han perdido en los últimos años entre un 30% y un 70% de su ganado. La situación es tan sombría que incluso las ovejas que siguen dando a luz, abandonan a sus corderos recién nacidos, puesto que no tienen leche para darles.

La situación ha obligado a que el gobierno sudafricano declare un estado de desastre natural en Cabo Norte, además de prometer la irrisoria cantidad de 18 millones de euros para ayuda.

sLa sequía mata animales

El cambio climático es el gran culpable

El hambre acecha al sur de África a medida que la crisis climática se profundiza. En marzo de 2019, la llegada de Idai desató la devastación en el este de Zimbabue y sus vecinos Mozambique y Malawi. Este fenómeno dejó un saldo mortal de más de mil personas y afectó la vida de millones más.

De acuerdo a las Naciones Unidas, en el sur de África 45 millones de personas están amenazadas por la hambruna, incluso el mes pasado, su Programa Mundial de Alimentos (PMA) envió una severa advertencia.

Durante los últimos cinco años, todo el extremo sur del continente africano, donde las temperaturas promedio están aumentando el doble de rápido que la media mundial, ha sufrido una importante falta de lluvia.

La vida cotidiana se ha convertido en una verdadera pesadilla para millones de personas, el PMA dice que el 60% de los 15 millones de habitantes de Zimbabue actualmente padecen inseguridad alimentaria. Es común que estas personas coman solo una vez al día.

Una situación que hace que enfrentar el día a día sea muy difícil. La mayoría de los niños van a clases con el estómago vacío, y los profesores aseguran que algunos se quedan dormidos.

Parece imposible creer que un país donde una sola persona (Jeff Bezos, fundador de Amazon) ostenta una fortuna de 131.000 millones de dólares, el PMA haya conseguido apenas un tercio de los 36 millones de dólares requeridos para satisfacer las necesidades de 2,3 millones de personas en Zambia que requieren con urgencia alimentos.

Salvemos a África
Con esfuerzo, salvar a África es posible

Luz al final del túnel

Durante varios años, la temporada de lluvias se ha vuelto más tardía y más corta, alterando el ciclo agrícola tradicional, que solía ​​ser de octubre a mayo; pero que ahora apenas es de diciembre a abril.

Pero de las dificultades surgen iniciativas viables. Existen agricultores que en los últimos tres años han apostado por la diversificación agrícola, optando por vegetales nutritivos y utilizando técnicas adaptadas al cambio climático.

Estos agricultores antes de 2017 cultivaban solo maíz, ahora cosechan caupí, que necesita muy poca agua, así como cacahuetes, calabazas y girasoles.

Ya no se apresuran a sembrar desde las primeras lluvias, los granjeros han aprendido a esperar.

Pero hay millones de personas, animales, plantas que no pueden esperar. La peor sequía de África en años acecha y amenaza con dejar en la penumbra a todo un continente, por lo que urge la necesidad de tomar acciones que pongan freno a la hecatombe.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: