CARGANDO

Tipo de búsqueda

Cambio climático Efecto Invernadero

¿Cómo afecta el efecto invernadero a los seres vivos?

El efecto invernadero hace posible la vida en la Tierra, pues permite que los seres vivos disfruten de una temperatura adecuada, estable y necesaria para su desarrollo, al retener una parte de la energía del sol y liberar otra parte hacia el espacio, alejándonos así de los extremos del frío bajo cero y de las altísimas temperaturas producidas por la radiación solar.

efecto invernadero en la Tierra

Si este equilibrio se ve afectado, ya sea por causas naturales o inherentes a las actividades del hombre, como la quema de combustibles fósiles, la deforestación o incluso el despilfarro de la energía eléctrica, nuestra existencia corre peligro y sufrimos las consecuencias del efecto invernadero. ¿Por qué? Porque la alteración de este fenómeno natural, al hacer que la atmósfera retenga más calor del necesario, provoca el aumento de las temperaturas que a la larga deriva en el calentamiento global y este a su vez, genera el cambio climático que termina por modificar las condiciones de vida de quienes habitamos este planeta.

Consecuencias del efecto invernadero

consecuencias-del-efecto-invernadero-1

Cuando la temperatura del planeta se ve afectada y es más alta de lo normal sufrimos las consecuencias del efecto invernadero y estamos más propensos a estos escenarios:

Deshielo de glaciares

Al derretirse los hielos árticos, se eleva el nivel de mar y esto coloca en riesgo los hábitats costeros de especies animales y vegetales.

Cambios en la temperatura del agua

Esto afecta directamente a las especies que hacen vida en los mares, ríos, lagos y océanos. Las algas, por ejemplo, pueden morir cuando sube la temperatura y esto afecta a los peces que dependen de ellas como fuente de alimentos.

Olas de calor

Las temperaturas muy altas pueden acabar con la vida de cientos de personas y otras especies. Episodios de intenso verano contribuyen al fallecimiento de miles de personas, propician grandes incendios forestales y afectan notablemente a la producción agrícola.

Escasez de agua

No es secreto para nadie que en muchos países, sobre todo de África, el agua potable y limpia no es de fácil acceso. Un escenario que podría extenderse a otras naciones si los niveles de la temperatura siguen en ascenso pues esta puede contribuir a la sequía de los embalses.

Disminución de las cosechas

Los períodos de vegetación se ven fuertemente amenazados por las altas temperaturas, al impedirse el cultivo de algunos alimentos. Las inundaciones afectan directamente el modo de producción y crecimiento de las plantas. A menos terrenos y plantas productivas, menos fuentes de alimentos para las especies animales y para los humanos, lo que puede desencadenar conflictos regionales, hambrunas y el empeoramiento de la salud humana.

Lluvia ácida

Propiciada por el aumento de los gases atrapados del efecto invernadero, este tipo de lluvia contamina el agua de lagos, mares y ríos y por ende a los peces, plantas y animales que hacen vida en ellos. La lluvia ácida también causa la muerte de los árboles, lo que reduce el hábitat natural de algunos animales y los obliga a desplazarse a otras áreas.

consecuencias-del-efecto-invernadero-2

Aumento de la migración

Muchas especies no son capaces de sobrevivir bajo determinadas condiciones climáticas, de modo que si experimentan un cambio brusco de temperatura se verán forzadas a desplazarse a regiones con climas más adecuados para su existencia; de no adaptarse a los nuevos episodios climáticos, quedarían condenadas a la extinción.

¿Has pensado qué pasaría con los pingüinos o los osos polares? Ellos son especialmente vulnerables. Son mamíferos y aves de regiones frías.

La migración origina una competencia por la supervivencia, pues algunos animales tratarán de apropiarse del hábitat natural de otras especies, provocando peleas por la comida y el espacio. Lo mismo puede ocurrir con los millones de personas que engrosarían la lista de refugiados climáticos.

Modificación de la configuración genética

Según un estudio publicado en la revista Science y en el que participa BirdLife International, las alteraciones producidas en los ecosistemas a razón de los cambios de temperatura, afectan las cadenas de alimentación de las especies y generan mayores cambios y adaptaciones entre los seres vivos. La investigación realizada en 2016 y liderada por la Universidad de Florida, arrojó datos de los últimos 50 años que no nos pueden ser indiferentes:

  • Las salamandras han reducido su tamaño hasta en un 8%
  • Tres especies de aves paseriformes de Estados Unidos han disminuido en 4% la envergadura de sus alas
  • Los descendientes de los correlimos gordos ahora son más pequeños y tienen picos más cortos, mientras que el tamaño de la marta americana y la marmota de vientre amarillo ha aumentado
  • Y las aves, tampoco han escapado de los efectos de los cambios en la temperatura del planeta. Aunque según el estudio las aves migratorias no han mostrado signos de modificación genética, sí han experimentado cambios en los patrones de llegadas y partidas. Muchas de las que desaparecían al final del verano ahora se hacen más presentes en invierno, como por ejemplo las golondrinas y los vencejos. Otras acortan la distancias de migración.

Propagación de enfermedades

La malaria, el dengue y el paludismo se propagan con más facilidad gracias al aumento de temperatura, pues se favorecen las condiciones de proliferación de los mosquitos.

El efecto invernadero es bueno, es vital

Sí, pero solo cuando se da bajo condiciones naturales normales. Cuando nosotros, los seres humanos, irrumpimos en su proceso alterando la cantidad de gases de efecto invernadero necesarios para mantener una temperatura favorable para albergar vida en la Tierra, amenazamos nuestra propia existencia causando cambios en el clima que pueden ser irreversibles y con consecuencias irreparables.

Etiquetas:

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *