CARGANDO

Tipo de búsqueda

Contaminación electromagnética

Contaminación Electromagnética: Un Riesgo Invisible

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

Las redes de wifi, teléfonos inteligentes, antenas móviles y demás aparatos electrónicos sin duda resultan herramientas útiles para la vida diaria. Pero, aunque no lo creas, tienen una cara negativa: la contaminación electromagnética. A continuación te contamos todo acerca de sus causas, sus consecuencias y por supuesto posibles soluciones.

Qué es la contaminación electromagnética

El desarrollo tecnológico ha servido de gran ayuda en el campo individual, industrial y comercial. Es sinónimo de avance, de modernidad, pero está modificando el medio ambiente electromagnético natural que nos rodea.

A principios del siglo XX el nombre era ajeno a la producción de campos eléctricos y magnéticos. Pero esto cambió, y ahora, es responsable de su expansión en todo el planeta. Cada día hay más estaciones de radio y de televisión, de sistemas de radares y de comunicaciones integradas (algunos con fines bélicos), de radiofrecuencias con fines médicos e industriales, y evidentemente, más teléfonos y ordenadores. En fin, estamos rodeados. Nuestras calles, casas, hospitales, lugares de trabajo, parques, en todos lados hay fuentes generadoras de campos electromagnéticos. 

Pero muy poco se habla de la contaminación que esto provoca.

¿Qué es la contaminación electromagnética?

Parece casi invisible, pero existe. Es difícil pensar en un lugar que esté totalmente libre de ella.

La contaminación electromagnética (o electrosmog, como le llaman algunos) es producto del exceso de radiaciones de energía natural o artificial en el espectro o campo electromagnético, que es invisible a simple vista.

  • Debate sobre la hipersensibilidad a la radiación electromagnética - Radio Nacional de España.

Causas de la contaminación electromagnética

Existen varias fuentes capaces de generar este tipo de contaminación.

Las radiaciones que la provocan pueden ser:

  • Naturales, como las que provienen de las tormentas eléctricas.
  • Artificiales, originadas por artefactos producidos por el hombre: antenas telefónicas, líneas de alta tensión, radios, televisiones, teléfonos, satélites, conexiones wi-fi, rayos X, microondas, etc.
Causas de la contaminación electromagnética
La contaminación electromagnética principalmente es producida por aparatos creados por el hombre

Las radiacciones de origen artificial, a su vez, se pueden clasificar en función de su frecuencia en:

  • 1. Ionizantes, que son las de muy alta frecuencia. Pueden producirse en forma de energía a través de rayos X o rayos gamma, o en forma de partículas como radiación alfa, beta o neutrones.
  • 2. No ionizantes, que incluyen la luz visible y las radiofrecuencias y que se subdividen en:
  • Radiación electromagnética de baja frecuencia: causada por las radiaciones de onda larga (30 a 3000 MHz). Aparatos eléctricos, transformadores, líneas de alta tensión, máquinas de afeitar, licuadoras, secadores de cabello, ordenadores y aspiradoras causan este tipo de radiaciones.
  • Radiación electromagnética de alta frecuencia, originadas por radiaciones electromagnéticas de onda corta (3 a 30 MHZ), como las emitidas por aparatos de telefonía móvil, wifi, bluetooth, radios y hornos microondas, entre otros.

Consecuencias de la contaminación electromagnética

Se trate de radiaciones naturales o artificiales, el asunto es que ambas pueden producir residuos radioactivos que desequilibran las funciones biológicas.

Consecuencias de la contaminación electromagnética
La contaminación electromagnética puede generar desequilibrios biológicos en los seres vivos

La contaminación electromagnética genera perturbaciones en los seres humanos, la biodiversidad y los ecosistemas. Sus efectos dependen del tiempo, la potencia y la distancia de exposición frente a las fuentes electromagnéticas, y por supuesto, de las características del organismo que las recibe.

  • Efectos de los campos electromagnéticos en la salud

En la vida humana puede causar:

  • Problemas neurológicos, reproductivos y hormonales.
  • Lesiones dermatológicas como quemaduras, caída del cabello y otras afecciones en la piel.
  • Alteraciones cardiovasculares, como arritmias, aumento de la tensión arterial e incluso accidentes cerebro vasculares (ACV).
  • Electrohipersensibilidad.
  • Dolor de cabeza.
  • Cáncer y tumores.
  • Disminución de la visión.
  • Vértigo.
  • Perturbación del sueño.

Desafortunadamente los efectos no son inmediatos. Los residuos radioactivos pueden actuar sobre el cuerpo humano de manera permanente y continuada, por lo que es posible que los síntomas se manifiesten a largo plazo y por lo general no se relacionen con este tipo de contaminación.

  • Efectos de los campos electromagnéticos en el medio ambiente

En lo que respecta al medio ambiente, aunque los efectos no se encuentran del todo definidos, algunos estudios ya realizados plantean que la contaminación electromagnética puede interferir en los procesos migratorios de ciertos animales que poseen orientación geomagnética para desplazarse en determinadas épocas y mantener la exactitud de su trayectoria.

En tanto que las especies animales que habitan zonas donde hay abundancia de ondas electromagnéticas, pueden experimentar problemas de salud semejantes a los que pueden sufrir los humanos.

Por eso es importante tratar de disminuir la exposición a las radiaciones emitidas por los aparatos eléctricos y electrónicos.

efectos de la tecnologia 5G en la salud
Efectos de la Tecnología 5G sobre la Salud

Para saber más, haz click sobre la imagen

¿Cómo evitar o reducir su impacto?

Aquí te damos algunos consejos que puedes poner en práctica en la casa, oficina o donde quiera que estés.

Cómo evitar la contaminación electromagnética
  • Disminuye el uso de aparatos electrónicos. Seguramente pegaste un grito al cielo al leer esto, pero es necesario. Quizás puedes empezar por no tenerlos en el dormitorio o cerca de él, en la cama (en el caso de los teléfonos móviles), o junto al cuerpo; usar menos el aire acondicionado y apagar el wifi cuando no lo estés usando. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda no hacer llamadas de más de tres minutos.
  • Reduce el empleo de materiales que emiten radiaciones como el granito, la cerámica y el basalto que son fuente de gas radón.  
  • Algunos médicos consideran que es mejor mantener los teléfonos móviles lo más alejados posible de los ovarios, las caderas y la parte baja del sistema digestivo.
  • Evita tener el ordenador, laptop o tablet cerca o encima de las piernas, sobre todo durante períodos prolongados.
  • No pises cables conectados a la red.
  • Al usar el microondas, espera al menos 20 segundos antes de introducir las manos para retirar la comida.
  • Evita comprar o alquilar viviendas que estén cerca de torres de energía o grandes antenas repetidoras. Lo ideal es alejarse lo suficiente de las fuentes de radiación electromagnética.

En la actualidad, muchos se protegen de la radiación solar, pero se exponen cada vez más a la radioactividad sin conocer cuán peligrosa puede ser. Esperamos que la información que te brindamos en este artículo te anime a desconectarte, al menos un poco, de la tecnología. Te aseguramos que no es mala idea, la naturaleza te brinda más y mejores opciones de disfrute. 

Si quieres conocer acerca de la llamada chatarra tecnológica, otra forma de contaminación vinculada con la electricidad y la electrónica, haz click aquí.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: