CARGANDO

Tipo de búsqueda

Contaminación Contaminación electromagnética Salud

¿Cómo contrarrestar la contaminación electromagnética?

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

Una niebla invisible y omnipotente nos rodea. No se puede ver ni oler pero sí que puede resultar nociva para la salud humana. Se trata del electrosmog, la niebla electromagnética generada por las ondas eléctricas que se producen cada vez que encendemos la televisión, nos conectamos a internet o hablamos por teléfono. De eso te hablamos en artículos anteriores, pero esta vez, precisamente por lo que supone la inminente llegada de la tecnología 5G, queremos que sepas cómo cuidarte de las radiaciones y cómo contrarrestar los efectos de la contaminación electromagnética. Presta atención.

cómo evitar la radiación electromagnética

La tecnología nos está exponiendo de manera abismal a cada vez más antenas y terminales. El objetivo cercano parece ser la disminución de los tiempos de respuesta de los dispositivos electrónicos para recibir y ejecutar una orden, permitir la robotización, el establecimiento de ciudades inteligentes, la conducción autónoma y las operaciones remotas.

El 5G no viene a reemplazar a las actuales redes 2G, 3G y 4G. Se sumará a ellas, incrementando, más aún, la densa maraña de campos electromagnéticos que hoy soportan las ciudades y sus habitantes.

Cuestiones de la famosa quinta generación que vistas de manera muy superficial solo parecen un sinfín de bondades para el hombre, pero que en definitiva son contaminantes, pues implican un aumento significativo de los campos electromagnéticos que supone también el aumento de la demanda de electricidad y más emisiones de carbono, y cuyas radiofrecuencias tienen un impacto real sobre la salud, desde estrés celular, alergias e insomnio hasta daños genéticos, cognitivos y desarrollos cancerígenos. Y es precisamente esto (lo relacionado con la salud) lo que está generando preocupación incluso, en algunos gobiernos como el de Suiza, Bélgica y Holanda que han decidido parar la implementación de la 5G hasta tanto no haya suficientes pruebas de que los estándares de radiación que precisa no representan riesgos para la población.

efectos de la tecnología 5G en el medioambiente
La tecnología 5G y la salud

Para saber más, haz click sobre la imagen

Sin embargo, hay muchos países que siguen viendo el despliegue de la 5G como una ventana hacia el crecimiento industrial, tecnológico y  económico a la vez que restan valor a lo verdaderamente importante. Si es el caso del país en el que te encuentras, no te preocupes. Ocúpate. Hay maneras de torear las radiaciones y de reducir la contaminación electromagnética en nuestros espacios y nuestro organismo.

bloquear 5g
En la actualidad, hay más de 150 movimientos STOP 5G alrededor del mundo que exigen el freno de la implantación de esta tecnología.

¿Cómo puedes reducir la exposición a las radiaciones en la casa y en el trabajo?

Según sugiere la Organización Mundial de la Salud (OMS), marcando distancia de las fuentes de emisión de radiaciones.

  • Alejándote un poco del celular, tablet u ordenador. No los dejes bajo la almohada ni conectado a la red eléctrica por la noche mientras duermes, ni por prolongados espacios de tiempo. Sepáralos al menos entre 30 y 40 centímetros de tu cuerpo cuando los uses. No los coloques en tus piernas ni cerca de tu estómago u órganos genitales, y si es posible usa manos libres. Hay estudios que advierten que esto puede conducir a la infertilidad.
  • No colocando lámparas, relojes despertadores ni los monitores de vigilancia de bebés en la mesa de noche ni en la cabecera de la cama. Es justo al dormir cuando el organismo hace su proceso de regeneración celular, evita perturbarlo.
  • Desenchufando los aparatos eléctricos y electrónicos cuando no los utilices.
  • Apagando el wifi, por lo menos en las noches. No tienes que estar “conectado” las 24 horas del día todos los días. Restringir su uso te ayudará a disminuir la contaminación electromagnética que experimentas tú y quienes te rodean.
  • Evitando la instalación de cables, enchufes y regletas debajo o cerca de las camas, mesas, sillas, sofás.
  • Colocando los aparatos electrodomésticos contra paredes que den hacia el exterior, si no es posible, entonces, cuida que no estén pegados a la misma pared que da hacia la cama.
  • Evitando, en la medida de lo posible, los sitios donde haya mayores señales radioeléctricas, donde abunden antenas de telefonía móvil o wifi, repetidores de radio y televisión, líneas de alta tensión, tendidos y transformadores eléctricos, y/o radares.
  • A la hora de decorar, construir o reparar evita el uso de materiales que pueden ser fuente de gas radón, el cual es altamente radiactivo y un potencial causante del cáncer de pulmón.
el Radón y cáncer de pulmón
El radón y el cáncer de pulmón, una relación mortal

Para saber más, haz click sobre la imagen

  • Hay quienes recomiendan el “blindaje” o “apantallamiento” en las paredes interiores y exteriores para impedir o atenuar el paso de la radiación y para ello sugieren el uso de pinturas especiales a base de grafito, de algodón orgánico en cortinas, cielos de cama, o ciertas mallas especiales para las ventanas.
  • Ventilando los espacios de descanso o de trabajo. Mejorar la calidad del aire en estos lugares ayuda a eliminar el exceso de iones positivos del ambiente, los cuales pueden introducirse en nosotros a través de la piel y la respiración. En esto las plantas resultan excelentes aliadas. Ellas no solo purifican el aire sino también controlan la contaminación electromagnética, filtran toxinas y radiaciones y reducen el dióxido de carbono. El aloe vera, por ejemplo, tiene esta gran cualidad.
plantas purificadoras de aire
Mejores plantas purificadoras del aire

Para saber más, haz click sobre la imagen

Estas son, digamos, algunas medidas preventivas, pero como hemos mencionado al inicio de este artículo, las ondas electromagnéticas están en todas partes, y la mayoría de las veces son ineludibles, por eso es importante conocer qué podemos hacer para deshacernos de su presencia en nuestro organismo y evitar su impacto en la salud.

¿Cómo eliminar la radiación del cuerpo?

Fortalecer el sistema inmunológico es esencial y para ello hay que poner especial atención en la alimentación.

  • Se ha demostrado que la Pectina cítrica o pectina de manzana es capaz de remover los materiales radioactivos como el Cesio-137 del cuerpo.
  • Algas como la Espirulina (Spirulina platensis) y la clórela (Chlorella spp.) también son de gran ayuda para reducir significativamente la presencia de materiales radioactivos en el organismo.
  • Tanto el té verde como el negro neutralizan los isótopos radioactivos en el cuerpo.
  • Los alimentos ricos en caroteno, como las zanahorias, camotes, betabel, calabaza, col rizada, espinacas y acelgas, son protectores naturales contra la carcinogénesis inducida por la radiación.
  • El brócoli, la rúcula, rábanos, brotes de mostaza y toda la familia de las crucíferas contienen ácido cafeico que puede proteger a los linfocitos sanguíneos periféricos contra el daño celular inducido por la radiación.
  • Hierbas altas en selenio, como el ginseng, ortigas, raíz de bardana y nébeda, protegen al organismo de potenciales daños al ADN.
  • En caso de que se presenten daños en el ADN, las leguminosas, en especial las lentejas, el trébol rojo y el astralagus, pueden ayudar a repararlo.
  • El romero ayuda a eliminar los radicales libres del cuerpo.

A esto podemos y debemos sumarle el conectar el cuerpo con la tierra. Caminar descalzos sobre la hiedra húmeda o por la orilla del mar durante al menos diez minutos, disfrutar del aire puro de parques y bosques y conectar con el latido de los árboles, son excelentes opciones no solo para disfrutar de la naturaleza sino para reparar las amenazas a las que los campos electromagnéticos nos someten.

cómo eliminar la radiación del cuerpo
El contacto con la naturaleza ayuda a liberar al cuerpo de las radiaciones electromagnéticas

El vivir conectados no es malo… ni es bueno. Siempre y cuando se haga con moderación, responsabilidad, equilibrio y en función de prioridades. Pero… qué mejor conexión que la que podemos crear con la naturaleza y los seres vivos que nos rodean, ¿no crees?

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: