CARGANDO

Tipo de búsqueda

Contaminación del agua

¿Cómo potabilizar el agua?

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

Es una obligación de cada estado proveer las condiciones necesarias para suplir agua potable a sus habitantes; sin embargo, no es posible garantizar las condiciones idóneas del agua que es captada en pozos privados o en sitios remotos donde no hay plantas potabilizadoras y/o sistema de distribución formal de agua (por ejemplo, casas rurales remotas, zonas de acampada, entre otros).

cómo potabilizar el agua

Además, existen muchas zonas del mundo donde la contaminación del agua, la falta de disponibilidad del recurso hídrico, la negligencia de los gobernantes y/o la carencia de recursos financieros impiden el suministro de agua potable con la calidad y cantidad requerida. De allí que sea necesario el conocimiento de cómo potabilizar el agua con técnicas alternativas que permitan terminar de pulir las condiciones de un agua antes de su consumo o que al menos minimicen los riesgos a la salud de las personas que la consumirán. Entre estas técnicas podemos mencionar:

Antes de aplicar cualquiera de las técnicas de potabilización se requiere que el agua esté lo más clara posible, es decir, se le debe remover todo sólido flotante, suspendido o sedimentable. Para esto se realizan dos procesos conocidos como: filtración de material grueso y decantación. Esto corresponde a la etapa de pretratamiento del agua.

El pretratamiento permite acondicionar el agua para que el proceso de potabilización sea lo más óptimo posible. Se usan materiales comunes, previamente higienizados, que suelen estar disponibles en casa, tales como: un medio poroso filtrante (papel de filtro, servilletas gruesas, tela, fibra de vidrio, etc), un soporte (embudo) y un contenedor (jarra).

Materiales pretratamiento
Materiales para el pretratamiento en los hogares.

Antes de realizar el pretratamiento, es fundamental que los contenedores, utensilios y las manos estén limpias y desinfectadas, este proceso se conoce como higienización. Para higienizar los recipientes y utensilios antes de almacenar agua recién potabilizada se les debe lavar con cloro sin olor artificial (hipoclorito de sodio comercial) a razón de 5 mL por litro de agua, asegurándose que la solución de cloro recorra todo el interior del recipiente o utensilio y dejándolo actuar por 30 segundos. Finalmente, se enjuaga con agua que haya sido potabilizada previamente o se deja secar el recipiente al aire (no se deben usar paños para secarlo o algún otro material que pudiera contaminarlo).

Pretratamiento del agua
Pretratamiento del agua (remoción sólidos gruesos)

Durante el pretratamiento se debe permitir el reposo del agua filtrada para que cualquier partícula sedimentable se deposite en el fondo del envase. Posteriormente, se remueve el agua clarificada, es decir, aquella que fue filtrada y decantada previamente (libre de cualquier sólido grande) y se pasa a otro recipiente donde se la aplicará alguna de las técnicas de potabilización mencionadas.

¿Cómo potabilizar un litro de agua?

A continuación, resumimos los pasos para aplicar las técnicas más comunes de potabilización de agua, la cual necesariamente ha sido pretratada (filtrada y decantada).  No nos responsabilizamos por el mal uso de las mismas o la aplicación sin supervisión.

Técnicas para potabilizar el agua

Características de las técnicas de potabilización

cómo potalibilizar el agua en casa

En este artículo hemos querido mostrar algunas técnicas de potabilización (las más tradicionales) para que la población conozca las alternativas disponibles y evitar a toda costa el consumo de agua no apta para consumo humano.

Debemos resaltar que las técnicas descritas aquí aplican también para los excursionistas que permanecen, por períodos de tiempo, lejos de puntos de acceso de agua potable.

Es cierto, que es obligación de los Estados proveer agua de calidad y en cantidad suficiente para que sus habitantes la consuman (agua potable de calidad), pero esto está lejos de la realidad en muchas regiones del mundo. Por tanto, es una co-responsabilidad individual garantizar que el agua que consuma la persona y su círculo familiar esté apta y no produzca daños a la salud a causa de enfermedades hídricas. ¡¡Cuídate y cuida a tu familia!!

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: