CARGANDO

Tipo de búsqueda

Contaminación del agua

El agua potable: el preciado oro del futuro

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

El agua potable es un recurso limitado y su distribución en el mundo es muy desigual, por esto es necesario captar el agua, almacenarla y aplicarle un tratamiento adecuado que permita su aprovechamiento seguro y continuo por parte de las poblaciones.

De acuerdo con datos suministrados por el Banco Mundial, el 45% de la población mundial carece de un acceso directo a los servicios de agua potable; sin embargo, desde el año 2010 la ONU ha declarado el acceso al agua y al saneamiento ambiental como derechos humanos, esto ha conducido a la necesidad de desarrollar procesos de potabilización adecuados, eficientes y al alcance de todos.

agua potable

¿Qué es el agua potable?

El agua potable es aquella que ha sido tratada para hacerla apta al consumo humano, teniendo en cuenta todos sus usos domésticos. Sus características la hacen adecuada para ingerirse directamente o usarse para lavar y/o preparar alimentos sin riesgos para la salud de quien la consuma.

El agua potable o de consumo humano debe ser inodora (sin olor), incolora (sin color) e insípida (sin sabor), además de satisfacer ciertos controles de calidad estándar establecidos por autoridades regionales e internacionales. Toda la humanidad debería tener acceso a un agua saludable (bebible), libre de contaminantes químicos, radiológicos y microbiológicos que constituyan una amenaza para la salud humana.

Algunas especies biológicas, así como características físicas y químicas pueden afectar la aceptabilidad del agua para consumo humano. Por ejemplo:

Aceptabilidad del agua potable
Características a evaluar en el agua potable

En diversos países la carencia de agua potable se relaciona con la falta de recursos hídricos, la contaminación de las fuentes de agua o incluso con problemas de orden político y financieros, que no permiten la implementación de sistemas de tratamiento de potabilización y distribución del agua a la población.

¿Para qué se usa el agua potable?

Principalmente, el agua potable se usa para consumo directo: para beber, cocinar o lavar alimentos antes de su consumo. Sin embargo, los usos que se le pueden dar al agua son variados y se mencionan a continuación:

usos del agua potable

El uso del agua potable varía mucho de región en región, existen casos en los se usa agua potable para el riego de plantaciones (agricultura), mientras que en otros lugares se suelen emplear aguas recicladas o tratadas, e incluso en Latinoamérica se emplean aguas residuales crudas (sin ningún tratamiento), siendo esta práctica muy riesgosa y peligrosa para la salud pública. Así mismo, en algunos países no desarrollados no se utiliza agua directamente de la cañería para beber, sino que se opta por comprar agua mineral envasada.

Por otro lado, un elevado porcentaje de agua potable es utilizado para la descarga de inodoros, práctica que es muy cuestionada por la baja eficiencia que muchas de estas unidades tienen. En diversos países se ha optado por sustituir los inodoros tradicionales por sistemas eficientes que consuman menos agua en cada descarga, así como también ha habido iniciativas para el uso de aguas grises tratadas que sustituyan el uso de agua potable para este fin.

¿Qué es la potabilización del agua?

La potabilización del agua consiste en la aplicación de tratamientos de depuración que permitan eliminar los contaminantes físicos, químicos y microbiológicos que contiene y que resultan indeseados, dañinos o tóxicos para los humanos, como son los metales pesados, algas, arenas, bacterias, virus, entre otros.

Captación hasta distribución agua potable
Proceso potabilización general (desde la captación hasta la distribución)

El agua que será sometida al proceso de potabilización puede provenir de fuentes superficiales (ríos, lagos, mares) o puede extraerse de pozos (aguas subterráneas). Indiferentemente del punto de captación, el agua debe ser almacenada en presas o tanques y antes de ser distribuida a la población debe ser potabilizada. A continuación, se muestran las etapas generales para el tratamiento de potabilización de agua, según su procedencia:

potabilización del agua

¿Cómo saber si el agua es potable?

Es difícil saber la calidad completa del agua sin realizar análisis de laboratorios, sin embargo, se puede realizar una inspección visual de las características físicas del agua y determinar si tiene alguna que sea inusual o atípica, presencia de algún color, olor o sabor; sin embargo, muchos de los contaminantes químicos y microbiológicos no pueden ser detectados visualmente y deben ser determinados por otras vías (kit portátiles especializados o laboratorios certificados).

cómo potabilizar el agua
¿Cómo potabilizar el agua?

Para conocerlo, haz click sobre la imagen

Para determinar la calidad del agua luego del proceso de potabilización, se emplean dos tipos de indicadores microbiológicos, como son los coliformes termotolerantes y los coliformes totales. Dentro de los termotolerantes, el organismo indicador de mayor precisión para detectar la contaminación fecal es la bacteria Escherichia coli. Las guías establecen que el agua de bebida no debe contener agentes patógenos que puedan ser transmitidos a los seres humanos mediante la ingestión del agua y propone que los coliformes termotolerantes o E. coli no deben estar presentes en 100 mililitros de muestra del agua tratada, tanto la que se distribuye por tuberías, así como la transportada en camiones cisterna o almacenada en reservorios de agua potable.

¿Por qué se potabiliza el agua?

El objetivo de la potabilización es garantizar al consumidor que el tipo de agua captada, tiene la calidad indicada en la legislación para un determinado uso. La falta de potabilización del agua está asociada con enfermedades hídricas que pueden conducir a la muerte en las poblaciones más susceptibles e indefensas, como son la infantil y la de los adultos mayores.

Las actividades antropogénicas diarias incorporan a las aguas superficiales y subterráneas compuestos que son contaminantes y que deben ser removidos durante el proceso de potabilización. Al beber agua contaminada, se pueden contraer enfermedades, tales como: gastroenteritis, diarrea, disentería, hepatitis, cólera o fiebre tifoidea, además de otros trastornos generados por virus, protozoos, helmintos y cianobacterias que pudieran estar presentes en el agua.

El agua se considera como un recurso limitado y no renovable, y a la vez se ha declarado como un derecho humano por lo que se debe garantizar su suministro regular a nivel mundial y con características aptas para ser consumida (bebible), esto hace que sea fundamental que las poblaciones recurran a la captación, almacenamiento en embalses o presas, y finalmente, al tratamiento para depurarla para que se consuma sin ningún riesgo a la salud, de allí la importancia de la potabilización.

Finalmente, los problemas de abastecimiento se ven agravados debido a la infiltración o descarga incontrolada de aguas residuales procedentes de las comunidades a los cuerpos de agua utilizados para consumo humano, por lo que el agua debe ser sometida a un estricto tratamiento de potabilización antes de distribuirla a la población para que cumpla todas las exigencias requeridas para que sea agua potable.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas:
Artículo Anterior
Siguiente Artículo

A continuación