CARGANDO

Tipo de búsqueda

Contaminación Medio ambiente

Reciclaje y reutilización del vidrio, una forma sencilla de preservar la salud del planeta

El vidrio es uno de los residuos que la sociedad genera en mayor cantidad y también uno de los que mayor tiempo puede permanecer entre nosotros, por eso nos parece importante que conozcas, en primer lugar, cuál es el impacto ambiental del vidrio y luego, la importancia del reciclaje y reutilización del vidrio.

Reciclaje y reutilización del vidrio para cuidar al planeta

Reducir el uso del plástico está llevando a los fabricantes a optar por envasar sus productos con otros materiales, como el papel, el aluminio y el vidrio. El uso de este último data de hace miles de años, pero en la actualidad es más común, pues se ha convertido en una alternativa para evadir los señalamientos de los defensores de la salud del planeta. Pero, ¿es el vidrio realmente una opción inocua y respetuosa con el medioambiente? Veamos.

¿Cómo se produce el vidrio?

Aunque hay quienes afirman que es un material que no contamina, el vidrio también puede ser perjudicial para el planeta.

El vidrio se obtiene a partir de materiales que se encuentran en la naturaleza, como por ejemplo, el sílice, el calcio y el sodio. Estos ingredientes, inertes y abundantes en la corteza terrestre, se fusionan a temperaturas muy altas (1.200 – 1.600 ºC) para darle estabilidad y forma. Esto nos dice que aunque se fabrique con materias primas naturales, se somete a procesos que implican un gran gasto energético y la generación de emisiones gaseosas, principalmente de óxido de nitrógeno (NOx) y óxidos de azufre (SOx).

Además, el vidrio es un material más pesado que el plástico, pero también más frágil, así que su transporte y distribución requiere mayor fuerza motriz y más consumo de combustible, y esto genera más contaminación ambiental.

¿Cuánto tarda en degradarse el vidrio?

De los residuos que el ser humano genera en mayor cantidad, el vidrio es, junto al plástico, uno de los que más tiempo permanece en la naturaleza: puede tardar entre 4.000 y 5.000 años en degradarse.

Un trozo de vidrio se descompone principalmente por la acción del agua, no libera sustancias químicas ni resulta perjudicial para su entorno, pero como ya vimos, es su forma de producción la que sí representa riesgos y peligros para el medioambiente.

El vidrio, al final del camino, no es tan transparente y limpio como parece, argumento suficiente para fomentar su reciclado y reutilización.

Importancia del reciclaje y reutilización del vidrio

Aunque es de dificilísima degradación, el vidrio es un material totalmente reciclable y reutilizable. Se puede decir que esta es su mayor ventaja.

Reciclar botellas y recipientes de vidrio:

  • Minimiza la cantidad de residuos que llegan a los vertederos, rellenos sanitarios o el ambiente, y por ende, facilita su gestión.
  • Evita la sobreexplotación y extracción de nuevas materias primas, como la arena de sílice, la arena caliza y el carbonato de sodio, y con ello, la erosión de los suelos y la destrucción de ecosistemas.
  • Permite ahorrar hasta 40% de  energía en la operación de hornos para la fabricación de nuevas botellas.
  • Al reducir la quema de combustible asociada a la extracción de materia prima, su procesamiento y transporte, se disminuyen significativamente las emisiones de CO2, por tanto, contribuye a reducir la contaminación del aire.
  • Ayuda a aminorar el efecto invernadero, frenar el cambio climático y preservar el futuro del planeta de una forma justa y sostenible.
  • Genera empleos verdes.
El proceso de producción del vidrio es contaminante
El vidrio es el material con más gasto energético en su producción, incluso más que el aluminio.

¿Cómo reciclar el vidrio?

El reciclaje de vidrio, como ves, conlleva grandes beneficios para el medioambiente, pero es importante que se haga de la manera correcta.

Esta actividad empieza desde el hogar a partir de acciones muy sencillas:

  1. Separar el vidrio (vasos, copas, botellas, bombillas, etc) del resto de los desechos.
  2. Limpiar los envases de vidrio para eliminar los restos (líquidos o sólidos) y añadiduras plásticas o metálicas como tapas, tapones y etiquetas (estas van en el contenedor amarillo).
  3. Clasificarlo por color: verde, ámbar y transparente.
  4. Depositarlo en el contenedor de color verde.

Aunque ésta es una forma de contribuir con el planeta, hay que decir que el reciclaje implica que los residuos viajen muchísimos kilómetros hasta llegar al centro de tratamiento, donde serán triturados, fundidos para la fabricación de nuevos productos y nuevamente transportados. Así que es importante pensar en otras opciones, entre ellas la posibilidad de que el vidrio retorne directamente al fabricante para que sea reutilizado.

Sus características físico-químicas, su resistencia a las altas temperaturas, su facilidad para ser lavado, esterilizado y llenado hacen posible alargar su vida útil, y no solo eso, el vidrio retornable permite la reducción de costos de producción y del precio de venta.

El retorno de los envases de vridrio al fabricante ayuda a disminuir los residuos
Las botellas retornables pueden llegar a costar hasta 25% menos que las desechables.

Ideas para reutilizar el vidrio

La reutilización de frascos y botellas de vidrio es siempre la mejor opción, y además, puede hacerse en casa.

La resistencia y estructura de los envases de vidrio permiten que este material pueda cobrar vida una y otra vez, de infinitas maneras sin que pierdan su calidad. Por tanto, una botella de vidrio cuya función inicial era conservar una salsa de tomate, puede servir luego como florero; un vaso puede funcionar para decorar la mesa, como portavelas, y cualquier frasco puede hacer las veces de una alcancía. Todo es cuestión de darle rienda suelta a la imaginación y a la creatividad.

Algo tan sencillo como esto puede contribuir al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para que podamos vivir en un planeta más sano y habitable.

Las grandes industrias, en todo el mundo, prefieren fabricar que reutilizar. NO podía ser de otra manera pues de eso dependen sus abultadas ganancias, pero la verdad es que esa cultura del usar y tirar está poniendo en riesgo la salud de los ecosistemas, la existencia de la biodiversidad, y por supuesto, la supervivencia humana. Hay que plantarle cara al sistema de producción y estilo de consumo que nos está llevando a un despeñadero. El reciclaje y la reutilización del vidrio puede ser un primer y gran paso.

Artículos Relacionados

Etiquetas: