CARGANDO

Tipo de búsqueda

Consumo ético Medio ambiente

Supermercados cero residuos, otra opción para crear un planeta más saludable

Reducir el uso del plástico es una necesidad. Por suerte, ya muchas personas y empresas en todo el mundo lo están aceptando y asumiendo con gran responsabilidad. Tal es el caso de los supermercados cero residuos. Estos establecimientos nos están mostrando una forma fácil, segura y sustentable de adquirir artículos de higiene personal, limpieza y alimentos.

supermercados cero residuos

Adiós al usar y tirar

La manera en la que la mayoría de las personas adquiere los productos es completamente perjudicial para el planeta. El consumo excesivo de todo cuanto ofrece el sector industrial está llevando a la población mundial a un despeñadero. Se compran, se usan y se tiran a la basura demasiados artículos, gran parte de ellos envasados en plástico, y eso repercute directamente en la salud de los suelos, del agua y del aire. Esa tendencia debe cambiar para que esta y las futuras generaciones puedan disfrutar de un hogar común sano y más habitable. Los supermercados cero residuos llegaron para aportar su granito de arena en la construcción de ese tan necesario cambio en el modelo de consumo actual.

¿Cómo funcionan los supermercados cero residuos?

Si hay un lugar en el que el plástico queda descartado para el packaging y se trabaja directamente con empresas locales, orgánicas y de comercio justo es en un supermercado cero residuos. Allí no hacen faltas bolsas plásticas y tampoco hay productos envasados con este material tan dañino para el medioambiente. Está abierta la opción de que los consumidores lleven sus propios recipientes y hagan sus compras de manera consciente.

No hay cantidades mínimas de compra. Cada quien selecciona los productos (frutas, verduras, legumbres, jabón, shampoo, leche, etc.) según sus necesidades. Coloca en sus bolsas ecológicas o envases reciclables la cantidad que desea llevar, lo pesa, lo paga y lo lleva a casa de una forma segura y responsable con el planeta.

Esta nueva manera de comprar y vender tiene como finalidad reducir el volumen de desechos que se generan minuto a minuto en los supermercados convencionales y que afectan al medioambiente, en especial de plástico, pero también para evitar el desperdicio de alimentos.

Con esa intención, los supermercados cero residuos se han ido instalando en diversos países del mundo. Están recuperando el funcionamiento de los mercados antiguos, desafiando al sistema de compra tradicional y altamente contaminante y recordándonos que reciclar es bueno, pero reducir es aún mejor.

los supermercados cero residuos rechazan el plastico de un solo uso

Si quieres conocer un poco más sobre estos establecimientos comerciales sustentables, acá te dejamos una pequeña lista:

* Cero Market

Está ubicado en Argentina. Ofrece a sus clientes la oportunidad de comprar productos convencionales u orgánicos, de calidad, a precios accesibles y competitivos y lo mejor de todo, 100% libres de envases plásticos. Gracias a ello, ha logrado distinguirse como un mercado que fomenta el consumo responsable y el ahorro económico.

* Circular Shop

Este supermercado cero basura de Chile ofrece a sus clientes el despacho a domicilio de sus productos, los cuales entrega en envases de vidrio o plástico retornables. Una vez que, el cliente recibe su compra, devuelve los contenedores, y en el establecimiento se encargan de reciclarlos y en algunos casos, de lavarlos e higienizarlos para posteriormente reutilizarlos.

* Earth.Food.Love 

Abrió sus puertas en Reino Unido en el 2017 y desde entonces vende productos orgánicos, sanos y libres de pesticidas a granel. No ofrece productos empaquetados ni envases de plástico. De esta manera llama a los compradores a usar sus propios tarros o jarras para pesar sus productos y llevar sus compras a casa. Con ello contribuye a evitar el consumo innecesario de plásticos de un solo uso y el desperdicio de alimentos y dinero.

* Yes Future positive supermarket

La compra a granel, la reutilización de los envases y el uso de bolsas ecológicas son algunas de las armas que este supermercado emplea en la lucha contra la contaminación por plástico. Sus dueños llaman a la clientela a llevar sus propios recipientes para evitar la generación de residuos. Aquí es posible comprar todo a granel, desde vinos hasta detergentes ecológicos y utensilios de limpieza del hogar o higiene personal hechos de materiales naturales y por lo tanto, biodegradables, compostables o reciclables.

El mejor residuo es el que no se genera
El mejor residuo es el que no se genera.

Hay que pasar de lo desechable a lo perdurable

La adquisición de envases plásticos genera un costo medioambiental muy elevado. Más de ocho toneladas de estos residuos terminan en el océano cada año y acaban con la vida de millones de aves y tortugas marinas, lo que aunque muchos lo nieguen, también se traduce en costes sociales y económicos. Por eso es importante que a los supermercados cero residuos se sigan sumando empresas y acciones globales que promuevan la economía circular y el consumo ético y responsable. Pero también es esencial que cada individuo se pregunte qué tipo de consumidor es y a partir de ahí plantearse qué puede hacer para contribuir al cuidado y preservación de los recursos y espacios naturales.

Etiquetas: