CARGANDO

Tipo de búsqueda

Contaminación

Las colillas de cigarrillos también contaminan

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on vk
Share on reddit

Si creías que el cigarrillo solo afecta el aire que respiras, y por ende la salud, lamentamos decirte que sus efectos nocivos tienen un mayor alcance. Ni el agua, ni las plantas, ni lo suelos se salvan de la contaminación de las colillas.

Las colillas de cigarrarilo contaminan
Dos de cada tres colillas de cigarros se tiran al suelo

En el mundo se compran, (o se venden) alrededor de 6.5 billones de cigarrillos cada año; es decir, unos 18 mil millones cada día, y al menos una tercera parte de ellos son arrojados, con indiferencia, al suelo.

Según la Organización Mundial de la Salud, dos de cada tres colillas de cigarros se tiran al suelo, lo que se traduce en 137.000 colillas por segundo. Un dato espeluznante si se tiene en cuenta que esto sucede a nivel mundial.

Por su parte, datos de la ONG, Ocean Conservancy, revelan que “desde los años 1980, las colillas de cigarrillo representan entre el 30% y el 40% de todos los tipos de residuos que se recogen cada año en las operaciones de limpieza urbana y costera, a escala internacional”. Cifra que es bastante superior a la de las bolsas, botellas y demás envases.

El cigarrillo está condenado a ser desechado

Lo que se desecha del cigarrillo, por lo general es su filtro que acumula gran cantidad de componentes nocivos para la salud humana y la del planeta.

cientos de filtros de cigarrillos son desechados en el mundo
La contaminación plástica más común son las colillas de tabaco o cigarrillos

En 1957, el entonces ministro de salud de Estados Unidos declaró que había una relación causal entre el hábito de fumar y el padecimiento de cáncer de pulmón. Algo que años más tarde fue confirmado en un informe que resaltó que la tasa de mortalidad de las personas fumadoras había aumentado en un 70% respecto a la de las no fumadoras.

Desde entonces la preocupación ganó terreno y las empresas tabacaleras apostaron por incorporar filtros a los cigarrillos como una forma de reducir la cantidad de alquitrán y de nicotina. Probaron con algodón, carbón y almidones alimentarios pero al final se decidieron por el acetato de celulosa, un tipo de plástico que puede fragmentarse en piezas mucho más pequeñas (microplásticos) gracias a la acción de los rayos ultravioletas.

Estos filtros contienen además amoniaco o naftalina, arsénico, cadmio, polonio, metanol, disolventes industriales y hasta elementos radiactivos. Sustancias que no solo les hace altamente tóxicos para la salud humana (de hecho se les considera potencialmente cancerígenos), sino que al entrar en contacto con el agua, les convierte en un grave problema ambiental.

El asunto es que aun con la incorporación de los filtros no se ha demostrado una mejora en los efectos en la salud. Para muchos se trata solo de una herramienta de marketing para vender más, bajo un falso concepto de “más saludable”, de un aditivo inútil que termina siendo desechado y que por estos días se ha convertido en la forma más común de contaminación plástica.

¿Cómo afectan las colillas al medio ambiente?

Para el 77 por ciento de las personas consultadas en una encuesta realizada por La fundación “Keep America Beautiful”, las colillas de cigarro no se consideran como basura e incluso piensan que “desaparecen” en el aire. A ellos y a todos los demás que no fueron encuestados les contamos cuán perjudiciales resultan.

Las colillas de cigarros en el medio ambiente
Para la fabricación los nidos, las aves incorporan a sus espacios cada vez más colillas, lo que pone en riesgo su salud

Los residuos del cigarrillo, se quiera o no, gracias a su ligero peso, recorren miles de kilómetros. Son transportados por la lluvia, el viento o a través de las alcantarillas, desde zonas terrestres hasta las playas, mares y océanos, donde ocasionan efectos devastadores. Pueden perdurar en el ambiente entre 7 y 12 años, pero sus efectos nocivos pueden extenderse hasta por 25 años.

Estas son algunas de las consecuencias que ocasionan las colillas de cigarro y que afectan a la naturaleza:

  • Debido a la falta de materiales naturales para la fabricación y decoración de sus nidos, las aves incorporan a sus espacios cada vez más colillas, lo que pone en riesgo su salud. Algunos estudios aseguran que las aves utilizan solo las fibras de los filtros de los cigarrillos para repeler insectos. Sin embargo, lo que si bien es efectivo, también puede ocasionar enfermedades y desórdenes genéticos en las crías que las ingieren.
  • De acuerdo con datos de SEO/Birdlife publicados en 2018, cada colilla puede contaminar entre 8 y 10 litros de agua del mar y hasta 50 litros de agua dulce. Esto evidentemente supone el envenenamiento de especies vegetales, moluscos, peces, reptiles y aves, lo que puede llevarlos a la muerte. Además, contamina la cadena alimentaria, de modo que nosotros, los humanos, también podemos entrar en contacto con estas sustancias aunque no seamos fumadores activos.
  • Son una de las principales causas de los incendios forestales en el mundo, lo que afecta directamente a la vida silvestre local, contamina el aire y altera el ciclo del agua.
  • En la ciudad terminan siendo insuficientes las labores de limpieza, ya que la remoción por completo de estos residuos es muy difícil.

No en vano un informe publicado en 2018 por NBC News aseguraba que las colillas de los cigarrillos son el mayor contaminante creado por el hombre, incluso más que el plástico.

Sí hay soluciones

Por eso y más algunos recomiendan el uso de ceniceros portátiles, la colocación de ceniceros en espacios públicos y establecer o endurecer, según sea el caso, las sanciones contra el vertido de estos residuos.

Otros proponen la sustitución del componente básico de los filtros de cigarrillos, el acetato de celulosa, por otro biodegradable y menos dañino.

La contaminación de las colillas de tabaco
Recolección, sanciones y colocación de ceniceros son algunas de las propuestas contra el vertido de las colillas de los cigarros

Pero la solución ideal, sin dudas, se basa en la educación. Es necesario que las personas tomen conciencia de lo perjudicial que resulta tirar una colilla de cigarro.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: