CARGANDO

Tipo de búsqueda

Consumo ético

¿Qué tipo de consumidor eres?

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

Los consumidores se pueden clasificar según su nivel de conciencia ambiental. Si quieres saber en cuál nivel encajas, te invitamos a continuar la lectura.  

Qué tipo de consumidor eres (2)
Qué tipo de consumidor eres: ecoresignados, ecoactivos, ecocreyentes, ecoconsiderados

Datos del informe Kantar Media 2019 revelan que 49% de la población mundial es ecoresiganada, 16% ecoactiva y 23% ecoconsiderada.

A continuación te contamos qué características definen a cada grupo, según su nivel de conciencia ambiental y la adaptación al consumo responsable y sostenible de productos y servicios.

  • Ecoresignados:

En este grupo entran los consumidores que tienen muy poco interés por el tema medioambiental y por tanto, por los retos que hoy por hoy debe afrontar nuestro planeta Tierra. Siendo así, no hacen nada por iniciativa propia para ayudar a mejorar las condiciones ambientales que les rodean. Alegan que no tienen tiempo, fondos o energía para emprender acciones ecológicas, que además, les resultan incómodas.

Lo más positivo que pueden llegar a hacer es adaptarse a determinadas normativas ecológicas, como por ejemplo, el tener que pagar por el uso de bolsas plásticas.

Desafortunadamente, 37% de los consumidores en Europa Occidental son ecoresignados, y peor aún, 49% de la población mundial también lo es.

Según explica el profesor de Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), Gázquez-Abad, específicamente en España, el alto número de consumidores ecoresignados es una consecuencia directa del bajo interés institucional por adoptar medidas ecológicas, la falta de propuestas del sector privado, el contexto económico del país y una serie de aspectos culturales y educativos.

  • Ecoactivos:

Como su nombre lo indica, tienen una participación activa en cuanto al cuidado y preservación del medio ambiente. Idean estrategias para reducir el impacto ecológico de sus acciones e incentivan a quienes les rodean a hacer lo mismo. Consideran que es responsabilidad de los consumidores disminuir los altos niveles de contaminación que tanto inciden en el cambio climático y por ende, amenazan a nuestro medio ambiente.

Por lo general, reducen la cantidad de desperdicios, evitan el consumo de carne y la compra de productos plásticos.

De acuerdo con los datos del informe Kantar, así es el 16% de los consumidores globales. En su mayoría, son personas con más de 50 años, a quienes les es más fácil tomar consciencia de la necesidad de reciclar, por ejemplo.

Asia es el continente con menor cantidad de ecoactivos.

  • Ecocreyentes:

Este es una especie de grupo intermedio entre los ecoresignados y los ecoactivos. Los ecocreyentes tienen simpatía por los temas medioambientales pero no la voluntad férrea de tomar la iniciativa de cuidado y preservación de los recursos y espacios naturales.

Se preocupan más que todo por el uso del plástico e intentan reducir su impacto ambiental optando por usar bolas ecológicas. Sin embargo, asumen el tema con menos interés que los ecoactivos.

Neus Soler, también profesora de Estudios de Economía y Empresa de la UOC, explica que en Europa Occidental este grupo de consumidores representan el 19% de la población, y que en Latinoamérica supone el 4% del total.

  • Ecoconsiderados:

Así son el 23% de los consumidores globales. Entre ecocreyentes y ecoresignados. Pocas veces emprenden acciones ecoamigables. No se preocupan demasiado por la gestión adecuada de los residuos ni por los problemas que ocasiona el alto consumo de energía.

Tipos de consumidores a nivel global
Los ecocreyentes tienen simpatía por los temas medioambientales

Soler y Gázquez-Abad agregan que “ser medioambiental” no es tan fácil, ni práctico, ni económico, ni conveniente para todos los consumidores.

Solo para el 22% de los consumidores mundiales resulta atractivo o cómodo el comprar productos que no estén embalados en plástico. Únicamente el 38% de ellos evita comprar bebida en botellas de PVC o usar pañales de tela para sus bebés.

Para ambos profesores, esto se trata de un problema de prioridades. Coinciden en que “en algunos casos, las preocupaciones individuales son demasiado importantes como para que la sociedad pueda plantearse otras causas o preocupaciones”, como reducir el uso de las bolsas de plástico o de combustibles fósiles, por ejemplo. Y que además, compatibilizar el comportamiento ecológico con el consumo de productos sostenibles “depende más de la economía particular que de la del país”. En ese sentido, instan a las empresas a ser capaces de ofrecer productos que además de ser amigables con el ambiente tengan una excelente calidad y un precio asequible para la sociedad en general.

Pensar en consumo responsable
Tanto productores como consumidores debemos ser responsables con el planeta

¿Ya identificaste a qué grupo perteneces?

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: