CARGANDO

Tipo de búsqueda

Cambio climático Efecto Invernadero

Principales gases causantes del Efecto Invernadero

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on vk
Share on reddit

El efecto invernadero se hace posible por la actuación de gases llamados de efecto invernadero (GEI). Estos son los responsables de absorber, como una esponja, la energía infrarroja que es reflejada en la corteza terrestre, permitiendo que se caliente tanto la superficie de la Tierra como el aire que la rodea. 

gases de efecto invernadero

Cuando los gases de efecto invernadero están en su justa medida, en pequeñas concentraciones, los seres vivos pueden crecer y desarrollarse. Sin ellos, el mundo sería un desierto helado. Que suerte contar con ellos, ¿verdad?

Pero desde hace muchos años, la cantidad de estos gases en la atmósfera ha aumentado exponencialmente gracias a actividades promovidas por la Revolución Industrial. Estas, si bien han dado paso a grandes avances, especialmente en materia de movilidad, higiene y limpieza, han acelerado una amenaza latente: el cambio climático.

Ahora bien, como no todos los gases de efecto invernadero tienen el mismo origen ni el mismo tiempo de permanencia en la atmósfera, la incidencia de cada uno de ellos también varía.

  • Dióxido de Carbono (CO2)

El más conocido, del que más se habla y el que más ha aumentado en los últimos siglos en la atmósfera es el dióxido de carbono, la combinación de dos elementos químicos: el Carbono y el Oxígeno.

Se produce principalmente en:

  • La respiración de los seres vivos.
  • Las erupciones volcánicas.
  • Los incendios forestales.
  • La descomposición de la materia orgánica.

Sin embargo, el exceso de CO2 en la atmósfera responde a la actividad humana que cada vez demanda más combustibles fósiles como el carbón, el petróleo y el gas natural. La producción en fábricas, el uso de vehículos automotores y de aviones, la deforestación y la ganadería masiva contribuyen a una producción de CO2 en cantidades que exceden las capacidades naturales del planeta para reciclarlo mediante el Ciclo del Carbono.

dióxido de carbono efecto invernadero

Su permanencia en la atmósfera varía. Gran parte de las emisiones de CO2 son absorbidas por la biosfera y los océanos donde puede permanecer entre 20 y 200 años, y otra parte se elimina a través de la meteorización química o la formación de las rocas; procesos naturales que pueden tardar miles de años.

  • Metano (CH4)

El metano es otro de los gases que producen el efecto invernadero. Es generado de forma natural por la acción de putrefacción de bacterias anaeróbicas. Está presente principalmente en los excrementos de los animales.

Sin embargo, su alta concentración en la atmósfera responde a actividades de la industria ganadera, la agricultura, el tratamiento de aguas residuales, la minería del carbón y la quema de biomasa.

metano en la atmósfera

Su efecto tiene corta duración, pues desaparece de la atmósfera por reacción química. Su permanencia promedio en la atmósfera es de 12 años.

  • Óxido de Nitrógeno (NOx)

El óxido de nitrógeno u óxido nitroso, una combinación de Oxígeno y Nitrógeno. Este gas de efecto invernadero es consecuencia de la combustión de energías fósiles y sus derivados (gasolina y diésel, por ejemplo), del uso de fertilizantes en la agricultura intensiva y del tratamiento de aguas residuales.

óxido nitroso en la atmósfera

Se acumula en la estratosfera y puede permanecer en la atmósfera por más de cien años. Es tan potente que también contribuye a la destrucción de la capa de ozono que nos protege de los rayos ultravioletas.

  • Ozono (O3)

Otro gran causante del efecto invernadero es el ozono. Es un elemento fundamental de nuestra atmósfera que nos protege de la radiación solar.

ozono en la atmósfera

Pero también puede ser producido de forma artificial, por la reacción entre el monóxido de carbono, el dióxido de nitrógeno y compuestos orgánicos volátiles, que son emitidos en la quema de combustibles fósiles.

Cuando es creado por el hombre, por lo general es para emplearlo en procesos de desinfección del agua, por lo que su tiempo de permanencia en la atmósfera suele ser muy corto: días o meses.

  • Vapor de Agua (H2O)

El vapor de agua, por su parte, aunque es emitido por algunas actividades humanas, se libera principalmente gracias a procesos naturales como la lluvia y la nieve por lo que no supone una verdadera amenaza para nuestro planeta.

vapor de agua gases invernaderos
  • Clorofluorocarbonos (CFC)

Por último, y no por eso menos importante, se encuentran los clorofluorocarbonos. Estos gases son creados por el hombre a partir de la combinación de moléculas compuestas por Hidrógeno, Flúor y Cloro. Se utilizan ampliamente en la producción química de refrigeradores, aluminios, magnesio, partículas eléctricas, electrónicas y metalúrgicas, y en la fabricación de aerosoles, insecticidas, pinturas, etc.

clorofluorocarbonos en la atmósfera

Dependiendo de los compuestos, pueden estar en la atmósfera durante meses o miles de años. Este tipo de gases, aunque estén presentes en pequeñas concentraciones, desgraciadamente, tienen un poder de atrapar el calor que resulta aterrador.

Por un mundo con menos gases de efecto invernadero

Los gases de efecto invernadero que están incentivando el cambio climático, y por ende son los realmente dañinos para el medio ambiente, son los originados por el hombre. Por eso, para reducirlos, ahora y en el futuro, evidentemente es necesario implementar políticas eficaces, pero nuestras acciones pueden hacer grandes contribuciones.

Optar por energías limpias, consumir menos carne, sembrar más árboles y alargar la vida de determinados productos son tan solo algunas de las formas en las que podemos ayudar a que nuestro planeta nos permita seguir disfrutando de él y de todos sus beneficios.

Artículos Relacionados

Etiquetas:

A continuación