CARGANDO

Tipo de búsqueda

Cambio climático Efecto Invernadero

La agricultura celular abre paso a la carne sintética

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

La carne está destruyendo al mundo. ¿Lo has escuchado antes? Seguramente sí. No es mentira, pero tampoco es del todo cierto. Lo que verdaderamente está causando graves daños a nuestro planeta son los procesos productivos. Por eso, la agricultura celular ha surgido como una forma de evitar lo que la industria cárnica ha multiplicado: la emisión de gases de efecto invernadero, el sufrimiento animal e incluso, la transmisión de enfermedades.

agricultura celular
Lo que verdaderamente está causando graves daños a nuestro planeta son los procesos productivos

Una fórmula alternativa

Diversos estudios aseguran que es necesario trabajar en la reducción de emisiones de gases contaminantes para mitigar los efectos del cambio climático. También afirman que debemos ir más allá, y hacer todo lo posible por conservar la vida animal. ¿Cómo? A través de nuevas formas de cultivo y producción.

¿En qué consiste la agricultura celular?

Su origen no está en las granjas, sino en los laboratorios. Es una forma de generar productos agrícolas a través del cultivo de tejidos y células animales.

De modo que, la carne sintética se crea en laboratorios a partir de células madres musculares extraídas de animales vivos. Estas, que son de fácil multiplicación, se recolectan mediante biopsias, para causar el menor daño a los animales.

Carne de laboratorio
Una forma de generar productos agrícolas a través del cultivo de tejidos y células animales

Estas células madres musculares, luego son combinadas con tejido conjuntivo, grasa, venas y arterias. Para lograr que su textura, apariencia y sabor sean lo más parecido a los de la carne convencional, se están haciendo pruebas con otros ingredientes, como sal, huevo, migas de pan o remolacha.

Por último, todo esto se mezcla y se procesa en un biorreactor que actúa como medio de cultivo.

Este proceso les permite nutrirse en condiciones favorables de pH y temperatura, crecer y reproducirse de forma controlada, logrando así crear alimentos más nutritivos, seguros y ambientalmente amigables.

La agricultura celular avanza a pasos agigantados

Aunque aun parece un poco lejana la producción en serie de la carne sintética o de otros productos elaborados a partir de células madre, lo cierto es que las investigaciones y la pruebas avanzan a un ritmo imparable.

En Estados Unidos, empresas como Memphis Meats ya ofrecen una una línea de productos de tiras de pollo y pato generadas in vitro. Dos grandes magnates, Bill Gates y Richard Branson, y grandes corporaciones de la industria alimentaria, entre ellas, Thyson Foods, han invertido en esta iniciativa.

Israel, un país que importa buena parte de la carne que consume, también está apostando por la agricultura celular. Future Meat Technologies, una firma que funciona en la Universidad Hebrea de Jerusalén, y SuperMeat se mantienen buscando alternativas para sustituir a la carne tradicional.

carne creada en laboratorio
Alternativas para sustituir a la carne tradicional

Mientras tanto, Aleph Farms, una compañía creada en el 2017, creó el primer «minute-steak» artificial, un bife de carne que puede cocinarse fácilmente en un sartén en poco tiempo. Aún no está en el mercado, pero la empresa espera aumentar su producción y ya en el 2021 poder ofrecerla en los menús de varios restaurantes y lanzarla oficialmente al mercado en el 2023.

Argentina, Japón y China también están apostando por esta nueva forma de cultivo y producción alimenticia que busca contrarrestar el exponencial crecimiento demográfico, el cambio climático y la sobreexplotación de los recursos naturales.

¿Estamos listos para el cambio?

Deberíamos estarlo si tenemos en cuenta que, como lo dice Robert Shapiro en el libro “Clean Meat”, “la Tierra no puede acomodar tal incremento en la demanda de carne animal. El impacto en el clima es demasiado grande, la deforestación demasiado severa, el uso de agua demasiado masivo, y la crueldad animal demasiado insoportable”.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: