CARGANDO

Tipo de búsqueda

Calentamiento global Cambio climático

Sequía histórica y prolongada en Chile

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on vk
Share on reddit

El país lleva más de 10 años padeciendo la sequía más dura y larga de su historia. La lluvia escasea y crece la preocupación. Una situación que parece difícil de revertir y que probablemente se profundizará.

Sequía en Chile

La sequía en Chile alcanzó un punto crítico

Chile vive una temporada seca sin precedentes. El 2019 se registró como el año más seco de los últimos diez años. Hay un fuerte déficit de precipitaciones en el país que hace aun más complicado el abastecimiento de agua para el consumo humano y el sector agrícola. Y la nieve de la cordillera se ha reducido entre un 77% y 78%. Todo este complejo escenario le ha llevado a ocupar el puesto número 18 en la lista de países con alto riesgo de sufrir estrés hídrico por la carencia de agua y estuvo a punto de entrar en el grupo de mayor gravedad.

Según un informe de la Dirección General de Aguas (DGA):

  • La falta de agua tiene a dos regiones del país en estado de catástrofe, 134 municipios se encuentran bajo decreto de escasez hídrica y 119 estados bajo el de emergencia agrícola. 
  • El déficit de lluvias es de más del 80%.
  • El rio Mataquito está a 30% menos de su capacidad, la más baja desde que hay registros.
  • Al menos 10 embalses de la zona central del país están en niveles críticos, operando un 40% por debajo de su capacidad.
  • El embalse Rungue está completamente seco y El Yeso, principal reserva de la Región Metropolitana, tiene un déficit de agua cercana al 64.29%.
  • La Laguna del Maule ha perdido el 43% de su capacidad en la última década.

Esto que ya muchos llaman megasequía, de acuerdo con el Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia de la Universidad de Chile, es una consecuencia directa del cambio climático antropogénico. No obstante, otros expertos consideran que dentro de las causas hay que agregar a la fase negativa (fría) de la Oscilación Decadal del Pacífico.

Las consecuencias de la sequía en Chile son devastadoras

Para el 2040, Chile podría estar en el ranking de los 25 países más afectados por la sequía y es que la escasez de lluvias de la última década ha hecho estragos:

  • La recurrencia de incendios ha aumentado.
  • El desierto de Atacama ha avanzado.
  • Cada vez hay más pasto verde reemplazado por tierra seca y espinos semimuertos.
  • Se calcula que la sequía ha afectado a alrededor de 50 animales, en tanto que cerca de 10.000 de ellos, sobre todo ganado caprino y bovino, han muerto entre las regiones de Coquimbo, el Maule y Valparaíso.
  • Al menos el 70% del bosque esclerófilo de la cuenca de Santiago ha muerto paulatinamente.
  • Las zonas agrícolas han perdido su fertilidad. Según Greenpeace, el 76% del territorio chileno está afectado por la sequía y el 22% sufre la desertificación.
  • Además, decenas de personas han migrado de las zonas más afectadas en busca de mejores condiciones de vida.
Megasequía en Chile

Plan de emergencia

La sequía en Chile ha alcanzo un nivel tan grave que el gobierno, parlamentarios y empresarios coinciden en la necesidad de implementar medidas urgentes para contrarrestar la escasez de agua.

El presidente chileno, Sebastián Pïñera anunció que destinará 6.000 millones de dólares para hacer frente a “un nuevo período” de la crisis hídrica, en la que el agua “va a ser mucho más escasa”.

El plan contemplado por el mandatario incluye la construcción de 26 embalses. El objetivo es mejorar el riego de unas 285.000 hectáreas y dar un respiro a alrededor de 150.000 agricultores. Se prevé también duplicar la capacidad de trabajo de 20 plantas desalinizadoras y el aprovechamiento de acuíferos subterráneos

Por otra parte, ante la escasez hídrica, crecen las posibilidades de aplicación de planes de racionamiento de agua, lo que acentuaría la preocupación de casi medio millón de personas que luchan por acceder a este bien común en Chile.

Un grifo con llave de paso

Este fuerte episodio de sequía se ve agravado por otro problema que por años ha agobiado al pueblo chileno, el acceso y abastecimiento de agua. Según el Código Civil de esta nación suramericana, el agua es un bien nacional de uso público. Sin embargo, parece que no es de todos los chilenos. Ese mismo código ha permitido una estructura desigual a través de la privatización del agua.

La llave de paso del 80% de los recursos hídricos del país la poseen y manejan a su antojo poderosas empresas poco o nada interesadas en su distribución justa y eficiente. Ellas gestionan los servicios de captación de agua bruta, se encargan de la distribución de agua potable y de depurar las aguas residuales.

agua potable
¿Qué es el agua potable?

Para conocerlo, haz click sobre la imagen

Aunado a ello, otras grandes empresas privadas dedicadas en su mayoría al sector industrial y minero consumen ingentes cantidades de agua. Según el estudio Escenarios Hídricos 2030, un 57% del agua es utilizada en plantaciones forestales y otro 37% en el sector agrícola. Mientras tanto, aproximadamente 1,5 millones de personas (8% de la población)  viven en lugares en los que hay poco o ningún acceso al agua potable.

Es innegable que la sequía en Chile ha sido repotencida por el cambio climático; pero claramente deja en evidencia que más que tratarse de un problema de disponibilidad del agua es un gravísimo problema de gestión de la misma. Hay que cuidar este vital líquido. Ahorrar agua puede ayudar a combatir la crisis, y esto evidentemente requiere de un arduo trabajo de concienciación y de asumir responsabilidades.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas:

A continuación