CARGANDO

Tipo de búsqueda

Contaminación electromagnética

Impacto de los teléfonos móviles en el embarazo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on vk
Share on reddit

Las radiaciones electromagnéticas que generan los dispositivos móviles pueden generar efectos negativos, tanto físicos como mentales. Por eso, tenerlos en el dormitorio o cerca de él, en la cama o junto al cuerpo puede resultar bastante perjudicial. En nuestro artículo sobre contaminación electromagnética ya te asomamos algunas de las consecuencias, pero esta vez nos vamos a enfocar en el impacto de los teléfonos móviles en el embarazo.

Teléfonos móviles y el embarazo

Desde su aparición, los teléfonos móviles se han convertido en una gran herramienta de comunicación y entretenimiento, pero ¿qué pasa cuando los usamos en exceso, cuando no somos capaces de desprendernos de ellos y los llevamos a todas partes? Esto es lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otros organismos se han encargado de estudiar, con especial énfasis en cómo los campos electromagnéticos y las exposiciones a ellos afectan nuestra salud, y los resultados siempre han sido alarmantes.

Algunos informes han indicado que las ondas electromagnéticas, incluidas las generadas por los teléfonos móviles, pueden llegar a matar las neuronas, otros, que aumentan los riegos de padecer cáncer y enfermedades cerebro-vasculares, que aceleran el envejecimiento y perturban el sueño. Pero también hay estudios que demuestran que la exposición excesiva a fuentes de radiación puede desencadenar problemas antes, durante y después del parto. Se habla de partos prematuros, abortos espontáneos, malformaciones, peso reducido del nacido y enfermedades congénitas.

¿Qué dicen los expertos sobre esto?

Una investigación realizada en el año 2012 por el doctor Hugh Taylor, médico y jefe del Departamento de Obstetricia, Ginecología y Ciencias Reproductivas de Yale, demostró que hay “bases biológicas” que sugieren que el uso del teléfono móvil durante la etapa del embarazo puede causar trastornos de conductas en los niños, entre ellos, la ansiedad.

Si bien este estudio ha sido poco valorado por haberse realizado con pruebas en ratones gestantes y no en mujeres embarazadas, han surgido otros informes que reafirman esa premisa.

Hay un estudio conjunto entre universidades de Estados Unidos y Dinamarca que analizó a 130.000 niños en 2017, y que reveló que el uso del teléfono puede ocasionar desórdenes de comportamiento en edad escolar. Según los resultados, 54% de las madres que utilizaron teléfonos móviles durante el embarazo tuvieron hijos con hiperactividad y dificultades para relacionarse con sus padres, problemas que fueron aumentando con la mayor exposición a las radiaciones, sobre todo en aquellos niños que utilizaron el móvil antes de los siete años.

Por otra parte, hay un artículo publicado en Scientific Reports que da cuenta de que en las mujeres embarazadas que se exponen a altos niveles de radiación producidos por los dispositivos móviles durante sus rutinas diarias, se triplican los riesgos de abortar.

efectos de los teléfonos móviles en el embarazo y los niños
Las ondas que emiten los teléfonos móviles pueden afectar negativamente al futuro bebé.

¿Hay algún efecto positivo?

Según un estudio realizado por el Instituto Noruego de Salud Pública en el 2017, sí. El profesor e investigador Jan Alexander, aseguró entonces que “el uso del móvil durante la gestación estaba asociado con menos riesgo del niño de tener un bajo nivel de lenguaje y habilidades motoras a los 3 años de edad.”

Los resultados de esta investigación arrojaron que los niños nacidos de usuarias de teléfonos móviles presentaban menos riesgo de tener oraciones de menor complejidad (27%), de sufrir retardo de lenguaje moderado a los 3 años (31%) y de tener habilidades motoras bajas (18%). Sin embargo, el profesor dice que “Los efectos beneficiosos detectados deben interpretarse con precaución debido a las limitaciones comunes en los estudios observacionales, pero los hallazgos deberían al menos aliviar cualquier preocupación de las madres sobre el uso de su teléfono móvil durante el embarazo”.

Recomendaciones para evitar estos efectos

Aunque aún queda mucho por investigar sobre el impacto de los teléfonos móviles en el embarazo, lo que se tiene hasta ahora ha llamado la atención de la OMS y otras tantas instituciones internacionales, como el Consejo de Europa, y por ello recomiendan:

  • Minimizar el uso y la exposición a este tipo de radiaciones, especialmente en el caso de los niños y mujeres embarazadas.
  • Disminuir las llamadas y usar más los chats.
  • Utilizar más los micrófonos.
  • Apagar los móviles durante la noche, no tenerlos en los bolsillos o alejarlos de la cama.

Si bien estas medidas preventivas pueden y deben ser aplicadas por todos los usuarios de los teléfonos móviles, son las mujeres embarazadas las llamadas a practicarlas con mayor rigurosidad.

  • Durante el embarazo, mantener el teléfono alejado del abdomen y el pecho.
  • Mantener a los bebés alejados de estos aparatos que emiten ondas electromagnéticas.
  • Informar y enseñar a los niños sobre esta temática.
teléfonos recomendaciones en el embarazo
Siempre es mejor prevenir que lamentar.

A veces, la tecnología es una amenaza

La tecnología, más que resolvernos la vida, nos ha creado grandes problemas, en especial cuando la usamos sin tomar en cuenta sus riesgos.

Nuestro mundo actual está inundado de campos electromagnéticos. Estamos rodeados de ellos aunque no los veamos y, aunque sus fabricantes intenten decir lo contrario, son peligrosos. Aunque algunos de ellos advierten sobre los riesgos que conlleva su uso, lo cierto es que lo hacen en letras pequeñas, en manuales que pocos leen, y los excluyen en sus campañas publicitarias, en las que suelen mostrar a los usuarios llevándolos siempre muy cerca de su cuerpo. No es justo que sigan siendo indiferentes a las amenazas a nuestra salud y nuestro bienestar y negando los efectos que los hace legalmente responsables de los daños que nos ocasionan.

“Somos parte de un gran experimento biológico sin que se nos haya pedido consentimiento informado. Para proteger a nuestros niños, nosotros mismos y nuestro medio ambiente, debemos reducir la exposición y establecer guías protectoras. Hoy científicos alrededor del mundo entregan esta Petición a las Naciones Unidas, sus estados miembros y la Organización Mundial de la Salud, para que provea liderazgo respecto a esta crisis emergente de la salud pública.”

Dr. Martin Blank - Departamento de Fisiología y Biofísica Teléfono móvil, Universidad de Columbia (2015)

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: