CARGANDO

Tipo de búsqueda

Contaminación

La contaminación por mercurio y sus consecuencias

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on vk
Share on reddit

La contaminación con metales pesados progresa cada día más en nuestro planeta con consecuencias nefastas. Aunque varios de estos contaminantes afectan la salud de animales, plantas y humanos, el mercurio (Hg) es uno de los más dañinos. En este artículo te explicaremos en que consiste la contaminación por mercurio.

Mercurio

¿Qué es el mercurio?

Es un elemento de la tabla periódica que pertenece al grupo de los metales. Seguro piensas que nunca has visto este metal, ¡pero te equivocas! Está contenido en la franja de los termómetros que indica la temperatura.

Este metal tiene un color plateado brillante y es líquido a la temperatura ambiental. Otra de sus características que facilita su capacidad contaminante es que se evapora con mucha facilidad. Es un buen conductor de la electricidad y se expande y reduce por cambios de temperatura.

Estas características lo convierten en un material con muchas aplicaciones como en amalgamas dentales, instrumentos para medir temperatura y presión (manómetros y termómetros). También se usa en interruptores eléctricos y en la extracción de metales preciosos como el oro y la plata.

¿Cómo está afectando la contaminación con el mercurio el medio ambiente?

Cuando el mercurio llega al ambiente no se comporta de forma estática o inmóvil. Debido a sus características químicas puede entrar en un ciclo natural que lo transportará a otros ambientes. Esta situación es particularmente importante en la producción de la forma de mercurio más dañina que se encuentra en el ambiente: el metilmercurio.

El metilmercurio es un contaminante muy potente que se produce gracias a la acción de algunas bacterias que actúan sobre el mercurio presente en el suelo o el agua. Esta forma de mercurio es la más dañina para los organismos vivos y tiene la capacidad de acumularse en sus cuerpos.

Como un típico representante de los metales pesados dañinos para la salud se acumula en los animales grandes que se comen a otros más pequeños contaminados. Esta contaminación concentrada es un problema grave en animales comestibles como los pescados de mayor tamaño (pez espada, atún, tiburón y verdel) y moluscos bivalvos (ostras, almejas y mejillones).

El efecto dañino del mercurio no sólo afecta a las especies animales comestibles, sino a todas en general. Las cadenas alimentarias mantienen el equilibrio ambiental y si sus miembros se ven afectados, a la larga se perderá ese equilibrio.

Fuentes de contaminación con el mercurio

Fuentes contaminantes naturales de mercurio

El mercurio se encuentra en muy pocas cantidades en la naturaleza, el problema se presenta cuando su concentración aumenta y se esparce.

Algunos procesos naturales aportan pequeñas cantidades de mercurio al medioambiente. La corteza de la tierra tiene grietas llamadas fallas, desde allí se escapa el Hg en forma de gas y puede llegar al aire, suelo y agua.

Las erupciones volcánicas también contribuyen a que este químico se concentre en el medioambiente, sobre todo en el aire. Otra fuente natural de este metal pesado proviene de su evaporación en los cuerpos de agua como ríos. Una vez que el mercurio se encuentra en el ambiente llega con facilidad a los animales, las plantas y por último a los humanos.

Fuentes contaminantes artificiales de mercurio

Todos los tipos de contaminación con metales pesados son generados por actividades humanas y la del mercurio no es una excepción. La minería artesanal del oro está en la lista de las principales actividades que producen contaminación por mercurio en el ambiente.

Durante la minería artesanal del oro, este metal es extraído utilizando mercurio para obtener una mezcla sólida de ambos metales. Para extraer el oro puro se calienta esta mezcla y el mercurio se evapora y pasa al aire, contaminándolo.

Este procedimiento extractivo no sólo contamina el aire, sino que intoxica a las personas que lo realizan y a sus familiares cuando lo realizan en sus hogares. El efecto se extiende más allá del foco de emisión, porque intoxica los lugares vecinos y se extiende al resto del ambiente (suelo y agua).

Gracias a los estudios científicos se sabe que la minería no es la única culpable del aumento de los niveles contaminantes del mercurio. Actividades como la tala y la quema de bosques para acondicionar terrenos para uso agrícola están aportando también su cuota.

¿Puedo contaminarme con mercurio?

Después de haber leído la información previa, seguro pensarás que sí puedes contaminarte con mercurio porque es un contaminante omnipresente (presente en todas partes). Una persona puede contaminarse con mercurio procedente de la actividad minera, la tala y quema de bosques y a partir de alimentos contaminados.

Daños producidos debidos contaminación por mercurio

¿Cómo nos afecta la contaminación por mercurio?

La intoxicación con este metal pesado puede provocar daños nerviosos que producirán síntomas como temblores excesivos, cambios de humor y de comportamiento, dolores de cabeza muy intensos y pérdida de la memoria.

El daño en un organismo contaminado con mercurio también incluye alteración de las defensas y las hormonas. A este cuadro también se añade afectación de órganos vitales como el hígado y los riñones.

La contaminación por mercurio es un problema global que no respeta las fronteras. Es necesario que los gobiernos apliquen medidas para disminuir este peligroso contaminante en el ambiente.

Artículos Relacionados

Etiquetas: