CARGANDO

Tipo de búsqueda

Biodiversidad

El tráfico ilegal de especies está frenando el desarrollo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on vk
Share on reddit

Destrucción de sus hábitats, acción de especies invasoras, pérdida de ecosistemas, la contaminación, no son solo los factores que ponen en peligro la supervivencia de millones de especies alrededor del mundo. Se suma una amenaza que los pone en un nivel de vulnerabilidad aún mayor: el tráfico ilegal de especies. Un flagelo que está causando que cada vez más especies que integran nuestra biodiversidad se sumen a las largas listas de “peligro de extinción”.

tráfico de especies

¿En qué consiste el tráfico ilegal de especies?

Es un delito que ha sido promovido a escala internacional por poderosas mafias, ya que, en este considerado por algunos como “negocio”, se mueven gigantescas cantidades de dinero. Incluso las sumas podrían darse la mano con negocios como el del tráfico de drogas o el de las armas. El tráfico ilegal de especies es un crimen contra la naturaleza donde unas pocas manos se lucran y ponen en estado de riesgo a la humanidad, puesto que no solo se ven afectadas las especies con las que se trafica, sino que daña toda nuestra biodiversidad, poniendo en terapia intensiva a nuestro planeta.

Para luchar contra el tráfico ilegal de especies, el Fondo Mundial para la Naturaleza ha lanzado una campaña que tiene por nombre “STOP Tráfico de Especies, allí exponen una serie de razones por las que urge detener este delito.

  • El tráfico ilegal de especies, un crimen contra la naturaleza, mueve anualmente la friolera de entre 8 mil y 20 mil millones de euros, pero está mucho menos perseguido que otros delitos como son el tráfico de armas o el narcotráfico.
  • Producto del tráfico ilegal de especies, cada año son asesinados unos 100 tigres, 20 mil elefantes, así como más de 1.000 rinocerontes, con el fin de que traficantes vendan sus huesos, su piel, sus colmillos y cuernos.
  • El tráfico ilegal de especies abarca mucho terreno, anualmente se comercializan de manera ilegal cerca de 1.500.000 aves vivas y 440.000 toneladas de plantas medicinales.
  • Con el tráfico ilegal de especies no solo se pone en riesgo la biodiversidad, también la vida de los seres humanos, y es que, en los últimos 10 años, casi mil guardaparques han sido asesinados en intentos por defender elefantes, rinocerontes y otras especies.

¿Cuáles son los tres animales que más se ven amenazado producto del tráfico ilegal de especies?

El primer lugar lo ocupa un gigante, se trata del elefante, la fiebre del marfil se cobra la vida diaria de unos 54 elefantes, la masacre de estos mamíferos placentarios deja al mundo cada año sin unos 20.000 ejemplares. Los traficantes matan a los elefantes con el fin único de hacerse con el marfil de sus colmillos, este delito se ha convertido en un símbolo de lujo.

La cacería de elefantes incluso puso en aprietos hace casi una década a la Monarquía de España, todos recuerdan el accidente que sufrió en abril de 2012 Juan Carlos I, una fractura de caderas producto de la cacería de elefantes en Botsuana. La noticia vino acompañada de una fotografía que le dio la vuelta al mundo, donde se mostraba al entonces Rey de España con una escopeta, al lado de un elefante abatido. El hecho indignó no solo a los defensores de animales, sino a la sociedad en general y es que en medio de una de las peores crisis económicas que ha atravesado el mundo, Juan Carlos I se gastaba la suma de 50 mil euros para irse a cazar elefantes a la África Austral. El escándalo dejó muchas cosas al descubierto y un tiempo después, a Juan Carlos I no le quedó de otra que abdicar, “la venganza del elefante” le habrían puesto de título algunos.

Justicia divina que muchos queremos le llegue a los furtivos, puesto que han sido los responsables de que en la Reserva de Selous, ubicada en África, hayan desaparecido en los últimos años el 90 por ciento de los elefantes. Urgen más acciones, pues si bien China, que destaca por ser uno de los mercados con una de las demandas más grandes, cerró en 2017 su mercado legal de marfil, sin embargo los elefantes siguen siendo asesinados.  

En el segundo lugar, de los animales más vulnerables por el tráfico de especies se encuentra el tigre. En los últimos 15 años, la caza furtiva se ha cobrado la vida de al menos unos 1.755 tigres, principalmente en países asiáticos.

¿Por qué se persigue a los tigres? Por sus pieles, así como por algunas partes de sus cuerpos, que de acuerdo a la medicina tradicional china, sirven para curar diversas enfermedades.

En el tercer lugar, pero no por eso menos importante, se encuentra el rinoceronte, por este mamífero urgen acciones, si no queremos verlos solo a través de fotografías en un futuro próximo.

A principios de 2018, moría en Sudán, el último rinoceronte macho de la subespecie de rinoceronte blanco, un hecho que prende las alarmas: “nos estamos quedando sin rinocerontes”.

Pese a que, en 1973, gracias a la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres, se prohibió el comercio de cuernos de rinocerontes, el mercado negro sigue poniendo en riesgo la integridad de esta especie.

Los países asiáticos son uno de los mayores consumidores del polvo del cuerno de rinoceronte, pues sus habitantes creen que dicho polvo puede curar desde una simple fiebre, hasta el cáncer.

tráfico de animales

¿Cuál es la planta más vulnerable con el tráfico ilegal de especies?

Uno de los problemas más graves que pone en riesgo la conservación de la biodiversidad a escala global es el comercio ilegal de la flora, delito sobre el cual se han pronunciado organismos como la ONU. Cuando se habla de una de las especies vegetales más afectadas por el tráfico, muchos coinciden en nombrar a las cactáceas, y es que estudios revelan que más del 30 por ciento de las especies de cactus se encuentra en peligro de extinción, frente al riesgo de 25 por ciento que enfrentan los mamíferos o el 13 por ciento al que se exponen las aves.

Las cactáceas son flores realmente hermosas, su apariencia única, sumado a que se encuentran en lugares restringidos en su mayoría es lo que las pone en peligro. Particularmente atractivas por los coleccionistas, el 86 por ciento de las cactáceas provienen de poblaciones silvestres. Su erradicación pone en peligro la biodiversidad.

Por ejemplo, los cactus que se encuentran en zonas áridas mexicanas, son una fuente de alimento y agua para una amplia variedad de especies de animales como las ratas del bosque, los conejos, venados, pavos, tortugas, entre muchos otros. Son además una fuente rica de néctar para colibríes, murciélagos y abejas. Pero no solo sirven de sustento a la fauna. Los cactus son una fuente rica para el comercio hortícola, el sector alimentación, incluso cuando se trata de medicinas. Por lo que al cortarlas, estamos cortando una cadena de beneficios gigantesca.

tráfico de la flora

El tráfico ilegal de especies es un flagelo que urge ser limitado, pues está matando la vida en nuestro planeta. Incluso el nuevo coronavirus que se ha cobrado la vida de muchas personas y puesto en peligro la vida de muchísimas más, se habría originado en un mercado en Wuhan, China, donde se traficaba con animales silvestres.

Artículos Relacionados

Etiquetas: