CARGANDO

Tipo de búsqueda

Cambio climático Contaminación

Una nueva capital para Indonesia

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on vk
Share on reddit

La rápida expansión de Yakarta, la capital de Indonesia, en los últimos años se ha convertido en una gran preocupación. Su congestionado territorio hoy es el epicentro de una serie de problemas ambientales, económicos y sociales que exigen atención especial. Para algunos, la alternativa es crear una nueva capital para Indonesia. Pero, ¿será esto una solución real o servirá para crear un nuevo problema en otra ciudad?

Indonesia-Superpoblación

Indonesia es el cuarto país más poblado del planeta y Yakarta, su capital que fue concebida para albergar a unos 500.000 habitantes, es hoy una de las regiones urbanas más superpobladas del mundo, según las Naciones Unidas. En la ciudad hacen vida más de 10 millones de personas, y 30 millones más en el área metropolitana, lo que representa el 54% del total de la población nacional.

El exceso de población se ha convertido en un cóctel explosivo que la lleva a lo más profundo. Ser el centro económico, empresarial, comercial y administrativo del país le ha sometido a grandes niveles de contaminación del aire por un tráfico excesivamente congestionado en sus carreteras que se niega a mejorar pese a la creación del metro y del ferrocarril y de las restricciones de circulación vehicular.

Esto, sumado al desarrollo descontrolado, la mala planificación urbana, a su condición geográfica y a los patrones climatológicos cada vez más volátiles, parece ser un peso que Yakarta ya no puede soportar.

Yakarta se hunde

Yakarta está situada en la confluencia de trece ríos. Está asentada en un terreno pantanoso. No cuenta con un eficiente sistema de canalización de aguas, por lo que la industria local y millones de personas aprovechan sus acuíferos subterráneos y crean pozos ilegales que hacen que el sedimento y las rocas se desmoronen.

El cambio climático también le juega en contra con el aumento del nivel del mar. Así se hace sumamente propensa a la cruenta presencia de desastres naturales como sismos, inundaciones y tsunamis, que arrasan con sus paisajes y dejan a miles de personas en situaciones vulnerables.

Indonesia-Yakarta-se-hunde

Es una de las ciudades que más rápido se hunde. Se sumerge en el Mar de Java a un ritmo desconcertante: hasta 25 centímetros por año en algunas zonas, el doble del promedio mundial para las principales ciudades costeras. Una cifra que lleva a las estimaciones más pesimistas: en el 2050 un tercio de la ciudad podría quedar bajo el mar.

Se intentaron algunos remedios, pero nada ha frenado el hundimiento de Yakarta. Se construyeron islas artificiales que actuaran como amortiguadores contra el Mar de Java, muros costeros de hormigón y diques gigantes pero nada ha sido suficiente. El agua se filtra, agrieta y hunde las estrechas calles de la ciudad. En vista de ello, las autoridades del país se han visto en la necesidad de tomar otras medidas, quizás más drásticas, quizás apresuradas: construir una nueva capital para Indonesia.

¿Cuál será la nueva capital indonesa?

Esta nueva capital estará cerca de Balikpapan, la capital provincial, y de la ciudad de Samarinda, conectada a un aeropuerto internacional y a un puerto marítimo donde llegan importantes cargamentos de petróleo y carbón.

Isla-Borneo-Nueva-capital-de-Indonesia

Este ambicioso proyecto de reubicación se iniciará a finales del 2020 y podría retrasarse unos 5 o 10 años; y costará al menos 486 billones de rupias, unos 34.000 millones de dólares, de los cuales el 19% provendrá de las arcas públicas y el resto será financiado por inversores, fondos privados y convenios mixtos.

Con la reubicación, el gobierno busca distribuir la población aglomerada en Yakarta. Inicialmente, la nueva capital alojará a un millón y medio de personas, siendo los funcionarios y miembros de la administración pública los primeros en ser trasladados.

¿Se traslada la capital o los problemas?

Aunque la nueva capital puede aliviar algunos problemas en Yakarta, puede también crearlos o empeorarlos en Borneo.

Si bien la isla de Borneo es fascinantemente atractiva por los orangutanes que hacen vida en el Parque Nacional Bukit Soeharto y por albergar una de las mayores reservas de carbón del mundo, también es cierto que en las últimas décadas ha sido víctima de la deforestación. El gobierno ha dicho que se tratará de una ciudad ecológica en la que no habrá intervención en ningún área protegida sino que rehabilitará las que sean necesarias, pero todos sabemos en qué termina la participación de las grandes empresas cuando se les da luz verde para la construcción. Ojalá y las autoridades cumplan su palabra.

Biodiversidad-Indonesia

Algunas voces que se oponen al traslado aseguran que se promoverá la transmigración, el envío de personas de las zonas más pobladas del país a las más deshabitadas. En la isla de Borneo habitan unos 16 millones de personas. Esto sin dudas puede conllevar a ciertos inconvenientes sociales como el rechazo y la segregación. Habrá que tener cuidado con esto.

Además, el plan está diseñado para trasladar a un millón y medio de personas a la nueva sede, pero ¿qué pasará con quienes se queden en Yakarta, donde otras decenas de millones de personas tienen pocos medios de escape? ¿Yakarta quedará al olvido? ¿Se desviará la atención hacia la nueva capital?

Fundar nuevas ciudades no es algo nuevo

Lo cierto es que Yakarta no sería el primer caso, otros países ya han cambiado el emplazamiento de sus capitales, bien sea para desplazar el eje del poder a otro lugar o para buscar equilibrios territoriales.

Birmania lo hizo en el 2005. La trasladó de Yangon a Naypyidó. Malasia tuvo una capital dividida cuando mudó su sede administrativa a 33 kilómetros de Kuala Lumpur en los años 90.

En 1960 Brasilia se convirtió en la nueva capital del Estado Federal de Brasil desplazando así a Salvador de Bahía y a Río de Janeiro.

La capital de Nigeria, era Lagos, pero debido a la humedad, la temperatura y su posición geográfica, se decidió cambiarla a Abuya en 1991.

En el caso de Estados Unidos, la decisión fue principalmente política. El título lo ostentaron Filadelfia y Nueva York y finalmente Washington DC.

En el caso de la India, Nueva Delhi se convirtió en su capital en 1911.

Las ciudades planificadas pueden ser un éxito o un fracaso. Habrá que esperar un poco más para saber de qué lado de la historia quedará la nueva capital de Indonesia, y por supuesto, la tan sufrida Yakarta.

El-Cambio-Climático-pone-en-peligro-varias-ciudades-del-mundo

Lo cierto es que el cambio climático, en el que la mano del hombre tiene gran culpa, no solo ha puesto a Yakarta en esta situación de vulnerabilidad, sino a otras ciudades. Nueva York, Nueva Orleans, Osaka, Mumbai y Guangzhou también podrían perder buena parte de su territorio para 2100 debido a fuertes inundaciones, según un informe del Panel Internacional por el Cambio Climático.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: