CARGANDO

Tipo de búsqueda

Consumo ético Desarrollo sostenible

Alimentación para mascotas a base de insectos

Ante las previsiones de crecimiento poblacional, la industria alimentaria ha puesto sus ojos en fuentes de nutrición alternativas. Ya hay harinas, bebidas, pastas y barritas energéticas que tienen como principal ingrediente gusanos y lombrices. Pero los humanos no serán los únicos que puedan consumir este tipo de productos. La alimentación para mascotas a base de insectos también está planteada como una opción con excelentes posibilidades nutricionales, económicas y ecológicas. Veamos por qué.

alimentación para mascotas a base de insectos

Los insectos, una tendencia culinaria

En la cocina asiática y africana, los insectos se preparan con las técnicas y combinaciones más diversas. En los platos de China, India, Corea es común encontrar gran variedad de estos pequeños y singulares animales. Hormigas, gusanos, escarabajos saltamontes y grillos aparecen de formas exóticas y pocas veces atractivas.

Aun así, el comenzar a hablar de ellos como una “fuente alternativa de alimento nutritivo y saludable”, como lo ha hecho la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), genera controversia. Pero, mientras unos se centran en atacar esta tendencia culinaria, otros apuestan por defender su lado bueno y llevarla a otro nivel.

Según voces expertas, por su gran valor nutricional, los beneficios que otorgan a la salud y las ventajas medioambientales de su cría y reproducción, estos animalitos se presentan como la comida del futuro, para humanos y animales.

Para los primeros, en especial los que viven en los países occidentales, un primer acercamiento es un tanto difícil. Pocos, poquísimos, dicen sí a un menú preparado con proteína animal a base de gusanos. Pero seguro han probado un poco de ellos en alimentos en los que han sido integrados en forma de polvo, en la preparación de pastas, salsas, mermelada y mantequilla de cacahuete.

Para los segundos, parece ser una opción más atractiva, pues si ya consumen insectos de forma natural, ¿qué tan difícil puede ser comerlos en una nueva presentación, verdad?

Cerdos y aves los consumen sin problemas. Perros y gatos, también. Parece que ellos sí saben lo que es bueno.

La alimentación para mascotas a base de insectos es saludable, segura y ecológica

Al menos 20% de la carne y del pescado que se produce en el mundo se emplea para fabricar piensos para cerca de 500 millones de perros y gatos domésticos. Estos productos si bien prometen brindarles proteínas de calidad, no son precisamente la opción más saludable, económica ni respetuosa con el medioambiente. No pasa lo mismo con la alimentación a base de insectos.

Estos pequeños animales son excelentes proveedores de grasas, ácidos grasos, vitaminas, minerales y nutrientes. Por ello, su inclusión en la dieta de perros y gatos, contribuye a evitar alergias, generalmente asociadas al consumo de subproductos de carne y pescado producidos para humanos. También favorece el cuidado de la piel, las uñas, la flora intestinal y el sistema inmune.

Además, la utilización de los insectos como materia prima para la elaboración de piensos es una alternativa idónea para abordar la creciente necesidad de una alimentación animal sostenible. De esta manera, se puede terminar con el modelo de explotación de animales de granja, disminuir la producción y consumo de carnes rojas, minimizar la importación de soja y harina y reducir la contaminación ambiental.

Los piensos para mascotas a base de insectos son compatibles con el desarrollo sostenible

Mientras que la producción de alimentos a base de carne requiere del consumo excesivo de recursos cada vez más escasos y de pesticidas, la fabricación de proteína animal con insectos minimiza la necesidad de ellos.

los piensos de insectos para mascotas son saludables y respetuosos con el medioambiente
Los piensos de insectos para mascotas son saludables y respetuosos con el medioambiente.

La producción ganadera y de soja ha crecido gracias al aumento de la demanda mundial. A mayor número de importaciones, más elevadas son las tasas de tala y deforestación de bosques y sabanas, mayor es la erosión de los suelos, la contaminación de las aguas y la emisión de gases contaminantes, principalmente dióxido de carbono, metano y amoníaco.

Pero, en el caso de la producción de insectos, la demanda de tierra, agua y combustibles fósiles es mucho menor. Los insectos requieren menos comida, espacio y agua, son fáciles de mantener y sus desechos pueden usarse como compost, lo que quiere decir que son menos dañinos que los generados por la industria cárnica. Entonces, no solo crecen y prosperan más rápido, sino que ayudan a disminuir los costes de producción de piensos y la emisión de gases efecto invernadero responsables del calentamiento global.

Inconvenientes de la alimentación para mascotas a base de insectos

Los alimentos para mascotas a base de insectos, como has podido ver ofrecen grandes ventajas, pero eso nos les hace perfectos. Sobre ellos recaen ciertos señalamientos en contra.

» La disminución global de insectos

Un estudio publicado por la Entomological Society Krefeld desmostró que tan solo en Alemania, la población de insectos ha disminuido en 75% entre los años 1989 y 2016. Un dato como este, sin dudas, nos lleva a pensar en las repercusiones que tiene la ausencia de moscas, abejas, libélulas o mosquitos en el desarrollo de la vida de otros animales y en la producción de alimentos.

De modo que, para algunas voces críticas, el empleo de insectos para la producción de piensos puede implicar su captura en el ambiente silvestre y por tanto, continuar diezmando la población de estos animales y por ende, la prestación de importantes servicios ecosistémicos.

» La cría a gran escala

A fin de garantizar la existencia de los insectos, algunas empresas se han dedicado a la cría a gran escala de insectos destinados para la provisión de alimentos procesados para otros animales. Por ejemplo, en Holanda, existen poco más de 25 granjas con criaderos de la mosca soldado (Hermetia illucens). En este caso, la crítica recae en la implementación de tecnologías de automatización para elevar los volúmenes de producción.

Se cuestiona que la fabricación en masa, si bien puede reducir el coste económico de las proteínas y potenciar su competitividad frente a las proteínas convencionales, puede llegar a afectar la seguridad y calidad del producto.

» Carencia de investigaciones científicas

Un estudio publicado en el Journal of Nutritional Science destacó que los grillos, las larvas del gusano de la harina, las larvas de la mosca soldado negra y las cucarachas, además de favorecer la salud del planeta, son un alimento saludable y proteico para las perros y gatos. Sin embargo, algunos advierten que se han hecho pocas pruebas sobre los efectos a mediano y largo plazo de esa proteína animal procedente de insectos en mascotas. Alegan que si bien pueden ser una alternativa más económica y sostenible, aún queda mucho por investigar acerca de la digestibilidad, la absorción y el aprovechamiento de nutrientes en perros y gatos.

» El rechazo de la población

Las personas que se niegan a consumir insectos generalmente están en contra de suministrárselos a sus mascotas. El grado de aceptación hacia los alimentos a base de insectos todavía es bastante bajo y eso repercute en la decisión de proporcionarle a los animales un alimento de este tipo.

Una investigación de la Asociación de Fabricantes de Alimentos para Mascotas (PFMA) asegura que a 36% de los consumidores no les agrada la idea de alimentar a sus perros y gatos con productos que contengan harina o polvo de insectos.

Aunque ya los alimentos para mascotas a base de insectos se comercializan en Reino Unido, Francia, Alemania e Italia, en Estados Unidos ningún integrante del grupo de seres vivos más abundante de la Tierra, ha sido aprobado como ingrediente en alimentos para perros y gatos, solo para peces. En parte, esto responde a los inconvenientes mencionados. Estos, en cierta forma, han ralentizado la aceptación de este tipo de alimentos en los consumidores y en las entidades regulatorias.

» No resuelve el problema de los alimentos procesados para mascotas

Una propuesta alimentaria sostenible no solo implica sustituir la carne roja por insectos. Si los insectos son altamente procesados, el único fin de estos alimentos es obtener grandes beneficios de la comercialización, no cuidar la salud de los animales ni mucho menos la del planeta.

los alimentos a base de insectos mejoran la salud y apariencia de las mascotas
Los alimentos a base de insectos mejoran la salud y apariencia de las mascotas.

Todavía son muchos los que cuestionan la alimentación para mascotas a base de insectos. Sin embargo, la industria alimenticia, que enfrenta la presión de los prosumidores, ha comenzado a verla como una valiosa oportunidad de negocio. Cada vez está más presente en supermercados y petshops, ojalá algún día con el único fin de mejorar la calidad de vida de nuestros queridos acompañantes y de nuestro gran hogar.

Etiquetas: