CARGANDO

Tipo de búsqueda

Medio ambiente Naturaleza

La avispa asiática, el gran enemigo de las abejas

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on vk
Share on reddit

La avispa asiática se ha convertido en un grave problema. Al establecerse en nuevos hábitats pone en riesgo el equilibrio ecológico. Es una enemiga potente de las abejas comunes, que son imprescindibles para garantizar la polinización de plantas y flores. Hoy, su expansión va en ascenso y ha desatado una ola de alarma en las zonas donde se han establecido. A continuación, te contamos más detalles sobre esta especie y cuán peligrosa puede llegar a ser.

Avispa asiática
Las abejas comunes, son imprescindibles para garantizar la polinización de plantas y flores

La avispa asiática o avispa velutina

Es un insecto volador originario del Sudeste Asiático, específicamente de las montañas de Indonesia y el norte de la India, zonas con un clima subtropical templado. Allí, llevan años conviviendo con las abejas, quienes han generado mecanismos de defensa para proteger sus colonias; pero en otras zonas en las que no es común su presencia, estos mecanismos pueden no existir, perjudicando gravemente a distintas especies de abejas.

Todas las avispas son depredadoras de abejas. Unas más que otras. Pero la “Vespa velutina” es la más voraz. Esto se debe a una cuestión de sobrevivencia, ya que necesita proteínas para alimentar a sus crías y azúcares para potenciar su actividad.

depredadores de la avispa asiática
Llevan años conviviendo con las abejas, quienes han generado mecanismos de defensa

¿Cómo reconocer a la avispa asiática?

Este tipo de insecto tiene las siguientes características:

Es una de las avispas más grandes que existen. Las obreras pueden llegar a medir 22 mm y las reinas hasta 35 mm; todo depende de cómo se alimenten y de otros factores climatológicos y de temperatura.

Tiene un tórax negro, que contrasta con el amarillo de su cuarto segmento abdominal, y alas ahumadas. Sus patas son de color negro con extremos amarillos. Tiene un aguijón cuya longitud varía entre 4 y 6 mm, lo que también le diferencia de otras avispas. Son capaces de volar cientos de kilómetros en un solo día, y soló las frena un clima más seco.

Avispa Asiática o Vespa Velutina
Las obreras pueden llegar a medir 22 mm y las reinas hasta 35 mm

Ciclo de reproducción

El ciclo de apareamiento de las velutinas comienza, por lo general, cuando termina el verano; siendo en septiembre cuando nacen los primeros machos y reinas jóvenes.

Las reinas fecundadas en el otoño salen de nuevo en primavera, después de hibernar. Se encargan de fundar nuevos nidos, donde ponen sus huevos y producen feromonas para atraer a los machos fértiles. Básicamente, se dedican a la reproducción de la especie. Una actividad que depende en gran medida de la temperatura y la alimentación.

Las ejemplares obreras adultas construyen el nido y mantienen las colonias. En el nuevo enjambre se crían nuevas reinas que luego darán inicio al ciclo reproductor en la siguiente primavera. Con su nacimiento, las reinas madres mueren, mientras que los machos lo hacen justo después de la fecundación.

Los nidos son de forma esférica o romboidal, de color marrón y pueden llegar a medir unos 50 centímetros de ancho y 80 de alto. Lo construyen, por lo general, en zonas húmedas y templadas, por lo que es frecuente encontrarlos en la cima de los árboles y en acantilados, e incluso en las partes más altas de algunas edificaciones. Sin embargo, en algunos casos, sobre todo en tiempos de inviernos más fríos, las avispas velutinas se pueden asentar en agujeros del suelo, donde intentan refugiarse de las inclemencias del tiempo.

Reproducción de la avispa asiática
En el nuevo enjambre se crían nuevas reinas que luego darán inicio al ciclo reproductor en la siguiente primavera

¿Qué come la avispa asiática?

La Vespa velutina, al igual que la avispa común, incluye en su dieta el néctar de las flores y frutas maduras de los árboles.

También se alimenta de los restos de otros insectos que habitan los campos, como las hormigas, los pulgones y las mariposas, arañas, libélulas, orugas y moscas.

Pero toda avispa asiática, ya sea reina u obrera, ve en las colmenas de las abejas una rica fuente de alimentos para ellas y para sus crías.

Por eso se mantienen vigilantes, volando a su alrededor y esperando siempre el momento oportuno para el ataque: la llegada de las abejas melíferas, sus preferidas por ser de las más cargadas de polen y néctar. La captura es rápida. Su técnica de caza se caracteriza por cortar la cabeza, alas, patas o cualquier otra parte del cuerpo de su presa que le dificulte el traslado del tórax, su más ansiado alimento, a distancias lejanas para alimentar a sus larvas.

En ocasiones, las avispas asiáticas atacan directamente la colmena; se introducen en ella acabando con todo a su paso: abejas, larvas y miel.

Principales depredadores

depredadores de la avispa asiática
La avispa asiática es una especie invasora y depredadora

En contraposición, las avispas velutinas tienen muy pocos depredadores naturales. Entre ellos se cuentan:

  • El alcaudón dosirrojo.
  • El halcón abejero.
  • El abejaruco europeo.
  • El carbonero.
  • El herrerillo.
  • Los pájaros carpinteros.

Esto ha favorecido la expansión de las velutinas, dificultando la destrucción de sus poblaciones.

Una invasora peligrosa

La avispa asiática es una especie invasora y depredadora. Por eso, es un peligro para las colonias de abejas melíferas. ¡Un gran problema para el equilibrio ambiental! pues entre el 50% y 75% de su dieta se basa en abejas. Tan solo en un día puede matar entre 25 y 50 ejemplares. 

Precisamente esto es lo que atemoriza a las abejas e incluso a otras avispas, quienes se ven obligadas a cambiar su comportamiento natural. Muchas dejan de salir de sus nidos o dejan de poner huevos; otras abandonan sus lechos para formar nuevas colmenas en otros lugares.

Una pesadilla para los apicultores

Al haber menos colmenas, se perjudica además la actividad apícola.

Entre zumbido y zumbido, la velutina puede llegar a destruir cosechas enteras en la fruticultura, pues impide la polinización de árboles y plantas. Un grave problema si se tiene en cuenta que el 70% de los cultivos consumidos por el hombre son polinizados por las abejas.

Una preocupación cada vez más fuerte para los apicultores, en particular para los de Europa, pues la avispa asiática se ha expandido en Alemania, Bélgica, España, Italia, Portugal, Reino Unido y Suiza. Allí es considerada una temida plaga que afecta negativamente a la producción de miel. Por ello, los apicultores han tenido que buscar métodos para acabar con ellas; desde los más tradicionales, como el uso de insecticidas y la colocación de trampas; hasta los más modernos como la implementación de drones para ubicar sus nidos y exterminarlos.

¿Es más peligrosa que la avispa común?

Aunque se demoniza su imagen, su llegada a nuestro entorno no representa un problema de salud pública ni un peligro inminente para la humanidad. La avispa asiática solo se convierte en una real amenaza cuando se siente atacada.

Si bien es cierto que son más grandes y por su tamaño también es mayor la cantidad de veneno que inoculan y más dolorosa la reacción a la picadura, no tienen la capacidad de generar mucho más daño que las avispas comunes. Para los humanos representan el mismo peligro que cualquier otra avispa. Su picadura produce los mismos efectos: hinchazón, enrojecimiento y dolor localizado.

Ahora bien, hay situaciones que podrían suponer complicaciones. Su veneno puede llegar a ser mucho más agresivo en casos de picaduras múltiples o si la persona que recibe la picadura es alérgica a este tipo de insectos, pues puede ocasionar un choque anafiláctico y, en el peor de los casos, un paro cardiorrespiratorio que puede terminar en la muerte.

La avispa velutina es una especie muy dañina para los ecosistemas a los que no pertenece, por eso las investigaciones para frenar su llegada a nuevos espacios no cesan.

El reto que se han planteado es conseguir una forma de lucha biológica que no perjudique a otras especies. ¡Ojalá y se pueda!

Más Artículos Interesantes

qué es una pintura ecologica
El comercio justo busca igualdad, salarios justos para los trabajadores y empoderamiento femenino
Etiquetas:

A continuación