CARGANDO

Tipo de búsqueda

Medio ambiente Naturaleza

Distribución mundial de la avispa velutina

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on vk
Share on reddit

La avispa velutina se ha adueñado de espacios que antes no le pertenecían. Nació en Asia y por estos días su población se ha distribuido por varios países de Europa donde se les tilda de “plagas” al poner en peligro al sector apícola.

Distribución de la avispa asiática
Es capaz de volar cientos de kilómetros en un solo día

La “Vespa velutina”, también conocida como avispa asiática, es originaria del Sudeste Asiático pero tiene una gran capacidad de dispersión.

Por sí misma, es capaz de volar cientos de kilómetros en un solo día. Puede recorrer largas distancias y llegar a nuevos territorios, especialmente aquellos con condiciones climatológicas similares a los de su lugar de origen: los templados y húmedos.

Por eso es común que este insecto volador haga vida en Bangladesh, Bután, Corea, Malasia, Birmania, Tailandia, Vietnam; y por supuesto China, India e Indonesia.

Pero, como toda especie invasora, puede ser introducida en otro hábitat de forma intencional o accidental.

¿Cómo llegó la avispa velutina a Europa?

Así se introdujo en el continente europeo en el año 2004. Entró por Francia de forma accidental por el puerto de Burdeos, al parecer, como polizón en la mercancía que transportaba un barco procedente de Asia. Unos dicen que la avispa asiática iba en un cargamento de frutas, o de bonsáis o de cerámicas de China, otros que iba en la madera de India. Sea como sea logró entrar a un territorio que no estaba, ni está, preparado para su existencia.

Desde entonces, las colonias de velutinas se han propagado por la mitad del territorio francés, el norte de la Península Ibérica y el Norte de Portugal, sin dificultades ya que no cuentan con enemigos naturales que controlen su población.

La avispa asiática en Europa
Unos dicen que la avispa asiática iba en un cargamento de frutas, o de bonsáis o de cerámicas de China

La distribución de la avispa velutina se ha extendido por Europa. Se han asentado en el País Vasco, España, Italia, Alemania, Bélgica, Suiza y en el Reino Unido.

En España, exactamente en la comarca de Baztán (Navarra) se detectaron por primera vez hace diez años. En el 2011 se les declaró como especie exótica invasora por Real Decreto y hoy ocupan varias comunidades autónomas del país.

Tan solo en Galicia, según la Asociación Gallega de Apicultura, se estima que existen unos 100.000 nidos de avispas asiáticas. Una cifra que inevitablemente alarma a los apicultores pues la producción de miel se ve seriamente afectada por su presencia. Tan solo en Ourense ha experimentado una caída del 40%, no porque la Vespa velutina afecte directamente al volumen de miel que recolecta el apicultor, sino gracias a la disminución de abejas causada por el apetito voraz de esta especie invasora.

Pero la comunidad gallega en general también está preocupada ya que desde su aparición, la avispa asiática ha acaparado grandes titulares en la prensa, la radio y la televisión.

No es para menos. Además de responsabilizarle por causar estragos en los cultivos, también se le ha achacado la muerte de varias personas.

Distribución de la avispa velutina introducida

Pero valga la oportunidad para aclarar que si bien esas muertes por las que responsabiliza a la avispa asiática han estado relacionadas con su picadura, no ha sido el picotazo en sí el verdadero generador de los decesos. En todo caso el desencadenante, por lo general, es la reacción alérgica a la picadura.

Aunque en Galicia es donde tienen mayor presencia, no se han quedado solo en los campos, sino que ya se han tomado las ciudades.

También hay registros de velutinas en Burgos, Barcelona, La Rioja, Asturias, Castilla y León, Cantabria, Cataluña y Baleares.

¿Puede extenderse su colonización?

Hasta ahora esta voraz especie invasora no ha llegado ni al centro ni al sur peninsular de España, pues las condiciones climáticas de estas zonas no le resultan favorables. Sin embargo, no se descarta que en el futuro puedan acercarse y colonizarlas.

Este alarmante ritmo de expansión de sus poblaciones mantiene a distintos grupos de investigación trabajando para atajar el problema que han desatado en los ecosistemas invadidos. Muchas de las comunidades afectadas, o todas, se han visto en la necesidad de crear estrategias de vigilancia, control y erradicación de la Vespa velutina.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: