CARGANDO

Tipo de búsqueda

Ecología Naturaleza

La ventaja ecológica de las plantas de hojas perennes

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on vk
Share on reddit

Una investigación reciente reveló que no todas las especies arbóreas reaccionan igual ante el cambio climático.

Qué hojas son más resistentes al cambio climático
Impacto del cambio climático en las plantas de nuestro planeta Tierra

Un grupo de botánicos del Trinity College de Dublín, en Irlanda, trabajó cinco años en una investigación que finalmente arrojó importantes conclusiones en cuanto al impacto del cambio climático en las plantas de nuestro planeta Tierra.

El equipo, dirigido por Jennifer McElwain, analizó especímenes de hojas de museo que fueron recolectados a finales de la década de 1980, y luego los comparó con hojas de la misma especie recolectadas unos 25 o 30 años después en los mismos lugares.

Adicionalmente, el grupo de investigadores realizó trabajo de campo tanto en zonas tropicales y desérticas como en bosques templados y boreales. Se dedicó a explorar árboles y arbustos de Puerto Rico, Arizona, Alaska e Irlanda para conocer cómo han respondido al cambio climático.

Tras esos cinco años de trabajo, los botánicos demostraron que el aumento de las concentraciones de dióxido de carbono en la atmósfera en los últimos 25 años ha afectado notablemente el uso del agua que hacen los bosques, y ante esto no todas las especies arbóreas tienen el mismo comportamiento. Agregan que el impacto en las zonas más cálidas del planeta es diferente al de las zonas más frías.

La investigación, que fue financiada por Science Foundation Ireland y publicada en la revista “Science Advances”, reveló que en este nuevo contexto climático, “los árboles y arbustos de hoja perenne son más eficientes en el uso del agua que las plantas caducifolias en lugares de clima más frío, pero no hay evidencia de tal patrón en partes del mundo con climas más cálidos”.

¿Qué son los árboles de hojas perennes y los de hojas caducas?

Se caracterizan por la durabilidad de su follaje, que se mantiene verde durante todo el año, incluso en el otoño y el verano.

Estos han sabido adaptarse a las malas condiciones climáticas, han desarrollado estrategias para sobrevivir a la falta de agua en zonas secas o a suelos con escasos nutrientes. Por ejemplo, las hojas de las encinas son pequeñas y tienen pelos o vellosidades que le conceden mayor resistencia evitando su congelamiento durante las épocas más frías y la pérdida de agua en los veranos más calurosos. También están los pinos, cuyas hojas tienen una especie de cera que les protege de las bajas temperaturas y las hace más fuerte frente a las nevadas.

Son grandes consumidores de agua. Son aquellos que cambian las hojas a lo largo del año, o las pierden en determinadas estaciones, en especial en invierno, cuando hay menos horas de luz y, por tanto, menor cantidad de nutrientes.

Los caducifolios también tienen sus mecanismos de defensa ante condiciones climáticas adversas. Estos, una vez que comienza a bajar la temperatura, entran en una etapa de latencia, en la que desechan y renuevan su follaje para ahorrar energía hasta que el frío ceda y llegue la primavera.

Hojas perennes y hojas caducas
Las hojas perennes, han sabido adaptarse a las malas condiciones climáticas y las hojas caducas, tienen sus mecanismos de defensa ante condiciones climáticas adversas

¿A qué se debe la ventaja ecológica de las hojas perennes?

En el 2011, un equipo de expertos del Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (CREAF), indicaba que “las hojas perennes, al tener un tejido estructural más fuerte y paredes más gruesas, ralentizan la difusión de CO2 hacia el interior de la hoja, lo que hace la fotosíntesis más lenta. Dicha difusión retardada provoca que el proceso de fotosíntesis no se sature tan rápido, lo que a su vez se refuerza con la mayor eficiencia de estos árboles en el uso del agua.”

En esta nueva investigación, Wuu Kuang Soh, autor principal del estudio, agrega que las diferencias encontradas en cuanto al comportamiento de las plantas de hojas perennes y caducifolias tienen que ver directamente con la textura de las hojas, la cual puede incidir en la sensibilidad de las plantas al aumento del CO2 y en los ciclos de carbono y agua de la tierra. Explica que “las hojas de los árboles de hoja perenne son generalmente más gruesas y resistentes que las plantas caducifolias en climas más fríos, mientras que en su mayoría son de textura similar entre los dos grupos en los climas más cálidos”.

Las hojas perennes son más resistentes
Las hojas perennes, al tener un tejido estructural más fuerte y paredes más gruesas, ralentizan la difusión de CO2 hacia el interior de la hoja

Las recientes conclusiones, según indica, sirven para hacer predicciones concretas acerca del futuro de nuestros bosques. Su equipo de trabajo se ha permitido adelantar que “los árboles y arbustos de hoja perenne se beneficiarán más que las plantas de hoja caduca de un CO2 más alto futuro, particularmente en partes del mundo que tienen climas generalmente más fríos, como Irlanda y en otros países en las latitudes templadas”. Esto, porque las especies de hojas perennes se han vuelto más “sabias” respecto al uso de agua, en especial en las temporadas de fuertes sequías.

Agregan que, “por ejemplo, trepadoras de hoja perenne como la hiedra y los árboles como el acebo, pueden competir con los árboles caducifolios como el abedul y el roble si el agua se convierte en un recurso aún más valioso en el futuro. Esto es quizás algo que los futuros jardineros, silvicultores y arquitectos urbanos deberían considerar”.

De modo que ante el aumento generalizado de las concentraciones de CO2, puede darse una mayor expansión de bosques de pino y encinas en nuestros bosques.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: