CARGANDO

Tipo de búsqueda

Contaminación

La contaminación por compuestos orgánicos persistentes o COPs

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on vk
Share on reddit

Las actividades humanas producen sustancias que contaminan el medio ambiente como es el caso de los compuestos orgánicos persistentes (COPs). Esta contaminación ambiental es un tema muy preocupante debido a las consecuencias que produce en la salud del humano y de los seres vivos en general. En este artículo aprenderás más acerca de estos contaminantes.

Cómo se producen los COPs
Los COPS son producidos por muchas actividades humanas industriales, agrícolas y por los incendios forestales

¿Qué son los compuestos orgánicos persistentes?

Los COPs son sustancias orgánicas (que contienen carbono) tóxicas que se mantienen por mucho tiempo en el ambiente. Otra característica que las convierte en un problema serio para la salud humana y animal es que se trasladan a grandes distancias gracias a la acción del aire y el agua.

¿De dónde provienen los COPs?

Estos compuestos contaminantes persistentes se producen de dos maneras: intencional y accidental. Dentro de los que se producen de manera intencional se encuentran los plaguicidas de uso agrícola, textiles, piezas de vehículos, partes eléctricas y electrónicas. El otro grupo de estos compuestos generados de manera accidental provienen de la combustión (quema) de materiales orgánicos como vegetación y desechos orgánicos.

La contaminación por compuestos orgánicos persistentes está muy distribuida en el ambiente debido a que se dispersan rápidamente a través del agua, el viento y las corrientes marinas. Una vez que se encuentran presentes ingresan al suelo, el agua, los sedimentos, los alimentos, los animales y el hombre. Causa mucha preocupación encontrar estos contaminantes en sitios tan lejanos como el ártico, a miles de kilómetros de su sitio de producción.

​¿Por qué son tóxicos los COPs?

Una característica que convierte estas sustancias en un gran peligro para la salud humana y animal es su toxicidad a muy bajas concentraciones.  La exposición a estos compuestoss produce cáncer, daños al sistema nervioso y enfermedades asociadas al sistema inmune.  También ocasionan  alteraciones hormonales que desencadenan diversas patologías que incluyen  desordenes reproductivos.

La acción dañina de estos contaminantes también amenaza la salud de la mujer gestante y su hijo porque pueden atravesar la placenta, llegar hasta el feto y producir la alteración de su desarrollo. Su efecto se prologa hasta después del nacimiento del niño porque son excretados en la leche materna. 

Muchos expertos en esta materia opinan que esta situación afecta el derecho de la mujer de proteger su salud reproductiva  y de producir generaciones saludables.

Estos agentes contaminantes también afectan la salud general y reproductiva de los animales. Principalmente causan daños en el funcionamiento de glándulas tan importantes como la tiroides y alteración de la función de las hormonas. 

Cuando las hormonas funcionan mal se alteran muchas funciones del organismo del animal, entre ellas, la reproductiva. Por esta razón en animales con altos niveles de COPs se producen alteraciones reproductivas como la masculinización de las hembras y la feminización de los machos.

Los animales de granja acumulan grandes cantidades de estos contaminantes en su tejido graso y los excretan en la leche, ocasionando su aparición en los alimentos de origen cárnico y lácteo

En la naturaleza este punto es muy importante porque estos contaminantes aumentan su concentración a medida que van subiendo en la cadena alimenticia. Esto quiere decir que los animales más grandes que se alimentan de otros más pequeños que han sido contaminados son los más afectados porque van concentrando una mayor contaminación en su cuerpo al comérselos.

Efectos de los COPs
Los aspectos más preocupantes de los COPs: contaminan a los lactantes durante el amamantamiento, producen muchas patologías y contaminan los alimentos

Tipos de compuestos orgánicos persistentes o COPs

Existe una gran diversidad de estas sustancias contaminantes que están causando graves problemas de salud. A continuación, mencionaremos los más importantes.

  • Los pesticidas

El uso de los pesticidas revolucionó la sanidad agrícola y optimizó la producción de vegetales comestibles sanos. Pero estos químicos se han convertido en un arma de doble filo porque su uso intensivo está generando una de las contaminaciones más difíciles de controlar. Los pesticidas son sustancias químicas utilizadas para eliminar los insectos y microorganismos y son una herramienta indispensable para el tratamiento de plagas y malezas en la agricultura. Estos químicos son altamente tóxicos y contaminantes y están disponibles en forma sólida, líquida y gaseosa.

Entre los pesticidas más contaminantes se encuentran los que contienen ingredientes organoclorados (con carbono y cloro). Estos productos se caracterizan por ser muy resistentes a la degradación, no se disuelven en el agua, pero si en la grasa de los organismos vivos.

El diclodifenil tricloroetano (DDT) es otro pesticida que fue utilizado de manera intensiva en el siglo XX. Su uso en la actualidad está limitado porque se acumula en los tejidos grasos de animales que forman la cadena alimenticia.

  • Productos químicos industriales

Estos productos generan residuos industriales muy contaminantes. Los bifenilos policlorados (PCBs) han cobrado mucha importancia debido a los altos niveles de polución que generan. Es un grupo de compuestos químicos organoclorados industriales con un uso muy generalizado. Debido a su uso intensivo, fallas en la disposición de sus residuos en la industria, su persistencia en el ambiente y su bioacumulación en sistemas vivos se ha convertido en un problema de contaminación muy difícil de manejar.

Fuentes-de-COPs-2.png
Tipos de COPs
  • Subproductos industriales

Las dioxinas y los furanos son otro grupo de contaminantes industriales importante. Las dioxinas son producidas durante los procesos industriales, como la fabricación de herbicidas e insecticidas y la elaboración de papel. También se generan durante los procesos de combustión natural a través de incendios forestales y erupciones volcánicas. Los furanos son muy similares a las dioxinas tanto en características como en estructura, toxicidad y bioacumulación.

En esta categoría de contaminantes también se ubica el hexaclorobenceno (HBC). Un producto que se produce en la industria química y metalúrgica durante los procesos de combustión e incineración de desechos.

La contaminación con contaminantes orgánicos persistentes en un problema muy complejo porque se trata de sustancias no biodegradables, tóxicas a bajas concentraciones y acumulables en sistemas vivos. Otro aspecto que causa gran preocupación es que pueden ser trasladados por el agua y el aire desde su lugar de origen a grandes distancias.

Artículos Relacionados

Etiquetas: