CARGANDO

Tipo de búsqueda

Contaminación Medio ambiente Microplásticos

Causas de la contaminación plástica

Los plásticos se han convertido en el material predilecto de muchas industrias. Son aislantes térmicos y eléctricos, son resistentes a la corrosión y de fácil fabricación y manipulación. Además, pueden combinarse fácilmente con otros tipos de materiales. Parecen perfectos, ¿no crees? Pero la verdad es que después de utilizarlos, difícilmente se eliminan y se convierten en residuos sólidos que no hacen más que contaminar el agua, el aire y los suelos.

causas de la contaminación plástica en el medio ambiente

Su degradación es muy lenta y pueden estar entre nosotros durante años y pasearse por muchísimos lugares al ser arrastrados por las corrientes de aire y de los mares.

Así, la contaminación plástica se ha convertido en uno de los problemas más graves de los últimos tiempos. Se ha duplicado de forma sorprendente debido al aumento del consumo de productos plásticos que hoy se adueñan de playas enteras, acaban con la vida de miles de especies marinas y degradan los paisajes.

¿Por qué toda esa basura plástica llega y se queda en nuestro medio ambiente?

  • Los productos de plásticos, o que contienen plásticos, están en todas partes, son asequibles y con gran disponibilidad en el mundo. Por lo general, son más baratos, fáciles de fabricar y tienen la ventaja (o mejor dicho, la gran desventaja) de ser duraderos. Se utilizan para embalar, para hacer botellas, bolsas, envases, tapas, calzados, piezas automotrices e infinidad de productos para el hogar y la limpieza.
  • El aumento de la población trae consigo el incremento de la demanda de productos, especialmente de los más económicos y prácticos. El plástico es liviano, de fácil manipulación y más barato. El ritmo de la tecnología y sus constantes avances, aunados a la falta de políticas ecológicas, nos hacen sociedades consumistas y generadores de basura. En la mayoría de las áreas urbanas, los rellenos sanitarios están repletos de plásticos.
causas de la contaminación plástica en el medio ambiente
  • Su producción también resulta más económica respecto a la de otros materiales, pese a que se requiere de la extracción de materias primas pues se obtienen a partir del petróleo. Esto, junto a la creciente demanda de los consumidores han propiciado el aumento de su fabricación. Desde 1950 se han producido unos 8.300 millones de toneladas de plástico (un peso equivalente a 80 millones de ballenas azules) y de continuar haciéndolo de forma descontrolada, en el 2050 la cantidad de residuos plásticos puede aumentar hasta los 12.000 millones de toneladas.
  • El plástico está diseñado para desecharse. Su período de uso es muy corto. La gente lo usa y lo bota al poco tiempo. Por lo general no sienten la necesidad de mantenerlos, ni mucho menos reutilizarlos, pues el mercado está saturado de productos de este tipo. Hoy, un tercio de la basura está compuesto de envases y 80% de ellos se usan solo una vez y luego se tiran a la basura o terminan en cientos de contenedores, calles o carreteras. Los productos de plásticos son de fácil y rápida sustitución o reemplazo. El “usar y tirar” se ha instalado en la mente de millones de personas.
  • La mayoría de los plásticos no son biodegradables, así que pueden estar entre nosotros por años enteros generando graves problemas en nuestro alrededor. Pueden tardar cientos o miles de años en descomponerse debido a que su fuerte composición química les hace ser más duraderos. Una botella de plástico, por ejemplo, puede tardar hasta 450 años en descomponerse. Un dato más preocupante: Según la Environmental Protection Agency (EPA), “cada de pedazo de plástico que se haya fabricado, todavía existe”.
los plásticos pueden estar entre nosotros por años
  • La mala gestión de los residuos plásticos. Son innumerables los informes que afirman que las tasas de reciclaje de la basura plástica son extremadamente bajas. Algunos hablan de entre 13% y 14%, mientras que 86% de ellos se almacenan en vertederos, se quema o se vierte directamente a los océanos. A esto hay que sumarle que no todos los plásticos pueden ser reciclados, por desgracia, algunos debido a su compleja composición, no logran su fragmentación. Aunque el reciclaje no es suficiente, sí es una medida preventiva de la contaminación plástica.
  • En muchos casos, el plástico llega a las aguas de forma indirecta, tal es el caso de los microplásticos. Estas microesferas, que son comúnmente utilizadas en la industria cosmética como materia prima, se esparcen con facilidad en la naturaleza, por lo que su eliminación total es casi imposible.
  • Las plantas de tratamiento de agua, a veces, resultan ineficientes. Las depuradoras de agua logran retener los plásticos grandes, pero no pasa lo mismo con os microplásticos. Fibras textiles sintéticas, por ejemplo, no logran ser eliminadas en los procesos de filtración y terminan en los ríos y mares elevando los niveles de contaminación.
los microplásticos no son eliminados completamente
  • La industria naviera y pesquera contribuye con la contaminación plástica. No solo pueden arrastrar estos materiales, sino también depositarlos en las playas tras la ocurrencia de accidentes marítimos o por la utilización de redes para pescar hechas de plástico.
  • Por último y no por eso menos importante: la falta de conciencia ecológica. La compra masiva de plásticos, el desconocimiento o desinterés por los recursos y espacios naturales y la carencia de políticas sostenibles favorecen a generación de residuos.
plásticos en el océanos

Todo esto nos ha llevado a tener unos 8.300 millones de toneladas de plástico flotando en nuestros océanos, formando las denominadas islas de basura alrededor del mundo. Es tiempo de asumir la responsabilidad de nuestros actos, de velar por la preservación de la vida en el planeta. Consume menos plástico y aplica las 3R: reduce, recicla y reutiliza.

¡No a la contaminación plástica!

Etiquetas:

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *