CARGANDO

Tipo de búsqueda

Biodiversidad Medio ambiente

A través del Fondo Azul por Siempre, Costa Rica protegerá sus ecosistemas marinos

Costa Rica es uno de los países más biodiversos del mundo y también uno de los que más empeño ha puesto en conservar sus ecosistemas, aun en estos momentos en los que una crisis sanitaria y económica golpea con fuerza a la región. El Fondo Azul por Siempre es una de esas iniciativas que emprende la nación por estos días para proteger sus áreas marinas y recordarle al resto del mundo cuánto necesitamos de ellas.

Costa Rica anunció lanzamiento del proyecto Fondo Azul por Siempre

En el marco de la cuarta edición del One Planet Summit for Biodiversity, Costa Rica, Francia y Reino Unido anunciaron el lanzamiento de la Coalición de Alta Ambición para la Naturaleza y las Personas (HAC por sus siglas en inglés), un grupo intergubernamental que cuenta con el apoyo de más de 50 países de todos los continentes, que en conjunto albergan 28% de la diversidad biológica del planeta.

Esta Coalición tiene como fin proteger los ecosistemas clave y frenar la pérdida masiva de especies. Entendiendo que esto es esencial para el bienestar de la humanidad y de la naturaleza, acepta el compromiso de dotar a las comunidades nativas de los insumos necesarios para el resguardo de los territorios naturales y de abrir al menos 650.000 trabajos directos y 3 millones indirectos en los sectores de ecoturismo y pesca sostenible para conseguir una importante repoblación de especies marinas que permita abordar, además, el problema de la pobreza y el hambre.

“Reconocemos el papel que representa la vida marina en la regulación de la temperatura del océano. Esto último adquiere especial relevancia, partiendo del hecho de que nuestro país tiene un 8% de territorio continental y un impresionante 92% de territorio marino. Es crucial mantener la integridad de los ecosistemas de manglares, arrecifes de coral y los fondos marinos para las poblaciones de peces”.

Haydée Rodríguez, viceministra de Aguas y Mares de Costa Rica.

Según el presidente costarricense, Carlos Alvarado, esto “mejorará la calidad de vida de nuestros ciudadanos y nos ayudará a lograr una sociedad justa, descarbonizada y resiliente, sentando las bases para el cumplimiento de la agenda 2030” para el Desarrollo Sostenible.

En línea con este objetivo, el mandatario y junto a la titular del Ministerio de Ambiente y Energía de Costa Rica, puso en marcha el Fondo Azul por Siempre, con el que prometen “asegurar la sostenibilidad financiera y la conservación a largo plazo de la biodiversidad marina costarricense”.

El Fondo Azul por Siempre, primer fondo latinoamericano para proteger áreas marinas

Este plan, que será gestionado por la Asociación Costa Rica por Siempre, ayudará a fortalecer la capacidad de Costa Rica para movilizar fondos públicos y privados para el financiamiento de proyectos e iniciativas de investigación, monitoreo, control y protección del 30% de los ecosistemas terrestres y marinos hasta el 2030. Inicialmente, el Fondo Azul por Siempre arranca con un capital de 3,5 millones de dólares. Sin embargo, se espera duplicar la cifra a través de donaciones internacionales para cubrir la demanda logística que requiere la vigilancia de las áreas marinas protegidas que se van a crear o ampliar.

Costa Rica es uno de los países más biodiversos del mundo

Según la ministra de Ambiente y Energía de Costa Rica, Andrea Meza, el país centroamericano está comprometido con la protección a largo plazo de la biodiversidad marina y por tanto, con el cumplimiento de las metas 30×30 impulsadas por la HAC. Por tanto, aunque en principio las acciones del Fondo estarán encaminadas a fortalecer la conservación y uso sostenible de las aguas cercanas al Parque Nacional Isla del Coco, más adelante se implementarán estrategias para el Pacífico Sur, lugar de especial valor ecológico por la abundante biodiversidad endémica.

Los esfuerzos de Costa Rica no desmayan

Costa Rica, pese a ser un país de tan solo 51.100 km² de superficie alberga más de 500.000 especies, cuenta con 44 corredores biológicos y gestiona 27 parques nacionales y varias reservas biológicas y forestales.

Para cuidar de ese maravilloso tesoro natural, el país ya le ha dicho adiós al plástico de un solo uso, ha propuesto a los turistas compensar su huella de carbono y ha desarrollado varias iniciativas como la Huella del Futuro, a favor de la reforestación y otros tantos planes para proteger la vida silvestre. Pero, sus planes de sostenibilidad no terminan allí. Aún tiene un largo camino por recorrer para lograr el cumplimiento de las Metas Aichi para la Biodiversidad, para superar el problema de la pesca de especies en peligro de extinción y por supuesto, para enfrentar el reto que plantea la crisis climática para el océano profundo.

“Cuando se definieron las Metas Aichi para la Biodiversidad, la meta en conservación marina era alcanzar un 10% de la zona económica exclusiva de cada país como zona protegida, pero permitiendo a cada país ajustar las metas a su propia realidad. Costa Rica la ajustó, según su realidad, al 4%. Estas metas rigieron del 2010 al 2020, y Costa Rica no alcanza aún el 4%”.

Mónica Gamboa, Gerente de Conservación Marina de la Asociación Costa Rica por Siempre.

El país sigue apostando por la conservación de las áreas naturales protegidas nuevas y existentes e invitando al resto de los países a incluir estrategias como la del Fondo Azul por Siempre en sus estrategias de desarrollo nacional.

“La idea es que los países que apoyan esta iniciativa se sientan motivados a contribuir al crecimiento de este fondo o a replicarla en otras regiones como fue el caso del sistema de pagos por servicios ambientales”.

Haydée Rodríguez, Viceministra de Aguas y Mares de Costa Rica
Etiquetas: