CARGANDO

Tipo de búsqueda

Consumo ético Ecología Salud

Raw food, la dieta que ayuda al planeta

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram
El estilo de vida que impera en la actualidad es insostenible. Es una realidad. Sobran datos que lo demuestran. Hasta los hábitos alimenticios están poniendo a la Tierra en una situación bastante preocupante. La industrialización de la mayoría de la comida disponible en los supermercados está traspasando los límites de los puntos de inflexión del clima y poniendo en riesgo la existencia humana. En virtud de ello, es menester hacer cambios en la dieta y el ritmo de consumo. Esto es parte de lo que plantea la raw food como la receta para cuidar la salud de las personas y del mundo que habitamos.
que es la dieta raw food

Si queremos que el planeta siga siendo habitable tenemos que cambiar la dieta y el ritmo de producción y consumo.

Tomando en cuenta la proyección del aumento poblacional para las próximas décadas, si se sigue por la senda del consumo excesivo de alimentos ultraprocesados y refinados, las personas estarían comprometiendo cada vez más el desarrollo y funcionamiento de las células de su cuerpo, haciéndose más vulnerables a la obesidad, la diabetes, problemas arteriales y coronarios; pero también estarían poniendo en juego “la estabilidad climática y la resiliencia de los ecosistemas”. Así lo confirma un estudio publicado en la revista The Lancet. El mismo agrega que salvar la “salud planetaria” exige:

  • Reducir el consumo mundial de carnes rojas y azúcar.
  • Duplicar la ingesta de frutas, verduras, legumbres, hortalizas y frutos secos.
  • Que el sector agrícola y ganadero deje de emitir dióxido de carbono y reduzca drásticamente la contaminación de nitrógeno y fósforo.
  • Limitar el empleo de agua y no aumentar más el uso de tierras.
  • Reducir en 50% el desperdicio de alimentos.

De lograrlo se podría salvar cada año al menos 11 millones de vidas, que bajo el sistema actual corren el riesgo de sufrir una muerte prematura como consecuencia de problemas alimentarios. Adicionalmente, se reduciría el impacto ambiental de la agricultura y la ganadería, se pondría freno al uso de combustibles fósiles, a la devastación de los ecosistemas y a la destrucción de la capa de ozono, es decir, a todo lo que nos conduce al aumento de la temperatura global.

De ahí parte el planteamiento de la dieta raw food. Si el término  te es desconocido y aun así te interesa, sigue leyendo porque ya mismo te contamos qué es y cuáles son sus beneficios.

¿En qué consiste la dieta raw food?

Es llamada también “alimentación viva”, dieta crudivegana, crudívora o sin cocina.

Raw es una palabra inglesa cuya traducción al español significa crudo, bruto o vivo.

Es una variante del veganismo que fue promovida, inicialmente, en los años 1950, en Boston, pero ha sido en los últimos años que ha ganado seguidores. Se basa en el consumo, de una manera poco convencional, de productos de origen vegetal, que provienen directamente de la naturaleza, que son cultivados de forma orgánica y sostenible.

El punto clave de esta dieta, es que los alimentos no se someten al fuego, es decir, se consumen crudos, aunque en algunos casos da cabida a la cocción, siempre y cuando sea a  temperaturas inferiores a los 40°C. ¿Por qué? La respuesta es muy sencilla, al hacerlo así, se preservan los compuestos bioquímicos de los alimentos y al ingerirlos, se aprovechan todos sus nutrientes (vitaminas, minerales, proteínas, fibras, enzimas, etc.) y sus propiedades revitalizantes. Una cocción por encima de los 40°C-42°C, destruye las bondades nutritivas de los alimentos.

“La Nutrición viva se concibe como un estilo de vida orgánico donde se considera al Ser Humano como un Ser integrado, capaz de ver la vida como un todo. Bajo esta visión, la nutrición es abordada desde una concepción holística para alcanzar la salud integral. Los alimentos llegan a nosotros para ser utilizados tal cual son ofrecidos por la naturaleza, fortaleciendo la noción de integridad con la vida. Los vegetales continúan crudos, las frutas serán saboreadas tal cual nos las ofrecen los árboles, y las semillas serán germinadas y brotadas. La alimentación viva, va más allá de una manera más saludable de alimentarse, se trata de incorporar una nueva manera de ver y vivir la vida…”.

Gae Arlia - Reeducadora nutricional (Argentina)

¿Qué alimentos hacen parte de esta tendencia?

Los de origen vegetal, los que no son  procesados, ni preparados, ni expuestos a insecticidas o pesticidas, ni mucho menos, modificados genéticamente. Entonces, hacen parte de este patrón alimenticio:

  • Frutas
  • Verduras
  • Hortalizas
  • Tubérculos
  • Frutos secos: nueces, avellanas, almendras
  • Semillas: lino, chía, sésamo, de amapola
  • Granos germinados
  • Algas marinas
  • Polvo de algarroba cruda
  • Aceites vegetales puros (de primera prensa en frío)

Hay quienes incluyen lácteos, pescados y carnes no pasteurizados.

A partir de ellos se puede disfrutar de una amplia variedad de recetas, basta con poner en prácticas algunas técnicas culinarias como la maceración, la fermentación, deshidratación o germinación o simplemente la creatividad, la imaginación y las ganas de comer sano y sabroso.

Por tanto, quedan por fuera del menú raw todos los alimentos cocidos o pre-cocidos, refinados, pasteurizados, horneados y procesados. Aquí no tienen cabida el café, la pasta, las galletas, los embutidos, las gaseosas, los snacks ni el alcohol. Es decir, todo lo que contiene altos niveles de grasas y azúcares que finalmente se convierten en toxinas y enfermedades.

Para preparar una comida al mejor estilo raw, lo mejor es evitar cacerolas y utensilios de aluminio y teflón, materiales nada amigables con el planeta.

Beneficios de la alimentación viva o raw food

  • Ayuda a depurar y desintoxicar el organismo de una forma natural
  • Aporta antioxidantes que previenen el envejecimiento celular
  • Potencia el sistema inmunológico y reduce las posibilidad de gripes, resfriados e infecciones víricas y bacteriológicas
  • Disminuye los niveles de colesterol
  • Previene y cura enfermedades digestivas, renales y respiratorias, así como también, alergias y diabetes
  • Equilibra el pH de la sangre
  • Mejora la visión y la audición
  • Acelera el metabolismo
  • Permite mantener un peso adecuado y estable
  • Ayuda a desinflamar la piel y mejora el aspecto del cabello
  • Aumenta la concentración y el rendimiento mental
  • Mejora el sueño
comida chatarra y envejecimiento biológico
La comida chatarra favorece el envejecimiento celular

Para saber más, haz click sobre la imagen

La alimentación viva o raw food, no solo optimiza la salud sino que también es beneficiosa para el medio ambiente.

Al optar por productos orgánicos, locales y frescos se apoya la disminución del uso de pesticidas, herbicidas y fertilizantes sintéticos que son altamente perjudiciales para la salud y los ecosistemas. Además, se minimiza la cantidad de desechos, la explotación de los recursos naturales y el consumo energético. En lo socioeconómico ayuda a mejorar las condiciones de los agricultores locales.

Las ensaladas, la leche de almendras y el zumo de naranja hacen parte de la tendencia raw.

Sin embargo, los detractores del movimiento raw alegan que este tipo de alimentación genera más riesgos que ventajas. Consideran que:

  • Ciertos alimentos crudos pueden contener bacterias (como la Escherichia coli – E.coli), parásitos o virus (como la hepatitis A) que aumentan los riesgos de sufrir intoxicaciones y contraer  enfermedades estomacales con posibles incidencias neurológicas.
  • No cocinar los alimentos dificulta el masticado y la digestión.
  • Excluir determinado grupo de alimentos (principalmente, las proteínas) puede ocasionar déficit nutricional y desórdenes hormonales, lo que justifica la inclusión de suplementos vitamínicos, en especial de B12 o hierro.
  • No es un estilo recomendable para niños ni personas ancianas o con problemas crónicos o intestinales.
lista de alimentos raw food
La dieta raw food prescinde del calor para cocinar

Lo ideal antes de sumarse a la ola del raw food es investigar y consultar con especialistas en nutrición y dietética. Ellos son los más indicados para aclarar qué se puede comer sin cocción y orientar la planificación de una dieta acorde con las necesidades nutricionales y que no comprometa la salud.

Para evitar consecuencias negativas, es fundamental lavar bien los alimentos y conservarlos correctamente.

Más que una tendencia gastronómica, es un estilo de vida

La raw diet brinda la oportunidad de crear armonía entre lo físico, mental, emocional, social y medioambiental.

Entre sus beneficios también se cuenta que el ser humano refuerza el contacto y respeto con la naturaleza, valora la labor de la siembra y recolección de los alimentos, se sensibiliza con los animales, y eso alimenta el espíritu, ayuda a recargar energías y potenciar la salud mental, otorga mayor claridad y consciencia de las acciones.

beneficios de la dieta raw
El crudiveganismo se basa en el consumo de alimentos de origen vegetal, ecológicos y 0 kilómetros

Aunque hay poca claridad en cuanto a si la dieta raw food es más saludable que la vegana, ambas tienen a su favor el poder de mejorar la experiencia gustativa, de permitir el disfrute de alimentos totalmente frescos, con sabores más intensos y colores más vivos y diversos, de prometer longevidad, de proponer una forma de vida más sana, justa y sostenible, y de ayudar a evitar que el planeta se siga calentando y cayendo a pedazos.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: