CARGANDO

Tipo de búsqueda

Ciencia Medio ambiente

¿Cuál es la importancia de la luz solar?

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

La importancia de la luz solar se percibe en todo cuanto nos rodea. La luz, el calor y la energía que irradia el astro rey circulan en todos los seres vivos e influyen en los ciclos biogeoquímicos que hacen posible su existencia. Quizás por eso, el Sol ha sido venerado como un Dios por diversas culturas.

importancia del sol para la vida

El Sol, la estrella más brillante del Sistema Solar, es una fuente de energía calórica, luminosa, térmica, cromática y química. Gracias a él, la vida en la Tierra tal y como la conocemos es posible. Su presencia permite el desarrollo y funcionamiento de diversos ciclos y reacciones químicas en el planeta, en los animales, en las plantas y en el ser humano. Puede decirse que es una fuente ilimitada de fertilidad, abundancia y vida.

El Sol es la estrella central del Sistema Solar. Debido a su posición, peso y tamaño contribuye al equilibrio de los demás planetas. Los mantiene orbitando estables a su alrededor.

Importancia de la luz solar para el planeta Tierra

¿Quién crees que calienta a nuestro planeta? El Sol. Su radiación provoca ciclos de calentamiento a corto plazo y por ello, no tenemos que vivir períodos glaciares intensos y podemos disfrutar de cuatro estaciones (otoño, primavera, verano, invierno).

El calor que irradia el Sol ayuda a mantener la temperatura global en los límites adecuados, estables y necesarios para la existencia y desarrollo de los seres vivos que habitan la Tierra. De no ser por este maravilloso cuerpo celeste, no se produciría de forma natural el efecto invernadero, el planeta se enfriaría demasiado y muchas especies animales y vegetales no podrían sobrevivir.

El Sol también permite que sucedan ciertos eventos climáticos esenciales para el desarrollo de la vida en el planeta, como por ejemplo, la lluvia, el viento y las corrientes marinas. También, interviene en la formación de huracanes e incendios forestales, que por muy catastróficos que parezcan, son vitales para el medio ambiente.

Los rayos del Sol que llegan a la Tierra calientan la superficie de las fuentes acuáticas y facilitan la evaporación del agua. Por lo tanto, contribuyen a la formación de nubes y la producción de la lluvia. De esta manera, el agua regresa al mar y los océanos quedando de nuevo disponibles para uso y consumo.

Es así como el Sol permite la permanencia y equilibrio de todos los ecosistemas en donde florece la vida en todas sus formas, convirtiéndose en un surtidor de numerosos beneficios.

La luz y el calor que proporciona el Sol son esenciales para la generación de la fotosíntesis, un proceso bioquímico mediante el cual las plantas (y también algunas algas y bacterias) obtienen los nutrientes y el agua necesarios para su crecimiento y desarrollo. A partir de él se genera la glucosa que sirve de base para la producción de alimentos y el oxígeno que se acumula en la atmósfera y hace posible la respiración.

Gracias a ello, los seres vivos podemos disfrutar de aire limpio y de energía proveniente de una variada gama de plantas y arbustos, que son una fuente inagotable de nutrientes para los animales y la población.

beneficios del sol para las plantas
La energía del Sol circula en toda la cadena alimenticia. Pasa de las plantas a los animales y el hombre

Gracias a la luz del sol, los animales pueden obtener el calor, las vitaminas y los nutrientes necesarios para desarrollarse y reproducirse. Ella ayuda a la reactivación de la vitamina D, la tonificación muscular y la regulación de los niveles de calcio y fósforo en la sangre.

En los invertebrados, peces, anfibios y reptiles (animales ectotérmicos), el Sol permite, además, la regulación de su temperatura corporal.

Todo esto, a la larga, ayuda a que se cumpla el balance natural del proceso alimenticio, en el que participan e interactúan tres tipos de animales:

  • Productores, que procesan de forma autónoma su alimentación basada en plantas y algas.
  • Consumidores/Depredadores, los cuales se alimentan de otros organismos, bien sea herbívoros o carnívoros.
  • Descomponedores, hongos y bacterias que sobreviven gracias al proceso de degradación de la materia orgánica.

La radiación solar no solo hace posible la producción de verduras, hortalizas, y legumbres y el desarrollo de animales que forman parte de la cadena alimentaria. La importancia de la luz solar alcanza también a las personas, pues ella interviene en diversos procesos químicos que permiten el crecimiento y diferenciación de algunos tejidos y células del cuerpo humano, como por ejemplo:

  • La activación y síntesis de vitamina D, indispensable para el fortalecimiento del sistema inmune y óseo
  • La circulación sanguínea
  • La producción de hormonas
  • La metabolización del colesterol
  • La prevención de brotes de acné, psoriasis y otra afecciones de la piel, siempre y cuando la exposición al sol no sea excesiva.

También evita la aparición y reproducción de células cancerígenas y hasta ayuda a mejorar el estado de ánimo.

¿A quién no le hace bien despertar cada mañana y ver que el Sol le da la bienvenida? Un día soleado y despejado es capaz de hacernos olvidar algunas preocupaciones, al menos por un rato. Es ideal para ir a la playa o al parque, para caminar o hacer ejercicios.

La luz solar es aprovechada por el ser humano de diversas formas

A eso hay que sumarle, aunque se haya podido leer entrelíneas, que nos proporciona luz natural, infinita y gratuita, lo que aporta ventajas adicionales para la sociedad y el medio ambiente.

La luz solar proporciona el 99% de la energía disponible en la Tierra

Esa luz se trasforma en energía limpia, renovable, de gran rendimiento y utilidad en diversos campos, incluso en el de la tecnología y la comunicación. A partir de ella surgen nuevas opciones de generación de electricidad, menos contaminantes y más sostenibles.

Como has podido ver, hablar de la importancia de la luz solar es hablar de la vida misma. Aunque el Sol es una estrella relativamente pequeña, su existencia es imprescindible. De él depende todo. Sin su luz y su calor, todo se congelaría, no habría posibilidad de que ninguna especie, ni siquiera la humana, pudiera resistir y sobrevivir. Todo se extinguiría.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: