CARGANDO

Tipo de búsqueda

Calentamiento global Cambio climático

El sol está perdiendo energía, y eso ¿qué significa?

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

Lo que casi todos sabemos es que el sol es una gran estrella que es el centro del sistema solar y un poco más. Sin embargo el sol es un cuerpo celeste, cuya distancia de la Tierra permite que prospere la vida en el planeta. Aunque tiene procesos que hacen variar la intensidad de su energía, es un astro bastante estable.

Qué significa que el sol pierda energía

No ha cambiado significativamente en cuatro mil millones de años y seguirá siendo así durante otros cinco mil millones de años más, aunque haya ciertas voces que aseguren que está cambiando.

En diversos medios se ha publicado información, muchas veces inexacta, que asegura que el sol ha estado perdiendo sus manchas solares y que ese hecho tiene una incidencia en el clima de la Tierra y que pudiéramos estar a las puertas de una pequeña Edad de Hielo.

Según algunos investigadores esto no es así y tachan de mal intencionadas esas informaciones. Aseguran que el sol tiene una actividad absolutamente normal, que varía y ha variado siempre y que tiene una periodicidad que puede llegar a ser pronosticada.

La superficie del sol exhibe manchas que inclusive pueden ser fotografiadas con cámaras convencionales dotadas de un filtro solar y un teleobjetivo, durante el amanecer o en el ocaso. En dichas zonas la temperatura del sol es menor y el número de manchas puede arrojar luces sobre cuánta energía está manando del astro rey.

Ahora bien, los astrónomos que monitorean la actividad solar han dicho que al 24 de marzo del presente año, el sol había estado 76% de los días, desde el 1 de enero, sin dar muestras de tan siquiera una mancha solar. Y este es el fenómeno que han estado reseñando los sitios de noticias por sus posibles implicaciones sobre el clima del planeta que habitamos.

Por su parte, hay expertos que aseguran que el hecho de que el sol no tenga manchas es un fenómeno totalmente normal y hasta predecible. El sol libera su energía durante ciclos que tienen una duración de 11 años. Durante esos once años años, el máximo cuerpo celeste de nuestra galaxia aumenta y disminuye su actividad.

¿Y eso qué significa?

Pues bien, la ausencia de manchas en el sol es un indicativo de que nos acercamos, o seguramente ya estamos, en lo que se conoce como un Mínimo Solar.

Hay afirmaciones que aseguran que caminamos hacia una pequeña Edad de Hielo porque entre los años 1645 y 1715 el mínimo solar al que hemos hecho referencia, coincidió con un importante descenso en las temperaturas en el hemisferio norte. Ese episodio se conoce como Mínimo de Maunder.

El sol está perdiendo energía
La superficie del sol exhibe manchas que inclusive pueden ser fotografiadas con cámaras convencionales

Las probables conexiones que muchos aseguran que existen, entre el descenso de temperaturas al norte del planeta con el descenso de la radiación solar, todavía permanecen en el terreno de lo especulativo.

Llegar a determinar con precisión cómo el sol incide en la temperatura del planeta requiere del concurso de expertos en varios campos del conocimiento científico, pues un solo individuo no puede abarcar áreas que van desde la física de plasmas hasta la física de partículas energéticas, pasando por la química atmosférica.

qué es la basura espacial
El Problema de la Basura Espacial

Para saber más, haz click sobre la imagen

Lo que sí han asegurado los expertos de la NASA es que la variabilidad en la actividad solar si puede tener incidencia en el clima del Océano Pacífico específicamente. Presentaron evidencias de que en los períodos en que el sol muestra mayor número de manchas, en el Pacífico tropical se presenta un patrón muy marcado del fenómeno conocido como La Niña, donde regiones del Pacífico ecuatorial oriental pueden presentar descensos en las temperaturas de hasta 1º y un incremento en las precipitaciones.

No habrá una mini Edad de Hielo

Los expertos lo tienen claro. La actividad solar es normal, tan normal que puede ser predicha, y que el que haya pocas manchas en la superficie del sol solo indica que podríamos estar experimentando un Gran Mínimo Solar, un ciclo que se repite cada tanto tiempo.

No habrá una mini Era de Hielo
Una baja actividad solar no significa que pueda darse una mini Edad de Hielo.

Llegan a afirmar los científicos solares, hablando en términos de cómo incide el sol en el clima, que a lo sumo lo que podría pasar es que el impacto de una disminución de la energía solar sea similar al de tres años de crecimiento de la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera.

Es decir, un Gran Mínimo Solar solo serviría para compensar un poco, muy poco, el calentamiento causado por las actividades del ser humano. El calentamiento que ha provocado el modelo de desarrollo económico, basado en la quema de combustibles fósiles, supera seis veces cualquier enfriamiento posible, aunque el mínimo solar se prolongue durante décadas.

Inclusive, si el ciclo de “enfriamiento solar” durara un siglo, las temperaturas en el planeta seguirán subiendo, producto de la emisión de gases de efecto invernadero provocada por el actual modelo de producción y consumo.

No hay atajos ni soluciones milagrosas que nos regale el astro rey que logren detener el calentamiento global. Una reducción de las emisiones de contaminantes, que logre frenar el cambio climático, pasa por asumir compromisos políticos y acciones concretas que cambien el rumbo del actual estado de cosas.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: