CARGANDO

Tipo de búsqueda

Contaminación

Nigeria es un gran vertedero de residuos electrónicos

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

Los países industrializados, supuestamente preocupados por el medioambiente han estado buscando maneras de deshacerse de los residuos, especialmente de los electrónicos. El detalle está en que la solución para ellos es el gran problema de otros, los subdesarrollados. Los primeros envían millones de toneladas de aparatos a los segundos, y estos reciben mucho más que eso. Nigeria es un uno de los principales receptores de la basura tecnológica mundial, es un enorme vertedero. Allí llegan miles de equipos y con ellos un elevadísimo contenido tóxico y peligroso. Pero, vayamos a los datos, que son los que realmente reflejan la realidad de los residuos electrónicos en Nigeria.

Nigeria vertedero

La sociedad avanza y con ella la tecnología. Cada día el mercado nos presenta nuevos aparatos electrónicos con la promesa de ser mejores que los anteriores. Las tiendas (físicas y on-line) están saturadas de teléfonos, televisores, neveras, lavadoras, y todo aparato que supuestamente nos va a hacer la vida más fácil. Pero esto que, para el comprador común, como tú y como yo, puede significar una ventaja, para el planeta es una gran amenaza. Fíjate:

Para el 2018, según Naciones Unidas, ya habíamos generado unos 48,5 millones de toneladas de residuos electrónicos, lo que pesarían 4.500 torres Eiffel, y lo que supone un valor anual de más de 62.500 millones de dólares. Y esto tiende a empeorar. Se estima que la cifra aumente a 120 millones de toneladas para el 2050.

Ahora bien, evidentemente la generación incesante de estos residuos, como consecuencia del extremo consumismo, es un gran problema para el mundo entero, al igual que su tratamiento, reciclaje o reutilización. Los países que los producen no quieren hacerse cargo de ellos y por eso se han ideado una jugada perversa: enviar la basura electrónica a otros países, pero no a cualquiera, a los subdesarrollados, a los empobrecidos. A África principalmente. Nigeria es uno de sus favoritos. Solo al puerto de Lagos llegan alrededor de 60.000 toneladas cada año. ¡De forma ilegal!

Un informe del Centro de Coordinación del Convenio de Basilea (2018), asegura que al menos 15.700 toneladas (25,7%) llegan bajo el pretexto de ser equipos usados y que 77% de ellos provienen de la Unión Europea. Le siguen China y Estados Unidos, que envían 7% cada uno.

La ONG Basel Action Network (BAN) en su informe “Holes in the circular economy” (Agujeros en la economía circular) dice que la Unión Europea envía más de 352.000 toneladas de residuos tóxicos cada año a África, también a Europa del Este y Asia. Los autores de este estudio, de forma muy astuta, colocaron 314 dispositivos GPS en equipos electrónicos depositados en puntos limpios de 10 países del bloque comunitario, y gracias al rastreo realizado detectaron que gran parte de estos equipos acabaron en África, principalmente en Nigeria, Ghana y Tanzania; y que otras tanto llegaron a Hong Kong, Pakistán, Tailandia y Ucrania. Este monitoreo, también permitió conocer que los países europeos que más basura electrónica exportan son Alemania y Reino Unido. Le siguen Dinamarca e Irlanda. Alemania, Italia, Polonia y España no se quedan atrás.

Nigeria y los residuos electrónicos
Según datos de la ONG Basel Action Network

La debilidad de las leyes hace crecer la cantidad de residuos electrónicos en Nigeria

De acuerdo a lo establecido en la Convención de Basilea, que controla los movimientos transfronterizos del comercio desde 1992, no está permitido que los residuos electrónicos salgan del país que los produce a otro que los recicle o gestione. Pero si algo saben muy bien las grandes naciones es cómo violar las normas a su favor. Al momento de enviar su basura alegan que se trata de equipos electrónicos usados, algo que no está prohibido por las regulaciones internacionales, pues estos supuestamente servirán para disminuir la brecha tecnológica con el país receptor, en este caso Nigeria.

De modo que la exportación de estos residuos está viciada de ilegalidad por donde se le mire.

El Centro de Coordinación del Convenio de Basilea, dice en su informe de 2018 que:

  • Más de 18.000 toneladas de chatarra electrónica son enviadas a Nigeria en contenedores marítimos. La documentación de más del 60% de ellas asegura que se trata de enseres de uso doméstico y personal.
  • Los residuos electrónicos que ingresan al país por vías terrestres, se llevan escondidos en vehículos de segunda mano. Alrededor del 98% de ellos logra evadir las inspecciones aduaneras.

Clara muestra de que la aplicación de la ley es débil y es fácil mover cosas dando códigos falsos o esquivando revisiones de control.

qué es la obsolescencia programada
El Problema de la Obsolescencia Programada

Para saber más, haz click sobre la imagen

Usado no significa funcional

Entre los residuos electrónicos que llegan en mayor cantidad a Nigeria destacan los televisores, los monitores de tubo de rayos catódicos, las fotocopiadoras y los refrigeradores. Muchos de ellos ingresan parcialmente funcionales o inoperativos. Esto también viola las normativas nacionales e internacionales.

El informe del Centro de Coordinación del Convenio de Basilea, al evaluar la operatividad de los dispositivos que se encontraban en 201 contenedores en dos puertos de Lagos entre el 2015 y el 2016, encontró que al menos 19% de los residuos electrónicos no funcionaban. Si se tomaban en cuenta los televisores LCD y monitores, la cifra ascendía hasta 55%.

Más que aparatos, Nigeria recibe desechos tóxicos

Una vez que los equipos eléctricos y electrónicos llegan a Nigeria, estos son recolectados, separados y desmantelados por personas que trabajan informalmente en el reciclaje. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), son 100.000 aproximadamente. Con sus manos, por lo general sin ningún tipo de protección, extraen todos los componentes que pueden (cobre, oro, plata, entre otros) para luego revenderlos. Están expuestos a grandes concentraciones de metales pesados altamente tóxicos, como el plomo, cadmio y mercurio. Esto los lleva a padecer enfermedades respiratorias, dermatológicas y oculares. Su esperanza de vida es inferior a la media. Pero para ellos, es una de las pocas opciones que tienen para llevar comida a casa, o al menos a la boca.

Racismo ambiental
Racismo Ambiental

Para saber más, haz click sobre la imagen

¿Es posible cambiar esta situación?

Si todos hacen lo correcto es posible. Aun falta voluntad para ello, pero al menos comienzan a unirse fuerzas.

El gobierno de Nigeria, el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (Global Environment Facility)​ y ONU Medio Ambiente han acordado iniciar un plan de economía circular autosuficiente para los desechos electrónicos que llegan al país africano, esto incluye además la formalización del sector del reciclaje, que en teoría ofrecería un empleo seguro y decente a quienes se dedican a esta labor.

“Para lograr un mundo sin desperdicio, debemos repensar radicalmente nuestra relación con los recursos naturales y los sistemas económicos clave. Necesitamos adoptar una nueva forma de hacer negocios que reúna a todos los actores a lo largo de la cadena de suministro y en todas las industrias. El proyecto de residuos electrónicos de Nigeria pondrá en práctica esta nueva forma de pensar y es un enfoque que esperamos que otros países africanos adopten."

Naoko Ishii, CEO y Presidente del Fondo para el Medio Ambiente Mundial

Es verdaderamente alarmante que todo esto pase frente a las narices de las autoridades nacionales e internacionales. Que se oculte y se tergiverse la documentación exigida para la exportación e importación de estos residuos, mientras Nigeria soporta una carga tóxica que golpea aun más a sus pobladores y sus cultivos.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: