CARGANDO

Tipo de búsqueda

Consumo ético Desarrollo sostenible

Modelaje sostenible, expresión de la moda ecológica

En el mundo de la moda, cada colección es una oportunidad para brillar, pero también para decir que otras de formas de producción textil son posibles. El ecodiseño está ganando espacio y con él, el modelaje sostenible. Lucir prendas en una pasarela o ante una cámara fotográfica también puede hacerse con respeto por el medioambiente.

el modelaje sostenible es la expresión de la moda ecológica

Según Naciones Unidas, la industria textil es la segunda más contaminante del mundo. La producción de rayón y de algodón, por ejemplo, no solo consumen una apoteósica cantidad de agua y energía sino que además fomentan la deforestación a gran escala y la pérdida de la biodiversidad.

Enhorabuena, muchos diseñadores han apelado a la consciencia y al respeto por los recursos naturales sumándose a la ola de la sostenibilidad y la economía circular.

La moda ecológica, ética, inclusiva y transversal está congregando a un número importante de amantes del diseño interesados en aprender nuevas y mejores maneras de crear, producir y mostrar sus piezas.

En este sentido, son muchas las firmas y pequeños emprendedores que defienden el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible a partir de la transparencia en la procedencia de la materia prima y la confección de las prendas, el reciclaje de textiles usados, el zero waste  y el compromiso de justicia social. Ellos compiten de frente con una gran industria que paga suelos irrisorios en países pobres y emite cerca del 8% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.

Aunque no la han tenido fácil en este mundo que tiene arraigada una tendencia cultural al consumo rápido y constante, siguen enfocados en promover una transformación profunda en la manera en que producimos y consumimos, para hacerla compatible con el medioambiente y la vida.

La sostenibilidad en la moda va más allá de la ropa

El reto más difícil de los diseñadores de moda sostenible, no es encontrar los materiales ni las técnicas para confeccionar, teñir o reciclar. La parte más compleja es vender el concepto, hacerlo atractivo y más que eso, crear en los consumidores el sentido de solidaridad y respeto por el planeta.

En el nuevo concepto de la moda, ese que mira al futuro, no basta con llevar a las pasarelas chaquetas, pantalones y camisas realizadas con botellas de PET, caucho, madera recuperada o fibras más respetuosas con el medioambiente para mostrar la versatilidad de los materiales o la importancia de gestionar correctamente los residuos. Aquí, la forma de mostrar los diseños también cuenta.

La moda sostenible también recoge propuestas comprometidas con la estética

En las pasarelas es cada vez más común el modelaje sostenible. Muchas son las modelos y celebridades que además de desfilar prendas 100% eco-friendly, revelan su vocación medioambiental adaptando su imagen al slow fashion.

“Otro modo de vestir es posible, más humano, más cercano, más amable con el planeta.”

Paloma G. López, directora de la CSFW Madrid, Circular Fashion Week Madrid 2021

Los desfiles opulentos y extravagantes, con gran derroche de recursos, han empezado a transformarse. Ya no ameritan un gran montaje de infraestructuras y equipos de audio e iluminación, ni tampoco alrededores llenos de taxis, ni mucho menos, modelos embadurnadas con toneladas de bases, sombras y labiales. Ahora priva el minimalismo, la natural, lo real, lo sostenible. Se está renunciando a ese peso que la moda venía cargando desde hace años y se está llamando a la creación de una cultura de propósito, capaz de hacerle frente a la emergencia climática y la insostenibilidad del sistema económico actual.

La moda ecológica o slow fashion es la antítesis del fast fashion
La moda ecológica o slow fashion es la antítesis del fast fashion o moda industrializada.

El modelaje sostenible se sube a las pasarelas y a las redes sociales

Escapar de la hegemonía del retail y lo desechable, implica dejar a un lado prácticas excesivas. En el modelaje sostenible, uno de los planteamientos es disminuir todo cuanto sea posible el uso de cosméticos, en especial los que tienen procedencias dudosas e irrespetuosas con el medioambiente.

Esto es lo que ha estado mostrando recientemente Stella del Carmen Banderas Griffith, hija de Antonio Banderas y Melanie Griffith. La modelo es imagen de 101p100, una marca mexicana de moda sostenible que confecciona prendas de nailon reciclado de redes de pesca y restos industriales de telas y plástico. Ella, que ha confesado estar sumergida en un estilo de vida ecológico y en “creaciones artesanales para el alma, el cuerpo y la tierra”, aparece en las campañas de la marca totalmente sin maquillaje. Su idea, alineada con la de 101p100, es destacar la belleza natural y la eco-responsabilidad.

Otra celebridad que también ha alzado su voz contra el impacto del consumo masivo de productos de belleza es Eva Longoria. Gisele Bündchen también se ha mostrado un poco más conectada con la naturaleza y sin rastros de maquillaje, compartiendo con sus fans reflexiones sobre el cuidado del medioambiente.

Ojalá algún día esa posición que hoy han asumido para presentarse en sus perfiles en las redes sociales se haga extensivo en el cine, la televisión y la vida misma en todo el mundo. Sería una manera de reducir la huella del hombre en el planeta y las injusticias promovidas por industrias devoradoras.

Stella del Carmen Banderas Griffith impulsa el modelaje sostenible
Artistas y celebridades impulsan el modelaje sostenible

El modelaje sostenible es otro indicio de que la moda ecológica, ética y consciente está cambiando las pasarelas y el mundo de la moda, ese que por años se ha caracterizado en una agresión permanente contra los trabajadores, los consumidores y los recursos naturales.

Etiquetas: