CARGANDO

Tipo de búsqueda

Contaminación Medio ambiente

Derrame de petróleo en la Isla de Mauricio, un duro golpe para la diversidad marina y terrestre

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

Una vez más la biodiversidad africana sufre gracias a la industria petrolera. Más de 1.000 toneladas de combustible han manchado las aguas del océano Índico amenazando la vida marina y terrestre. El derrame de petróleo en la Isla de Mauricio entra a engrosar la lista de los peores desastres ecológicos de los últimos años.

derrame de petróleo en Isla Mauricio

El daño ya está hecho

El barco japonés, MV Wakashio, propiedad de la empresa Nagashiki Shipping, que navegaba de China hacia Brasil bajo bandera panameña, encalló en un arrecife de las costas de Mauricio el pasado 25 de julio. Así comenzó la tragedia.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

El navío iba sin carga, con una tripulación de veinte personas y transportaba 200 toneladas de diésel y 3.800 de petróleo. Gran parte de esto se derramó en el agua, causando lo que ya muchos consideran “uno de los desastres ecológicos más graves en la isla”.

https://twitter.com/GreenpeaceCA/status/1291813899491311616

https://twitter.com/Environment_MU/status/1291753880007651331

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Más de 1000 toneladas de combustible formaron una gran marea negra que empezó a extenderse por entre 15 y 20 kilómetros de agua turquesas y humedales protegidos.

Como era de esperarse, la compañía que opera el navío, Mitsui O.S.K. Lines, ofreció disculpas a la nación insular por lo sucedido, pero poco valen sus palabras  pues, como dice Mokshanand Sunil Dowarkasing, asesor ambiental de la zona y antiguo responsable de estrategias de la organización de protección medioambiental Greenpeace África, “el daño está hecho”. Mauricio se volvió mortal para la diversidad marina y terrestre y “tardará alrededor de 100 años en volver a ser lo que era”.

“Miles de especies en las prístinas albuferas de Blue Bay, Pointe d’Esny y Mahebourg están en riesgo de ahogarse en un mar de polución, con nefastas consecuencias para la economía, la seguridad alimentaria y la salud de Mauricio”

Happy Khambule - Director de campañas de Energía y Clima de Greenpeace Africa.

El derrame de petróleo en la Isla de Mauricio se atendió ¿tarde y de forma negligente?

Pese a la gravedad del asunto, el gobierno esperó hasta el 07 de agosto (dos semanas) para declarar la emergencia ambiental. ¿Por qué? Es algo que muchos cuestionan y tachan como un acto negligente.

Según el primer ministro mauriciano, Pravind Jugnauth, el país “no tiene ni las competencias ni la experiencia para desencallar navíos varados”. Al menos lo admitió, ¿verdad? El problema es que todo indica que convirtió en prioridad el reflote de la nave y no lo verdaderamente urgente: parar el derrame.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

El accionar pasivo, tanto de las autoridades como de los responsables del buque complicó la situación, por lo que la única opción a la vista para tratar de limitar el vertido fue pedir ayuda internacional.

La situación tiende a empeorar en Mauricio

Las labores de mantenimiento para tratar de detener el derrame están en curso pero el carguero japonés se está agrietando.

El primer ministro de Isla Mauricio, confirmó que “las fisuras se han ampliado. – y que – la situación es aún peor”. El navío amenaza con partirse en dos y lanzar al océano otras 2.500 toneladas de petróleo que aún permanecen en sus depósitos.

De todo se está haciendo para evitar que esto pase y la marea negra se expanda. Miles de voluntarios han llegado a Mauricio para prestar apoyo. Utilizan todo cuanto pueden (tela, cáñamo, hojas de caña de azúcar, cabello humano y recipientes) para hacer barreras de contención flotantes y recoger residuos.

Francia ha reconocido la “urgencia de actuar” y ha ofrecido personal militar y material de contención.

Mientras que funcionarios de Mitsui OSK Lines y de Nagasaki Shipping han desplegado dos buques cisterna, el MT Elise y el MT Tresta Star, y varios helicópteros. Dicen tomarse el asunto “muy en serio” y estar haciendo “todo lo posible para evitar más derrames de petróleo y sacarlo del mar, proteger el medio ambiente y mitigar los efectos de la contaminación”.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Todos intentan vaciar los tanques del barco que sigue varado en el sureste de la isla, a aproximadamente medio kilómetro de la tierra, frente a la zona denominada Pointe d’Esny, expulsando combustible a las playas y albuferas cercanas. Lamentablemente, el petróleo insiste en esparcirse y los fuertes vientos y las olas constantes que se desplazan por la costa le sirven de apoyo, afectando algunas de las principales atracciones naturales y turísticas de la nación africana. La laguna, los manglares, el parque marino Blue-Bay, la isla de los Aigrettes y varias comunidades, entre ellas la ciudad de Mahebourg, están el peligro por el vertido de petróleo y diesel.

Las imágenes satelitales dan cuenta de la magnitud del desastre.

Otro golpe para la pesca y el turismo en Mauricio

Como si el covid-19 no hubiese hecho ya lo suficiente para reducir el flujo de turistas y mermar la entrada de recursos a la nación, ahora los mauricianos deben lidiar con un daño ambiental quizás incuantificable e irremediable que amenaza la economía y la seguridad alimentaria de la región.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Si la situación se sale de control, se corre el riesgo de perder la belleza inigualable de las cristalinas aguas de la paradisíaca Isla de Mauricio, hogar de valiosos arrecifes de coral que habían comenzado a regenerarse desde hace algunos años. Esto tendría un impacto significativo en la pesca y el turismo (20% del PIB), sectores que constituyen la columna vertebral de la economía de esta nación africana que alberga a 1,3 millones de habitantes.

turismo en Isla Mauricio

Lo dijo claramente Khambule en un comunicado oficial, “no existe una forma segura garantizada de extraer, transportar y almacenar productos de combustibles fósiles. Esta fuga de aceite no es un giro del destino, sino la elección de nuestra retorcida adicción a los combustibles fósiles. Una vez más vemos los riesgos del petróleo: agravar la crisis climática, así como devastar los océanos y la biodiversidad y amenazar los medios de vida locales alrededor de algunas de las lagunas más preciosas de África”.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: