CARGANDO

Tipo de búsqueda

Desarrollo sostenible Medio ambiente Pueblos y culturas

La soberanía alimentaria es la alternativa al sistema agroalimentario actual

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

El término fue desarrollado por el movimiento internacional de agricultores La Vía Campesina y discutido en la Cumbre Mundial de la Alimentación de 1996 organizada por la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Roma. En principio, su objetivo principal era promover la agricultura local y romper las cadenas que la agroindustria imponía a los pequeños productores. Pero el concepto, que sigue ligado a la reivindicación de los agricultores, ha ido evolucionando con el paso del tiempo. Ha estado en el centro del debate cuando se habla de seguridad alimentaria y erradicación del hambre y ya no se circunscribe solo al sector campesino. Se ha extendido a todos los sectores sociales. Hablemos de los objetivos de la soberanía alimentaria.

objetivos de la soberanía alimentaria

Los modelos productivos meramente capitalistas anteponen sus beneficios económicos a las necesidades alimentarias de las personas y el respeto por el medio ambiente. Trabajan en función de la abundancia y la acumulación, priorizan la rentabilidad, explotan y empobrecen a los productores, monopolizan el sistema agroalimentario y ofrecen productos de baja calidad que no satisfacen verdaderamente las necesidades nutricionales de la población.

Las políticas agrícolas actuales son sus aliados. Favorecen a un puñado de empresas multinacionales que entienden lo producido como una mercancía y no se detienen a mirar los problemas que ocasionan: contaminación, despojo de tierras y recursos, pérdida de biodiversidad, degradación de paisajes, deforestación, migración, obesidad y otros trastornos a la salud. Especulan, privatizan, ocultan información sobre el origen de los alimentos y el dominio de las trasnacionales sobre las producciones agrícolas, dejan pocas opciones para que podamos escoger qué comer. Incentivan la desigualdad, la pobreza y el hambre.

Una fórmula que no se ajusta a las necesidades del planeta y que hace dirigir la vista hacia una alternativa más honesta y comprometida con la salud del consumidor, el comercio justo y la vida del planeta: la soberanía alimentaria.

¿Qué es la soberanía alimentaria y cuáles son sus objetivos?

La soberanía alimentaria, según la Vía Campesina  se define como “el derecho de los pueblos a alimentos nutritivos y culturalmente adecuados, accesibles, producidos de forma sostenible y ecológica, y su derecho a decidir su propio sistema alimentario y productivo”.  

El concepto va más allá de la seguridad alimentaria, más allá de garantizar el acceso a la alimentación. Soberanía alimentaria es el derecho a tomar el control sobre nuestros hábitos alimentarios, es poder decidir qué se cultiva y qué se come. En sentido amplio reivindica el derecho de los pueblos a definir sus políticas alimentarias, agrícolas, pastoriles y de pesca; a oponerse a la entrada de productos demasiado baratos con el fin de controlar el mercado interno. Entre sus objetivos busca devolver a las comunidades el control de los bienes naturales y se opone a la mercantilización de los mismos. Se resiste a la expansión de cultivos industriales, las semillas transgénicas y los agrocombustibles.

la importancia de la soberanía alimentaria
Las políticas agrícolas deben apoyar la agricultura campesina sostenible

Ofrece un abanico de ventajas

  • La soberanía alimentaria, al contrario del modelo dominante agroindustrial, se basa en la economía social y solidaria.
  • No ve la alimentación como un simple negocio. Da prioridad al abastecimiento y consumo interno y considera al comercio internacional solo como un complemento a la producción local.
  • Promueve el comercio transparente garantizando la estabilidad de los precios agrícolas a escala internacional e ingresos dignos para los pueblos.
  • Considera que la agricultura más que una fuente de ingresos es lo que sostiene la vida humana y la de los ecosistemas.
  • Respeta y rescata los saberes ancestrales, las tradiciones alimentarias, la solidaridad y las relaciones libres de opresión y desigualdades.
  • Defiende la producción de alimentos seguros y saludables para todas las personas.
  • Apuesta por sistemas alimentarios locales, agroecológicos, sostenibles, inclusivos y biodiversos que usen y consuman menos combustibles fósiles y ayuden en la lucha contra el cambio climático.
  • Además, incorpora una perspectiva feminista. Rompe con el sistema patriarcal y reconoce el papel de las mujeres en el cultivo y la comercialización de los alimentos.
Qué es la agroecología
¿Qué es la agroecología?

Para saber más, haz click sobre la imagen

¿Cómo se logra la soberanía alimentaria?

Para alcanzar los objetivos de la soberanía alimentaria debemos actuar tanto de forma individual como colectiva.

En lo individual:

  • Participando en grupos y cooperativas de consumo ecológico.
  • Creando huertos urbanos.
  • Comprando directamente a campesinos locales y ecológicos.

En colectivo, exigiendo políticas públicas que:

  • Creen alternativas productivas en el marco de la economía social y solidaria.
  • Apoyen un modelo agrícola local, campesino, diversificado, orgánico e inclusivo.
  • Respeten el derecho a la tierra, al agua, las semillas y los bienes comunes.
  • Rompan con el monopolio de la gran distribución a través de la creación de mercados locales y la venta directa, evitando los intermediarios.
  • Diseñen iniciativas para disminuir y reaprovechar la comida que generalmente se tira a la basura y aún es apta para el consumo.
  • Protejan la producción agrícola local del dumping o prácticas comerciales desleales.
  • Mejoren las condiciones sociales y laborales de los campesinos.
  • Faciliten a los productores el acceso a ayudas públicas que les permitan adquirir insumos y mantener los cultivos, pero que no desfavorezcan o condicionen su participación en el mercado interno.
ventajas de la soberanía alimentaria
La soberanía alimentaria promueve el comercio local y justo, garantiza ingresos dignos y defiende el derecho de los consumidores a una dieta sana.

Así que alcanzar los objetivos de la soberanía alimentaria requiere una ruptura con el sistema agroindustrial dominante y, por ende, con las políticas de las instituciones internacionales que le secundan, entre ellas el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) y la Organización Mundial del Comercio (OMC), que a través de sus recetas neoliberales de libre comercio y endeudamiento externo han encarecido los precios de los alimentos y dificultado el acceso de las personas a ellos. Por tanto, no se puede hablar de soberanía alimentaria en países o pueblos donde la alimentación sigue en manos de grandes corporaciones, donde el gobierno nacional depende de los excedentes de la renta de uno o varios productos agrícolas, como la soja o el café, o donde el agronegocio deja sin comida a millones de personas.

La soberanía alimentaria implica la transición de la agricultura convencional a una ecológica como filosofía de vida, individual y colectiva.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: