CARGANDO

Tipo de búsqueda

Desarrollo sostenible

La agricultura urbana toma el presente para salvar el futuro

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

La agricultura urbana a lo largo de los últimos años ha venido ganando auge y mucho de eso tiene que ver con que cada vez más son las personas que toman las ciudades, abandonan los campos y de alguna u otra forma se debe garantizar el suministro de alimentos y que mejor forma de hacerlo que producir lo que se consume ya sea en casa o sus adyacencias. Además este tipo de iniciativas permiten dar a las grandes urbes un poco de oxígeno frente al cambio climático.

Agricultura urbana y periurbana

Por donde se le mire la agricultura urbana trae consigo un sinfín de beneficios, no solo las personas tienen al alcance de sus manos alimentos frescos, sino que además este tipo de prácticas contribuye con la generación de empleos, impulsa el reciclaje de residuos urbanos y fortalece además la resiliencia de las urbes frente al monstruo que representa el cambio climático.

¿En qué consiste la agricultura urbana y periurbana (AUP)?

Es una práctica que se basa en la cultivación de plantas así como la cría de animales en la ciudad o sus alrededores. A través de estas huertas urbanas los ciudadanos pueden acceder más directamente a alimentos que provienen de la siembra, ya sean granos, cereales, frutas, hongos, verduras, entre muchos otros, así como a animales que van desde aves, pasando por ganado, conejo, e incluso pescados. Pero, eso no es todo, las persona pueden acceder además a plantas medicinales con las que hacerle frente a diferentes tipos de enfermedades o dolencias.

La también llamada AUP integran además la silvicultura que consiste en la producción de frutas y leña, así como la incorporación de la acuicultura a pequeña escala.

Para nadie es un secreto que la agricultura urbana y periurbana puede llegar a representar un factor clave en la apuesta por garantizar cada vez más la seguridad alimentaria a todas las familias, especialmente en tiempos de crisis y donde la escasez de alimentos dice presente.

desarrollo sustentable
La importancia del desarrollo sostenible

Para conocerlo, haz click sobre la imagen

Aquí hay que tener en cuenta esto, específicamente a los que le gusta la reducción de costos cuando se habla de poner en práctica una política o cualquier tipo de iniciativa, y es que cuando se producen los alimentos a nivel local, baja la requisición de transportes, así como la refrigeración, porque con lo que se produce en las urbes los mercados de esas mismas ciudades pueden abastecerse de productos que además de ser más frescos y nutritivos, sus precios son más bajos.

Una realidad que disfrutan mucho las personas que están en la línea más baja cuando se habla de ingresos, por lo que decir que la agricultura urbana y periurbana ayuda a reducir el indicador de pobreza, sí puede decirse que sí es así. Eso sí, si se sabe hacer bien.

Huertas urbanas

Beneficios de la agricultura urbana y periurbana

Si bien estamos acostumbrados a creer que todo lo que se cultiva en el campo es más sano, eso no es del todo así. Los huertos urbanos no tienen nada que envidiarle a la agricultura tradicional.

  • Mayor producción: los huertos urbanos suelen estar diseñados de manera vertical por lo que se puede producir más que con la agricultura tradicional que lo hace en base a metros cuadrados. Para que se tenga una idea del beneficio, se pueden incluso producir 100 veces más alimentos que en los campos.
  • Desarrollo sostenible: la agricultura urbana y periurbana contribuye con el aprovechamiento al máximo de todos los recursos, se ahorra agua y electricidad, así como espacio.
  • Soberanía alimentaria: estas huertas urbanas hacen posible que cada vez más personas accedan a productos orgánicos que producidos de forma tradicional suelen ser muy caros.
  • Cosecha durante todo el año: teniendo la siembra al alcance de sus manos, las personas pueden disfrutar de estos alimentos de forma directa, sin tanta espera.
  • Uso eficiente de la tierra: este modelo de producción es una de las grandes soluciones para alimentar a una población hambrienta que se pone en riesgo con la disminución de tierras cultivables.

América Latina a la vanguardia de la agricultura urbana

Desde que empezó a surgir la agricultura urbana como un modelo de producción y un modo de vida, América Latina ha estado a la cabeza en este tipo de iniciativas, incluso la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO por sus siglas), distinguió a diversas ciudades de esta región, dedicándoles un informe donde las destaca como “Las ciudades más verdes”.

Y bien es sabido que en medio de las dificultades es donde se pone a prueba la capacidad del hombre para mantenerse de pie y sobrevivir. Cuba es prueba de ello, con un bloqueo económico desde más de medio siglo, la capital de ese país, La Habana ha sido catalogada como la reina de las ciudades verdes.

En la capital de la isla más de 90.000 ciudadanos practican la agricultura urbana.

Puesta en práctica hace dos décadas, La Habana hoy puede decir que es pionera en este tipo de cultivos, los huertos urbanos le permiten a esta ciudad producir más de 60.000 toneladas de hortalizas anualmente a las que hay que sumar unas 1.700 toneladas de carne al año.

Agricultura urbana en Cuba

Una vez más se confirma que las ciudades no deberían ser denigradas simplemente al hecho de ser grandes territorios financieros. La infraestructura y la naturaleza pueden converger y sin duda alguna, si en el presente se sigue apostando cada vez más a la agricultura urbana y periurbana, el futuro por un lado estaría garantizado.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: