CARGANDO

Tipo de búsqueda

Contaminación Pueblos y culturas

Cuvette Central del Congo en la mira de la industria petrolera

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

Una vez más una selva es amenazada por la ambición. Las turberas tropicales de África, las más grandes del mundo están a punto de ser destruidas por la búsqueda incesante del oro negro. Cuvette Centrale del Congo, un espacio que por su remota ubicación había permanecido casi inalterado ahora está en la mira de la industria petrolera. ¿Qué repercusiones podría tener esto? Sobre ello nuestro artículo.

cuenca central del congo petróleo

En agosto de 2019, a los directivos de la empresa congoleña, Oil and Petroleum Exploration and Production Africa (Pepa), se le iluminaron los ojos y se les hizo agua la boca tras haber dado a conocer la existencia de un gran pozo petrolero en las turberas de Cuvette Centrale del Congo (Cuenca Central), que podría permitir cuadriplicar la producción nacional de crudo hasta alcanzar los 983.000 barriles diarios.

Para Pepa, para el sector petrolero y hasta para el gobierno resulta una oportunidad de oro para ganar cuantiosas sumas de dinero, llevar la producción de crudo a otro nivel y sortear algunas deudas pendientes, especialmente con China.

El Congo es miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Es el tercer productor de petróleo en África Subsahariana, con 350.000 barriles por día.

Por ello, hasta la Ministra de Medio Ambiente del Congo, Arlette Soudan-Nonault, le ha dado el visto bueno al proyecto Ngoki, liderado por el décimo hombre más rico de la África francófona y presidente de Pepa, Claude Wilfrid “Willy” Etoka. El plan es perforar los reservorios subterráneos de la cuenca del Congo, “lejos de las turberas”, en el borde y afuera de ellas, según indica la compañía.

Tanto Etoka como sus allegados de la industria petrolera nacional se han dedicado a negar que el plan represente riesgos para tal ecosistema.

“En comparación con las operaciones petroleras costeras, que pueden producir rastros de contaminación marina, la exploración petrolera en la Cubeta no presenta riesgos de perturbación ambiental”.

Claude Wilfrid "Willy" Etoka - Presidente de Oil and Petroleum Exploration and Production Africa

Un discurso que también ha sido avalado por el presidente de la República Democrática del Congo, Josep Kabila, quien ha permitido las labores de exploración en la zona y puesto sobre la mesa 3 licencias de explotación en los parques nacionales de Virunga y Salonga, aun y cuando no hay certeza de la existencia de tal cantidad de petróleo y peor aún, ignorando las repercusiones ambientales que las prospecciones petrolíferas generarían, como lo ha hecho con los daños producidos por la explotación forestal.

El parque nacional Virunga es especialmente llamativo por sus sabanas, pantanos, volcanes activos y montañas glaciares. El parque nacional Salonga, es el más grande de África y el segundo más grande del mundo. Ambos fueron declarados como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, en 1979 y 1984 respectivamente.

Esta mezcla de intereses políticos, militares y económicos en detrimento de los recursos vegetales y biológicos, ha sido parte de la historia del país por décadas, y es la muestra más certera de que más allá de permitir el enriquecimiento de los poderosos, puede terminar siendo una maldición para el país y el mundo. Por eso se ha encontrado de frente con las denuncias de grupos ecologistas que no descansan en su lucha por mantener a raya los taladros en este ecosistema único y evitar el florecimiento de una industria que solo ofrece miseria, inestabilidad, conflictos y que desangra los espacios naturales congoleses.

Se avecina un desastre ecológico en Cuvette Central del Congo

La búsqueda y obtención de petróleo es sinónimo, en cualquier parte del mundo, de destrucción de hábitats de cientos de especies animales y vegetales, de tala de bosques que ayudan a regular el clima y de una desproporcionada contaminación de los principales sistemas fluviales, del aire y del suelo. Por supuesto, la cuenca del Congo no sería la excepción.

Las turberas Cuvette Centrale del Congo, fueron descubiertas en el año 2017. Se dijo entonces que esta área de 145.500 kilómetros cuadrados de vegetación es capaz de almacenar no menos de 30.000 millones de toneladas de carbono, por lo que figura como uno de los mayores sumideros de carbono del planeta. Así lo considera un artículo publicado en la revista Nature.

selva tropical del congo

Ahora bien, las perforaciones que se pretenden realizar podrían liberar grandes cantidades de dióxido de carbono almacenado en la selva por años. Estudios de la Universidad de Leeds sugieren que drenar tan solo 6.000 kilómetros cuadrados de estas turberas podría significar la liberación de 1.34 gigatoneladas de carbono, niveles similares a lo que emite anualmente Japón.

tala de árboles
Países más afectados por la deforestación

Para saber más, haz click sobre la imagen

De cumplirse esta hipótesis, se agravarían los pronósticos recientemente publicados en la revista Nature, en los que se advierte que como consecuencia del aumento del calor y la sequía que impactan directamente en el crecimiento de los árboles, la selva del Congo está perdiendo la capacidad de absorber CO2. Según el documento, para el 2030 este bosque tropical retendría 14% menos dióxido de carbono que hace 10 o 15 años y que 5 años más tarde (en el 2035) dejará de hacerlo. Predice, además, que para mediados de siglo, la selva tropical africana podría liberar más dióxido de carbono del que absorbe actualmente, convirtiéndose en un problema más para lucha contra el calentamiento global y los peligros del cambio climático.

Qué son los puntos de inflexión climáticos
¿Qué son los puntos de inflexión climáticos?

Para saber más, haz click sobre la imagen

Por tal motivo, científicos y ambientalistas aseguran que proteger las turberas es esencial si se quiere verdaderamente alcanzar los objetivos planteados en el Acuerdo de París.

“Las grandes cantidades de carbono almacenadas en los bosques de turberas de la cuenca del Congo significan que son de importancia mundial en la lucha contra el cambio climático. Estos son uno de los últimos lugares en la Tierra donde se debe considerar la extracción de más combustibles fósiles. Cualquier inversor responsable debería descartar esto”.

Colin Robertson - Activista de Global Witness

Cuvette Centrale es el segundo bosque tropical más grande del mundo. Es un espacio con rica biodiversidad. Allí habitan, entre tantas otras especies, los últimos gorilas de montaña que aún quedan en el mundo, los bonobos, chimpancés, elefantes africanos que hoy por hoy se encuentran en peligro de extinción e hipopótamos.

Greenpeace agrega que “es el hogar de más de 1.000 especies de pájaros, más de 400 especies de mamíferos y 10.000 especies vegetales, muchas de los cuales no se encuentran en ningún otro lugar de la Tierra.”

Con la afluencia de personas en la zona, la perforación, la construcción de carreteras, la introducción de maquinaria y transporte sin lugar a dudas, empeoraría la situación de todos los animales que allí alberga y se acabaría con la vegetación, pues no solo se harían grandes excavaciones sino que aumentarían las posibilidades de incendio.

Importancia de la biodiversidad
Importancia de la biodiversidad

Para saber más, haz click sobre la imagen

Cuvette Central no es solo un área natural silvestre. Allí hacen vida diversos grupos étnicos, entre ellos uno llamada bantú, que subsiste de la pesca y la agricultura a pequeña escala de yuca y plátano.

Ellos, al igual que otros 150 grupos étnicos, 75 millones de personas que han vivido en la enorme turbera por más de 50.000 años, y que son sus principales guardianes, dependen de la salud del bosque que cubre gran parte del complejo de turberas de la Cuenca del Congo, por lo que la intervención y degradación de la zona podría afectar su desarrollo socioeconómico, sus medios de sustento, su alimentación, salud y cultura.

población vulnerable en El Congo
La entrada de la industria petrolera a Cuvette Centrale puede perjudicar todas las formas de vida que habitan allí

Con la arremetida del sector petrolero en Cuvette Centrale se estaría violando la Declaración de Brazzaville, en la cual la República Democrática del Congo, la República del Congo e Indonesia, reunidos por ONU Medio Ambiente y otros aliados de la Iniciativa Mundial sobre las Turberas, acordaron la protección de este complejo natural.

“Esta turba -la Cuvette Centrale- es un tesoro global que merece atención y esfuerzos globales, para ver los beneficios hoy y en el futuro".

Dianna Kopansky - Coordinadora de la Iniciativa Mundial sobre las Turberas en ONU Medio Ambiente

Hay infinidad de pruebas de que muchos de los daños ocasionados a las reservas naturales son irreparables. Pruebas ante las que los gobiernos no pueden hacerse la vista gorda. Ojalá esta vez, la opinión del pueblo congolés y de los científicos pese más que la de los impulsores de la pobreza, el hambre y el ecocidio.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: