CARGANDO

Tipo de búsqueda

Cambio climático Derechos humanos Pueblos y culturas

El cambio climático profundiza la desigualdad de género

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

Cada 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, un sector de la sociedad que por años ha gestado una lucha por su visibilización y por tener acceso a reivindaciones negadas a lo largo de la historia. Las mujeres son el motor del mundo, pese a que en muchos lugares y sectores se les discrimine. El protagonismo de las féminas destaca incluso cuando se habla de lucha contra el cambio climático, y pese a estar siempre de primeras en esta batalla, al igual que en el sector laboral, también las mujeres son las más afectadas por el cambio climático.

cambio climático y mujeres

Las mujeres sufren más las consecuencias del cambio climático

De acuerdo a expertas en la materia, el cambio climático acentúa la desigualdad de género.

Las mujeres y niñas al tener un menor acceso a las tierras u otros recursos, se han vuelto más vulnerables a los efectos que genera el cambio climático.

Fenómenos ocasionados a raíz del cambio climático como lo son: ciclones, olas de calor, inundaciones producto de lluvias torrenciales, sismos, deshielo, elevación del nivel del mar, siempre tienen un mayor impacto en los sectores de la población más vulnerables, que a su vez tienen menor capacidad de respuesta frente a estas amenazas. Las mujeres están de primeras en esa lista.

Así lo demuestran las estadísticas, donde se habla incluso que el 80% de las personas desplazadas producto del cambio climático a escala global, son mujeres.

Incluso, en países subdesarrollados, las mujeres son las que en su mayoría trabajan en cultivos, o se dedican a labores que dependen en gran medida del clima.

De acuerdo a Oxfam, a pesar de que las mujeres en África Subsahariana representan el 75% de la mano de obra en zonas rurales, poseen apenas el 1% de la tierra, se impone ahí la desigualdad de género y el padecimiento climático.

Si nos vamos a cifras globales, la brecha se amplía un poquito más, y es que el 80% de la mano de obra agrícola a nivel mundial está constituida por mujeres; es decir, entre el 60% y el 80% de la producción de los alimentos depende del esfuerzo que realicen las mujeres.

mujeres como agentes de cambio

Una labor nada reconocida si se tiene en cuenta que apenas el 2% de las tierras a nivel mundial son propiedad de mujeres, además para ellas van destinados menos del 1% de los créditos agrícolas que se conceden.

Las mujeres además son las más afectadas por los productos químicos utilizados en la producción agrícola, a lo que se suma que son más vulnerables cuando se habla de pobreza energética. Por ejemplo, en el año 2016 habían unos 1.100 millones de personas alrededor del mundo sin acceso a la energía eléctrica, de ese total cerca de un 70% eran mujeres y niños.

Y el maleficio no termina ahí, cuando ocurren desastres naturales las mujeres son las que más abultan las cifras de los números de fallecidos, ¿no lo cree así?, en 2004 cuando ocurrió el tsunami en el contienente asiático, de las víctimas mortales, más del 70% eran mujeres.

Mujeres invisibilizadas en la lucha contra el cambio climático

Las mujeres no solo deben llevar a cuesta la carga que genera el hecho de ser las más afectadas por los efectos terribles que genera el cambio climático. Además de luchar contra este fenómeno, deben luchar contra la invisibilización.

Si bien las mujeres tienen menor representación en los órganos desde donde se lucha contra el cambio climático, no significa que ellas hagan poco por frenar este fenómeno, todo lo contrario.

Las mujeres son agentes de cambio, pero su labor no es reconocida

Para nadie es un secreto que las mujeres son protectoras, conocedoras a lo largo de la historia de todo lo que involucre biodiversidad, son matronas, mujeres que siempre están de primeras cuando se habla de no solo formular estrategias para consolidar un mundo mejor, sino también ponerlas en práctica.

Las mujeres desde hace muchísimo tiempo vienen impulsando acciones para mitigar los efectos del cambio climático, suman propuestas esenciales en medio de un planeta que sucumbe ante la crisis ecológica.

Las mujeres señalan que la lucha contra el cambio climático, así como la lucha por el feminismo, son dos caras de la misma moneda, por lo que urge acabar con la desigualdad de género.

Muchas activistas insisten en la necesidad de casar las políticas medioambientales con las políticas de género.

Desde Greenpeace, la responsable de la campaña de cambio climático de esa organización, Tatiana Nuño, destaca si se le da voz a las mujeres en las cuestiones ambientales, esto impactará de forma positiva en la lucha contra el cambio climático.

igualdad por un mundo mejor
Un mundo mejor es posible con la igualdad de género

La lucha por el cambio climático se ha activado desde hace mucho, pero cuando vemos realidades como que las mujeres son las más afectadas por el cambio climático, imposible es dejarlas marginadas una vez más en una nueva lucha. Es necesario que la acción por el clima tenga como eje transversal, la cuestión del género, ser más sensibles con las mujeres.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: