CARGANDO

Tipo de búsqueda

Biodiversidad Naturaleza

Marea roja acaba con las tortugas en México

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on vk
Share on reddit

Unas 292 tortugas han muerto en el estado de Oaxaca. Autoridades del gobierno indicaron que el deceso masivo de estas especies fue el resultado de la ingesta de pequeños peces contaminados por la denominada marea roja.

Tortugas en México mueren por marea roja
“marea roja”, un fenómeno natural que se ha estado expandiendo a nivel global durante las últimas décadas

Un triste episodio ha reavivado la preocupación de grupos ambientales y de la comunidad que habita el litoral mexicano. Desde el 25 de noviembre de 2019 las costas de Oaxaca han visto morir a cientos de quelonios.

¿Cuántas tortugas han muerto?

Un comunicado de la Procuraduría Federal de Protección Ambiental (Profepa) asegura que se localizó “un total global de 292 ejemplares muertos” de tortugas prietas (Chelonia agassizi) y golfinas (Lepidochelys olivácea) en las playas turísticas de Huatulco, al sur de Oaxaca. También en Puerto Escondido y Puerto Ángel.

Tan solo unos 27 ejemplares se rescataron con vida. Estos fueron trasladados al Centro Mexicano de la Tortuga para ser rehabilitados. Allí, pese a la atención recibida, la mitad murió y las otras se encuentran bajo cuidado permanente para ayudarles a recuperar su movilidad y eliminar las toxinas presentes en sus organismos. Una vez tengan mejoría, las tortugas serán liberadas.

¿Cuál ha sido la causa de muerte de las tortugas en México?

Tras haber sido encontradas, las tortugas marinas fueron estudiadas para conocer el motivo real de su fallecimiento. La necropsia practicada a las especies indicó que sus intestinos y estómagos contenían salpas que dañaron dramáticamente las paredes de dichos órganos.

El consumo de esos pequeños peces les provocó una intoxicación tan severa que afectó sus sistemas motrices, impidiéndoles moverse y por tanto salir a la superficie para respirar. Terminaron ahogadas.

Esas salpas acumulaban en su interior toxinas de unas floraciones algales comúnmente conocidas como “marea roja”, un fenómeno natural que se ha estado expandiendo a nivel global durante las últimas décadas.

¿Qué es la marea roja?

La marea roja se produce tras el aumento de la cantidad de microalgas en el agua, pequeños organismos que constituyen la base de la cadena alimentaria, es decir, que son el principal alimento de varias especies marinas.

Este incremento de microalgas, es producto de la combinación de ciertas condiciones ambientales. La proliferación de ellas depende de la transparencia y temperatura del agua, su salinidad, disponibilidad de nutrientes y minerales como el nitrógeno y el fósforo, y la intensidad luminosa.

Estos microorganismos planctónicos poseen pigmentos que pueden ser de color verde, amarillo, café o rojo, y que tienden a modificar la tonalidad del agua dependiendo de la concentración del organismo involucrado y de la profundidad en la que este se distribuye. Sin embargo, la coloración roja es la más frecuente, por ello, se generalizó el término de “marea roja” para referirse a la acumulación de estos organismos en el mar.

Ahora bien, aunque por lo general estas floraciones son beneficiosas para la vida marina, no siempre es así. Algunas son nocivas, como esas que habitan actualmente en las aguas de Oaxaca. ¿Por qué?

En ocasiones están conformadas por microalgas dañinas. Estas reciben el nombre de Floraciones Algales Nocivas (FAN) y pueden ser:

  • FAN tóxicas, las cuales afectan la disponibilidad y/o captación de oxígeno lo que puede ser mortal, en especial para los peces, pues puede ocasionarles el taponamiento o recubrimiento de las branquias.
  • FAN no tóxicas que generan toxinas, sustancias altamente tóxicas que contaminan el agua y por ende a los moluscos, que si bien no sufren alteraciones en su organismo, sí pueden ocasionar enfermedades graves y desencadenar la muerte en quienes se alimenten de ellos: otras especies marinas (como las tortugas de Oaxaca y las aves) y los seres humanos.

Se trate de FAN tóxicas o no tóxicas, es innegable que su presencia genera perturbaciones en los hábitats costeros, y por ende, en el sistema social y económico del área.

Tortugas en México consumen salpas intoxicadas por la marea roja
La marea roja se produce tras el aumento de la cantidad de microalgas en el agua

¿Es la primera vez que sucede una marea roja?

No. Las mareas rojas son muy comunes en la costa del Pacífico, en el Golfo de México y el Caribe, donde se cree que tanto el cambio climático (que hace la temperatura del mar más cálidas) como el vertimiento de aguas residuales promueven el crecimiento de las algas nocivas.

En México, por ejemplo, entre el 2003 y el 2014 se registraron por los menos 118 incidentes relacionados con la marea roja.

En Chile, también ha habido registro de la presencia de toxinas de este tipo. En el 2019 el país declaró una alerta sanitaria y una zona de catástrofe en el borde costero de la Región de Los Lagos por la presencia extraordinaria de microorganismos unicelulares tóxicos. Entre las posibles causas de esta marea roja se mencionaron el vertimiento de miles de toneladas de salmones podridos al mar y las condiciones ambientales propias del cambio climático y el calentamiento global.

También se han instalado en las rías gallegas, en España, donde al parecer, la escasez de viento, la alta temperatura de las aguas y la alteración del régimen de lluvias en los últimos años, ha propiciado la aparición del fenómeno.

¿Cómo puede afectar esto a las personas?

Al igual que en las tortugas, el consumo de alimentos marinos contaminados puede provocar intoxicaciones y envenenamientos en los seres humanos, llegando a ocasionar cuadros neurotóxicos, diarreicos, de parálisis y amnesia que de agravarse pueden causar la muerte. De ahí que es sumamente importante que las autoridades ejerzan las labores sanitarias pertinentes a fin de evitar que moluscos como las almejas, mejillones y ostiones potencialmente contaminados sean recolectados, comercializados e ingeridos.

Control sanitario disminuye riesgos
El control sanitario disminuye los riesgos de intoxicación

El monitoreo y la evolución constante de las zonas costeras puede ayudar a prevenir situaciones tan lamentables como estas.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: