CARGANDO

Tipo de búsqueda

Biodiversidad

En pleno centro de África tratan de salvar de la extinción a los pangolines

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

Si bien su silueta prehistórica es poco perceptible a la vista de cualquiera cuando avanza muy lento a través de los árboles del bosque, sus rastreadores los detectan fácilmente, gracias al susurro de las escamas que acarician las hojas. Anualmente se cazan entre 400.000 y 2,7 millones de pangolines en los bosques de África Central, y es precisamente en esa región donde se busca salvar a los pangolines.

salvar a los pangolines

El pangolín destaca lastimosamente por ser el mamífero más cazado del mundo. Su complexión lo hace muy indefenso frente a los depredadores, apenas cuenta con una larga cola, un camuflaje de escamas marrones y un cuerpo de tamaño pequeño.

Frente a la artillería de los que se dedican al tráfico ilegal, el pangolín es muy poco, por decir nada, lo que puede hacer.

A pesar de que la República Centroafricana es un país devastado por la guerra civil, en esta nación ubicada en África Central se encuentra un santuario de vida animal, específicamente en los bosques del Parque Nacional Dzanga-Sangha, uno de los pocos refugios en el mundo para este mamífero en peligro de extinción.

En este lugar se está llevando adelante un proyecto que pasa por el estudio a profundidad de los pangolines en su entorno natural. A través de esta investigación, única en el continente, se busca comprender a este animal y no solo eso, sino también, protegerlos.

El pangolín es un animal asombroso que ante el peligro se paraliza y se convierte en una bola de escamas, acción que lo hace vulnerable a las capturas. Pese a ello, es difícil de estudiar en cautiverio, señalan los expertos.

Y es que encerrados, estos animales no pueden mantenerse por muchos días, debido a que no se alimentan, el encierro hace que se mueran de estrés, gastritis y otros problemas que aún se desconocen.

La solución que han encontrado en este santuario animal es monitorear día a día algunos especímenes bien identificados, con la ayuda de pigmeos en la región.

los pigmeos cuidan de los pangolines
Una tribu en República Centroafricana ayuda a científicos a preservar a esta especie en peligro de extinción

La etnia que se ha sumado a esta tarea es la de los pigmeos Baaka, cuyos integrantes son profundos conocedores de los bosques, por lo que a ellos se les hace más fácil rastrear a estos animales frágiles y temerosos.

Integrantes de esta tribu dan cuenta de cómo ha ido desapareciendo esta especie. Uno de los mejores rastreadores de los Baaka en la región ha dicho que antes veían muchos pangolines, pero ahora ya casi no hay.

Si bien en la República Centroafricana las cuatro especies de pangolines presentes en esta nación están protegidas, pese a ello, la caza furtiva sigue en escala ascendente.

Y es que en un país donde dos tercios del territorio están en manos de grupos armados rebeldes, la ley es muy difícil de aplicar.

Muchas son las personas que se dedican a la caza de los pangolines para vender sus escamas a distribuidores que las llevan al mercado chino.

Este tipo de negocios representa un verdadero botín, porque sus cazadores ganan cientos de miles de euros con este delito.

Una olla de escamas de pangolín se vende por unos 45 euros.

Anualmente se comercializan ilegalmente en Asia y África miles de pangolines, ventas que siguen en escala ascendente, incluso en las últimas dos décadas se habrían comercializado unos 900.000 pangolines a escala mundial.

Una cruenta realidad que se sigue generando muy a pesar de que en el año 2016, la Convención Internacional sobre el Comercio de Especies Salvajes Amenazadas de Extinción sumó al pangolín a la lista de animales que no se pueden comercializar.

Para que se tenga una dimensión del maltrato al que son expuestos estos mamíferos, entre los años 2017 y 2019 se confiscaron unos 96.000 kilos de escamas de pangolines en Malasia, Singapur y Vietnam.

Desde los grupos que defiende a los animales y que se oponen a los maltratos de todo tipo de especies, instan a los gobiernos o entes encargados a la aplicación de sanciones más severas contra los traficantes de pangolines u otros tipos de animales, así como piden el cierre de los mercados y las plataformas que permiten el comercio en línea de animales salvajes.

pangolines
Pese a tener una coraza muy dura, los pangolines son muy indefensos

Quizás son muy pocos los que a nivel general tienen una imagen clara en sus mentes cuando escuchan hablar de los pangolines, pese a ello, es importante no solo que se conozcan los maldades que realizan algunos en contra de este tímido animal, consumidor de hormigas, sino que además se divulguen acciones que llevan otros en la defensa y protección de los pangolines. El conocimiento de actos positivos hace que cada vez más se sumen actividades similares. El buen ejemplo suele replicarse.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: