CARGANDO

Tipo de búsqueda

Derechos humanos Medio ambiente

Principales conflictos por el agua

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on vk
Share on reddit

Según la ONU, en el mundo existen 300 zonas con conflictos que giran en torno al control de las fuentes de agua. En algunas, el problema es la privatización de este recurso esencial, en otras es por la gravísima contaminación causada por las grandes multinacionales. En ocasiones, terminan en enfrentamientos violentos, y otras veces en luchas entre comunidades y políticos.

Entérate aquí de qué países han protagonizado guerras del agua. Hemos recogido algunos de los casos reseñados por Pacific Institute.

Principales conflictos por el agua

En el año 2000 el suministro de agua en Cochabamba fue privatizado. Desde entonces, las tarifas a pagar por el uso y consumo se incrementaron hasta en 300%. Las quejas del pueblo boliviano, obviamente, no se hicieron esperar. La gente dejó de pagar las tarifas y empezó a recolectar agua de lluvia. A esta también se le puso precio. Finalmente, el conflicto por el agua desató tal movilización social que se logró revocar el contrato de privatización. La guerra del agua en Bolivia acabó cuando la sociedad logró que la constitución del país definiera los recursos hídricos bolivianos como recursos estratégicos con función social, cultural y ambiental. Desde ese momento, se estableció que “no podrán ser objeto de apropiaciones privadas.

guerra del agua en Bolivia
Guerras del Agua: Caso Bolivia

Para saber más sobre este caso, haz click sobre la imagen

Durante la dictadura de Pinochet el agua fue considerada como un bien privado, y a partir de ahí, el derecho a su uso y aprovechamiento recae sobre su titular, su dueño. Fue así como quedó en manos de empresas privadas, que han llegado a controlar hasta el 95,7% del agua. Esto, en lugar de hacer más eficiente la prestación del servicio de agua potable, ha significado la mercantilización del mismo, lo que significa que si alguien no tiene capacidad de pago, queda fuera del suministro.

Aun en el país, el agua es propiedad privada y esto en pleno contexto de cambio climático lo que ha hecho es exacerbar la megasequía. Por estos días, Chile figura entre los 18 países con mayor riesgo hídrico en el mundo.

Sequía en Chile
Sequías en Chile

Para saber más sobre este caso, haz click sobre la imagen

Pero Chile y Bolivia, juntas, llevan a cuestas el peso de un gran enfrentamiento por la gestión de las aguas del Silala. En 1908 Bolivia acusó a Chile de haber usado canales artificiales para desviar el agua, argumento que años más tarde, el expresidente Evo Morales expuso ante La Haya. Por su parte, Chile niega el aprovechamiento ilegal de estas aguas y defiende que el Silala es un río internacional transfronterizo.

Adicionalmente, Bolivia le ha exigido a Chile negociar su salida al mar.

Los cuatro se disputan la tercera mayor reserva mundial de agua dulce, el acuífero Guaraní.

Estas naciones se disputaron el control del agua entre 1964 y 1967. En adelante, Israel declaró que las fuentes de abastecimiento de agua del río Jordán y los acuíferos de Gaza y Cisjordania le pertenecen. Con ello ha obligado a Palestina a solicitar permiso para su uso o para el desarrollo de cualquier infraestructura hídrica.

La escasez de agua ha sido un gran problema en este país. La sequía como producto del cambio climático ha afectado en los últimos años la disponibilidad del recurso hídrico, y esta se agravó en pleno escenario de guerra, a principios del 2011, cuando se bombardearon plantas de tratamiento y fuentes de agua.

Esto dejó a miles de personas sin acceso al líquido vital y alrededor del 80% de los recursos hídricos contaminados. Este fue el resultado de haber utilizado el agua como un arma estratégica en la consolidación del poder, lo que la ONU ha catalogado como un crimen de guerra.

Los ríos Tigris y Éufrates que desembocan en el Golfo Pérsico han sido objeto de conflicto desde la década de 1960 cuando comenzaron las construcciones de grandes presas para regular el reparto del agua para el riego y la producción de electricidad. Turquía considera que estos son ríos transfronterizos que fluyen desde su territorio y por tanto tiene el derecho de controlar la cantidad de agua que entra a sus vecinos.

La rivalidad de estos países ha llegado a tocar los recursos hídricos de la región de Cachemira. La tensión y la disputa ha sido permanente desde hace más de 60 años; sin embargo, por los momentos existe un acuerdo sobre el reparto de su agua asentado en el Tratado del Agua del Indo de 1960. Acuerdo que según refiere Pakistán ha sido violado por India al colocar presas en diversos ríos que fluyen desde Cachemira y que esto, sumado al deshielo de los glaciares del Himalaya, le lleva a sufrir severas restricciones de agua.

Países con escasez de agua
Asia y África son los continentes más afectados por la escasez de agua, pero Latinoamérica y Europa no escapan de ella

El agua es un recurso cada vez más escaso en este continente.

La población africana crece, los ríos son víctimas de la evaporación causada por el cambio climático, los desiertos se expanden y las reservas de agua se reducen. Un contexto agravado por la privatización, el desvío de los cursos de agua, la contaminación y los conflictos bélicos. Todo esto amenaza sin piedad el abastecimiento de tan preciado elemento y, por supuesto, genera roces por el reparto de los pocos recursos hídricos existentes.

  • En Nigeria, la sequía ha sido el combustible perfecto para incendiar la guerra por el agua. La ONG internacional Crisis Group ha reportado que en el 2018 murieron 1.949 personas a causa de la disputa por los recursos hídricos y la posesión de territorios fértiles. La cifra supera en seis veces el número de muertes relacionadas con las acciones terroristas de Boko Haram.
  • Namibia, hace más de una década procedió con el desvío del 2% del caudal del río Okavongo para abastecerse de agua, y eso le ha provocado un conflicto permanente con Botsuana.
  • El río Zambeze atraviesa Zambia, la República Democrática del Congo, Malaui, Zimbabue, Angola y Mozambique, y todos compiten entre sí por sus aguas.
  • El Nilo ha sido también el centro de la discordia entre todos los países que comparten sus aguas: Uganda, Tanzania, Etiopía, Ruanda, Sudán del Sur, Eritrea, República Democrática del Congo, Burundi, Kenia, Sudán, y Egipto.
  • Adicionalmente, varias compañías de gestión del agua están en manos de intereses privados que dejan de bombear agua a quienes no cancelen la tarifa asignada por el servicio. Cuando existe la necesidad de usar o consumir agua, quienes no tienen suficientes recursos económicos para hacer frente a los pagos, terminan recurriendo a pozos, por lo general, lejanos o al agua contaminada cercana. Esto pasa en Egipto, Etiopía y Sudáfrica.

Y es que África también tiene grandes carencias en cuanto al saneamiento, depuración y potabilización del agua.

Allí también hay tensiones y conflictos por el agua. Nadie se salva de la falta de este recurso ni de los problemas que ocasiona su desigual distribución.

Murcia, Alicante y Almería, comunidades autónomas de España, reclaman el agua del Tajo, un río caudaloso que sufre los estragos de la sequía y los trasvases que se hicieron en el 2001. La disputa, en este caso, ha cobrado fuerza ante el aumento de la cantidad de hectáreas dedicadas a cultivos de regadíos, que llegan a consumir hasta 85% del agua mientras algunas zonas quedan a secas.

Mientras tanto en América, la lucha más sonada es por el río Colorado, que comparten Estados Unidos y México.

Los conflictos por el agua prometen empeorar

El agua es un elemento vital, no tiene sustituto, nada puede reemplazarlo. Por eso es tan codiciado.

Su uso y consumo puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte de un centenar de personas alrededor del mundo. Puede significar abundancia o desolación.

Guerras del agua - Kennedy

Los conflictos por el agua no son más que guerras de los fuertes contra los débiles, y en un futuro tal vez no muy lejano, pueden tener consecuencias aún peores que las de las crisis financieras y el agotamiento del petróleo.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: