CARGANDO

Tipo de búsqueda

Contaminación Desarrollo sostenible Energías renovables

España paraliza operaciones en siete centrales térmicas de carbón

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

España se está convirtiendo en estos días en el principal país europeo que transita el camino de las energías verdes. Su desprendimiento por el mineral más contaminante del planeta lo ha llevado a cerrar la mitad de sus centrales térmicas de carbón.

cierre centrales térmicas de carbón
Este 30 de junio cerraron siete centrales térmicas de carbón en el país ibérico

Este 30 de junio siete centrales térmicas de carbón dejaron de operar en España, se trata de la mitad de este tipo de compañías que operan en el país ibérico.

El cierre obedece a que estas compañías no lograron ajustarse a los patrones de emisiones industriales pautadas por Bruselas.

Las centrales que se ubican en su mayoría en el noroeste de España pertenecían a los grupos:

  • 1. Compostilla II (en León) | Propiedad: Endesa
  • 2. Andorra (en Teruel) | Propiedad: Endesa
  • 3. Velilla (Palencia) | Propiedad: Iberdrola
  • 4. Narcea (Asturias) | Propiedad: Naturgy
  • 5. La Robla (León) | Propiedad: Naturgy
  • 6. Meirama (A Coruña) | Propiedad: Naturgy
  • 7. Puente Nuevo (Córdoba) | Propiedad: Viesgo

Para nadie es un secreto que el carbón es la fuente de energía que más contamina a escala mundial, generando alrededor de una tonelada de CO2 por cada megavatio hora generado.

Por ello, la Unión Europea, en su apuesta de bajar el nivel de contaminación en el continente y cumplir con los objetivos del pacto de París impuso un plan a sus Estados miembros, para reducir las emisiones permitidas, incluso obligaron a la empresas a pagar por las emisiones de dióxido de carbono que generaban.

A las centrales térmicas de españolas ya las cuentas no les dan para mantenerse en funcionamiento, y ante la imposibilidad de cumplir con las reglas de juego, han tenido que frenar operaciones.

Es así como estas siete centrales, que juntas generaban una potencia instalada de casi 6.000 megavatios han dejado de quemar carbón el último día del sexto mes del año, ya para julio de 2021 se sumarán a estas plantas, As Pontes y Litoral de Endesa.

Este hecho sin dudas deja un sabor agridulce en el país ibérico, pues si bien es un paso importante en pro del planeta existe una realidad social, y es que a pesar de que el gobierno, las empresas y los sindicatos han prometido sumar los mejores esfuerzos posibles para garantizar la mayor cantidad de empleos, lo cierto es que existen personas que se quedarán sin su fuente de ingresos principal. En medio de un escenario de pandemia global que golpea fuerte los bolsillos de todos, pero que causa mayores estragos en una clase trabajadora que depende de un sueldo para sobrevivir.

Y es que hay que tener en cuenta, que si bien los terrenos de estas centrales térmicas de carbón serán utilizados en el futuro para el desarrollo de otros proyectos, deberán pasar entre tres y cinco años para que se consume el desmantelamiento total de estas plantas.

centrales térmicas en España
La generación de electricidad a través del carbón apenas alcanza el 3 %

España le dice adiós al carbón

La decisión de decirle adiós al carbón no es una cuestión nueva en España, el desprendimiento del mineral negro ya era una cosa que estaba más que segura, y es que si bien para el año 2015 el 20% de la electricidad que consumían los españoles procedía del carbón, para este 2020 ese porcentaje no llega ni siquiera al 3%.

La cuestión medular es que la generación de electricidad mediante el carbón es mucho más costosa que los otros métodos y lo peor de todo, altamente contaminante, por ello, en un mundo donde se quiere apostar por las energías renovables, el carbón se transforma en industria indeseada por toda la huella que deja a su paso, ya sea a nivel financiero y ambiental.

Le Ley y las fotovoltaicas en España
Claves para combatir la pobreza energética en España

Para saber más, haz click sobre la imagen

La huella indeseada del carbón

La necesidad de decirle adiós al carbón va mucho más allá de beneficios financieros, cuando se pone atención a la huella que deja el carbón en el planeta, la urgencia por desprenderse de este mineral se hace cada vez más urgente.

Para quienes no lo saben, el carbón es el combustible fósil que emite más gases de efecto invernadero, pero la cuestión no termina allí, el carbón al quemarse libera innumerables elementos contaminantes.

Pero si las afectaciones las trasladamos hacia las personas directamente, un estudio del Instituto Internacional de Derecho y Medioambiente (IIDMA), Un oscuro panorama, la contaminación que generaron las 15 centrales térmicas de carbón que operaban en España para el año 2014 causaron los siguientes daños:

  • 459 hospitalizaciones por enfermedades cardiovasculares y respiratorias.
  • 709 muertes prematuras.
  • 387 casos de bronquitis crónica en adultos.
  • Más de 10.500 nuevos episodios de asma en niños en 2014.
España transita a energías renovables

El 30 de junio de 2020 será recordado como el día que España comenzó a transitar el camino de las energías renovables, una vez le dijo adiós al mineral negro, con el cierre de las centrales térmicas de carbón.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: