CARGANDO

Tipo de búsqueda

Contaminación Medio ambiente Salud

El cáncer de piel y la capa de ozono

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

El incremento de la radiación solar que penetra la capa de ozono no solo impacta en el clima cambiante y en los ciclos naturales de la Tierra, también puede tener repercusiones en nuestra salud. Algunos estudios aseveran que el agotamiento de ese ozono que hace posible la vida en la Tierra puede ser la causa de algunas enfermedades, entre ellas diversas afecciones oculares como las cataratas, y el cáncer de piel. Sobre la última va nuestro artículo.

cáncer de piel y capa de ozono

La capa de ozono es ese escudo natural protector que no vemos pero que aun así nos cuida. ¿De qué? De las radiaciones ultravioletas dañinas del sol, las UVB.

Pero, ese escudo natural ha sufrido un grave deterioro gracias a la contaminación del hombre, especialmente la relacionada con el uso de productos que contienen clorofluorocarbonos (CFC). Gracias a ello, algunas regiones del mundo están desde 1987 bajo un agujero que les hace estar más expuestas a los rayos solares. Tal es el caso de Nueva Zelanda, Alemania y en América del Sur, La Patagonia, por ejemplo.

Esa mayor entrada de las radiaciones ultravioletas provenientes del sol es un factor de riesgo ambiental para la salud de quienes viven en dichas zonas. Estas pueden afectar la melanina, provocando graves mutaciones en el ADN de las células epidérmicas, que terminan cambiando la textura de la piel, haciendo que se envejezca de manera prematura y aumentando los riesgos del desarrollo de un cáncer fácilmente prevenible.

Voces expertas en el área de la salud dicen que por la sobreexposición a los rayos UVB pueden darse varios tipos de cáncer de piel:

  • Carcinomas basocelulares, un cáncer cuya malignidad es local y se presenta comúnmente en personas de piel blanca con ojos y cabello claros.
  • Carcinomas espinocelulares, que se presentan como placas rojas escamosas en la piel, sobre todo en zonas mayormente descubiertas afectadas por el sol (cara, cuello, manos y brazos) y que pueden hacer metástasis.
  • Melanoma, el cáncer de piel más peligroso, que se manifiesta muchas veces a partir de lunares que pueden aparecer en cualquier área del cuerpo. En las personas de piel oscura suelen presentarse en las palmas de las manos o en las plantas de los pies.

Algunos antecedentes de la relación capa de ozono - cáncer de piel

En 1989, el ministro de Medio Ambiente de Nueva Zelanda, Geoffrey Palmer, denunciaba que la disminución del espesor de la capa de ozono, que actúa como un filtro solar, era responsable del incremento alarmante de los casos de cáncer de piel. A partir de ahí, las investigaciones sobre esta posible relación han aumentado, en especial en los últimos años pues el cáncer se ha posicionado como la principal causa de muerte en el país. Para el 2017, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), 2,02% (530) de todas las muertes registradas en Nueva Zelanda fueron a consecuencia del cáncer de piel.

Por su parte, datos del Índice Internacional de Cáncer de Piel, desarrollado por la plataforma derma.plus en el 2018, revelaron que Nueva Zelanda y Australia son los países con mayor número de nuevos casos de cáncer de piel por melanomas. Esa conclusión se obtuvo luego de evaluar la susceptibilidad a la enfermedad en 62 países con prevalencia de esta patología y tomando en cuenta el factor UV y el tono de piel promedio de la población.

Según un artículo publicado en el sitio web del Science Learning Hub – Pokapū Akoranga Pūtaiao“la incidencia de melanoma en Nueva Zelanda y Australia es aproximadamente cuatro veces mayor que en Canadá, los Estados Unidos y el Reino Unido”. Afirma que esto se debe a que en Nueva Zelanda, por ejemplo, los niveles de los rayos UV son hasta 40% más elevados en el verano que en el hemisferio norte.

cáncer de piel por el sol
En Nueva Zelanda se registran aproximadamente 82.000 nuevos casos de cáncer de piel por año

Y en el lado sudamericano también se ha dicho que la disminución del espesor de la capa de capa de ozono no protege de forma adecuada a las personas y eleva en ellas el riesgo de padecer esta enfermedad. En el año 2004, médicos de Guayaquil, Ecuador, alertaron que los rayos solares estaban causando lesiones cancerígenas en la piel hasta en personas jóvenes, de 16 años de edad, algo que normalmente se detectaba en personas de entre 30 y 50 años. Los especialistas en dermatología aseguraron que esto se debía a la incidencia más intensa de la radiación ultravioleta y a la poca o nula costumbre de usar protector solar.

Según el Registro Nacional de Tumores de Solca, entre 1997 y 2000 en Guayaquil se habían registrado en promedio alrededor de 97 nuevos casos en la población masculina y 89 en la femenina. Y para el 2003, el hospital oncológico detectó 123 nuevos casos. Esto inmediatamente hizo que el cáncer de piel se ubicara en el puesto número 6 como la patología más frecuente en la ciudad.

Que no panda el cúnico

El debilitamiento de la capa de ozono por sí mismo no es el causante de lesiones en la piel, pero la exposición al sol y el no tomar las medidas preventivas necesarias, sí que lo son. Así que, sobreexponerse a la luz ultravioleta del sol de forma intermitente e intensa y sin usar protección solar aumenta los riesgos de ser víctimas de las radiaciones ultravioletas solares.

Por eso te recordamos que un sencillo cambio de hábitos ayuda a prevenir el cáncer de piel: protégete del sol y acorta los tiempos de exposición.  

Esta rutina es especialmente importante. Hay que asumirla desde la infancia. Usa gafas, sombreros y no olvides nunca el protector solar. Los dermatólogos recomiendan usar los de factor de protección 30 durante todo el año, y cuando llegue el verano, usar los de 50. Si se va a la playa, aplicarlo con mayor frecuencia.

No pases tanto tiempo bajo el sol. No te expongas a él entre las 11am y las 3pm.

Las quemaduras de sol o insolaciones repetidas que se tienen desde la infancia se van registrando de tal manera en la piel que hacen que esta se degenere con el paso del tiempo y puedan derivar más tarde, al cabo de 30 o 40 años después, en lesiones cancerosas.

Y por supuesto, cuida la capa de ozono.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: