CARGANDO

Tipo de búsqueda

Biodiversidad Naturaleza

Resolución gubernamental amenaza a los tiburones en Colombia

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

Cuando el mundo entero discute medidas a favor de la protección de la biodiversidad, Colombia aprueba una resolución que da luz verde a la pesca de tiburones y comercio de sus aletas.

Tiburones amenazados en Colombia

Los tiburones, depredadores vulnerables

En el mundo hay alrededor de 400 especies de tiburones y al menos 140 de ellas habitan las aguas de Colombia. Lamentablemente 5 están amenazadas de extinción y no solo por los efectos del cambio climático, sino también por la sobrepesca y medidas que lejos de protegerles, parecen ponerlas en bandeja de plata a la industria pesquera.

El Ministerio de Agricultura de Colombia dio a conocer la resolución 350 del 2019 que establece las cuotas de pesca artesanal e incidental para el próximo 2020. Según reza el documento, se permite la pesca de:

  • Hasta 125 toneladas de tiburón que incluyen 5,2 toneladas de aletas de la especie Carcharhinus falciformis en el mar Caribe.
  • 350 toneladas en el océano Pacífico. 6,3 toneladas de la especie Alopias pelagicus, 1,5 de Alopias superciliosus y 2,6 de Sphyrna corona o tiburón martillo.
  • 4000 toneladas de atún, 80 de langosta, 1329 de jaiba caribe continental y 2650 de peces óseos.

Si bien desde los Ministerios de Agricultura y de Ambiente se asegura que la protección de los tiburones en Colombia es parte de la política nacional, y en esa línea ha dispuesto las cuotas indicadas, para muchos la realidad es otra.

Resolución en debate

Año tras año se emite una resolución de este tipo en el país; sin embargo, es la primera vez que los grupos ambientalistas alzan su voz con más fuerza para manifestar su firme rechazo.

Resolución amplía cuota de pesca de tiburones en Colombia
Los tiburones son unos de los depredadores más antiguos del planeta

Desde hace más de 20 años, el gobierno colombiano ha publicado documentos similares en los que determina las cantidades de pesca y/o extracción de especies marinas en el país, por lo que considera que en la actualidad el rechazo es producto de la desinformación.

Desde el Ministerio de Ambiente, se ha dicho que la resolución lo que busca “es ejercer un control sobre la comercialización y desalentar la pesca ilegal y el aleteo (práctica en la que cortan las aletas y se arroja el cuerpo del tiburón al mar nuevamente), no generar confusión” y que está pensada para garantizar “una biomasa remanente en el mar que permita la sostenibilidad de la especie”.

Según aparece en el papel, las cuotas de pesca se establecen tomando en cuenta la población de cada una de las especies y el número de personas que dependen de ellas para no afectar la seguridad alimentaria de estas. Sin embargo, para Felipe Ladino, ecólogo de la Fundación Malpelo, la medida aprobada es preocupante puesto que en el país el consumo de aletas de tiburón es realmente bajo. Explica que para obtener 2,1 toneladas de Sphyrna corona, por ejemplo, habría que matar al menos a 110.000 tiburones, lo que repercutiría en la salud de los ecosistemas marinos.

Landino, miembros de la Fundación MarViva y otros grupos ambientalistas coinciden en que con esta resolución se incentiva la captura y matanza de tiburones que están incluidos en el Libro Rojo de peces marinos de Colombia, en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación y la Naturales (UICN) y en el Apéndice II de la Convención sobre el comercio internacional de especies amenazadas de fauna y flora silvestres (CITES).

De ahí que reunidos en un mismo sentir, los ambientalistas consideran que las cuotas permitidas son exageradas y exigen que se retire la resolución. Han recogido millones de firmas que han sido asentadas en la plataforma ‘change.org’ con el objetivo de que el Ministerio de Agricultura eche atrás lo que creen es “inadmisible”.

Un oscuro negocio

Aunque el consumo de las aletas de tiburón es bajo en Colombia, paree que hay un mercado para el cual es jugosamente apetitoso: el asiático.

Resolución amenaza a los tiburones amenazados en Colombia
En el océano Pacífico la pesca de tiburones y y comercilización de sus aletas es mayor

En 2017 se prohibió la exportación de las aletas de tiburones, sin embargo, hay indicios de que se pueden estar enviando ilegalmente hacia Ecuador y Panamá hasta llegar a Asia.

Según la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap), las aletas de tiburones capturados de forma incidental por los aproximadamente 65 mil pescadores artesanales que hay en Colombia son consumidas por el mercado interno; pero no descartó su comercialización en el continente asiático, donde un kilo puede llegar a tener un costo de entre 25  y 300 dólares.

Y es que en Asia las aletas de tiburón son atractivas pues se les conceden atributos afrodisíacos y se les usa como demostración de estatus social, de poder y lujo.

Aunque en Colombia está prohibida la pesca industrial y se dicten este tipo de resoluciones año tras año, el control y vigilancia de la actividad sigue siendo una tarea pendiente. La protección de la fauna y flora debe anteponerse a cualquier transacción económica, sobretodo si se trata de las derivadas del comercio ilegal.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: