CARGANDO

Tipo de búsqueda

Cambio climático Medio ambiente

Microalgas: La mejor forma de capturar CO2

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on vk
Share on reddit

Muchas son las alternativas que han surgido para mitigar los efectos del cambio climático. Te contamos todo acerca del uso de microorganismos unicelulares capaces de contribuir a la descontaminación atmosférica: las microalgas.

cultivo de microalgas
Fotobioreactor para el cultivo de microalgas

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año mueren alrededor de 7 millones de personas por enfermedades cardiovasculares y respiratorias adquiridas como consecuencia de la contaminación atmosférica que, sin lugar a dudas, avanza sin freno debido a la actividad industrial.

En los últimos años, la emisión de gases de efecto invernadero, especialmente del dióxido de carbono, ha aumentado a niveles alarmantes. Desde la Revolución Industrial, se han emitido más de 375 millones de toneladas de este gas, principalmente, por la quema de combustibles fósiles como el petróleo, la gasolina y el etanol. Una parte, es absorbida por los océanos [25% según el Panel de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC)] y la biósfera terrestre; pero, la mayoría aún está presente en la atmósfera.

El CO2 se ha convertido en la principal causa del calentamiento global, cuyo impacto se puede reducir, no solo frenando y controlando las manifestaciones actuales, sino, además, retirando de la atmósfera un billón de toneladas de CO2 correspondientes a casi 200 años de emisiones. Así lo ha asegurado el Informe Especial sobre el Calentamiento Global de 1,5 °C del IPCC. Afortunadamente, hay equipos trabajando en esto y ya se han descubierto formas de reducir la cantidad de CO2. Las microalgas, están en este grupo.

¿Qué son las microalgas?

El fitoplancton se compone de seres vivos casi imperceptibles a la vista, que pueden ser pluricelulares o unicelulares. A este último grupo pertenecen las microalgas, pequeños organismos que existen desde hace uno 3500 millones de años. y que viven y se adaptan con facilidad en todos los hábitats, especialmente, en los acuáticos.

Microalgas y cambio climático
Son los principales productores de materia orgánica

Las microalgas resultan imprescindibles en el mantenimiento de la vida en la Tierra. Son claves en el equilibrio planetario. Son los principales productores de materia orgánica, a partir de la inorgánica en el mar. Por ello, se les considera el primer eslabón de la cadena trófica, la base de la cadena alimentaria.

Estos diminutos organismos verdes son los encargados de proporcionarnos entre el 50% y 80% del oxígeno que respiramos, según la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

¡Pero ahí no terminan sus beneficios!

Cualidades de las microalgas

  • No ocupan terrenos agrícolas fértiles, los cuales son o pueden ser utilizados para la producción de alimentos.
  • Multiplican por 10 el rendimiento de los cultivos terrestres convencionales.
  • Crecen en aguas dulces, salobres o residuales. No requieren de total exposición a la luz solar ni de pesticidas para crecer.
  • Pueden reproducirse con facilidad.
  • Son un recurso renovable e inagotable que no genera residuos tóxicos ni peligrosos.
  • Tienen la capacidad de realizar fotosíntesis; de utilizar la energía solar para producir biomasa en un tiempo relativamente corto.
  • Se pueden utilizar con fines energéticos. Para la obtención de biodiesel; y, de otros combustibles como el bioetanol, biohidrógeno, biometano e incluso, para generar calor y electricidad.
  • Pueden emplearse para el tratamiento de aguas residuales.
  • Son el principal atractivo para la industria cosmética y farmacéutica. Por su composición rica en proteínas, carbohidratos y lípidos que les proporcionan propiedades alimentarias, antioxidantes, hidratantes y regeneradoras.

Una alternativa para mitigar el cambio climático

Por su gran eficacia fotosintética durante su crecimiento, las microalgas pueden ayudar a disminuir el nivel de dióxido de carbono presente en la atmósfera. Actúan como sumidero natural. Pueden capturar 10 veces más CO2 que las plantas convencionales, y el resultado de este proceso es la liberación de oxígeno. Las cianobacterias y las diatomeas marinas, distribuidas en los océanos, son especialistas en esto.

Las microalgas absorben CO2
Las microalgas pueden ayudar a disminuir el nivel de dióxido de carbono

Por eso, se les considera una excelente opción para absorber el CO2 proveniente de fuentes industriales, principalmente.

Iniciativas que emplean microalgas

En la actualidad, son muchos los métodos industriales que se han desarrollado para producir microalgas y aprovechar su potencial en la reducción de las emisiones de CO2.

En Ecuador:

Queenny López y Gabriela Samaniego, especialistas en Biociencias Aplicadas, han fabricado un biofiltro con microalgas que aseguran es 100 veces más eficiente que los árboles, para absorber CO2 y transformarlo en oxígeno.

Este filtro biológico conocido como “anuka”, que en lengua kichwa quiere decir “alga”, es una torre cilíndrica que absorbe el dióxido de carbono, retiene el material particulado, óxidos de nitrógeno y azufre, lo disuelve y permite la salida del oxígeno.

La idea de estas ecuatorianas es, colocar estos biofiltros en la ciudad, en los lugares con mayor tránsito vehicular; y, posteriormente, en zonas en las que no haya árboles o no sea posible plantarlos.

Las microalgas
Son muchos los métodos industriales que se han desarrollado para producir microalgas

Europa

ALGADISK es un proyecto capaz de generar productos y biomasa a partir de algas y al mismo tiempo reducir las emisiones de dióxido de carbono. Se basa en, tecnología de biopelículas en un reactor de disco rotatorio que permite cultivar algas en diversas superficies biocompatibles y capturar el CO2 en las fases gaseosas y líquidas. Su principal obstáculo ha sido la falta de reactores eficientes y universales, seguido de la demanda de unidades de producción de algas rentables.

Por su parte, en el País Vasco, específicamente en Gipuzkoa, la empresa Ceit-IK4 también trabaja en el empleo de las microalgas; no solo para capturar CO2, sino también, para depurar aguas residuales con el fin de reutilizarlas.

Ciertamente, estos proyectos no son los únicos en marcha, ni mucho menos los pioneros, pero sí están dentro del grupo de los que en el camino deben sortear las limitaciones de una productividad inadecuada de microalgas, excesivos costes, elevada demanda de agua en la fase de producción, y la exigencia de ciertos conocimientos académicos de quienes participen en el proceso.

Son muchas las dificultades, pero, también es mucho lo que queda por investigar y por proponer a favor del equilibrio ambiental que tanto necesitamos.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: